Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/2013 12:00:00 AM

Premio Nobel de Paz pide que Navas no sea embajador

Adolfo Pérez Esquivel le envió una carta al canciller argentino.

Por considerar que el general y excomandante de las Fuerzas Militares Alejando Navas Ramos está “acusado de graves violaciones de los derechos humanos en Colombia”, el premio Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel solicitó al gobierno argentino que se “rechace” al oficial como embajador en ese país.

En una carta enviada este 12 de noviembre de Esquivel al canciller argentino Héctor Timerman y conocida por Semana.com, se le informa que Navas fue propuesto por el gobierno de Colombia como embajador en su país aun cuando tiene graves acusaciones en su contra durante el tiempo que se desempeñó como miembro de la Fuerza Pública.

“El General Navas Ramos quien está acusado de graves violaciones de los derechos humanos en Colombia por familiares de las víctimas de La Horqueta en el año 1997, avalando la desaparición de personas y justificando a su jefe militar en esa oportunidad”, señala el premio Nobel.

Esquivel, quien en la actualidad es presidente de la Fundación Servicio Paz y Justicia, le recordó al gobierno argentino que ese país ha adelantado una lucha por la defensa de los derechos humanos y que no es posible que se dé el aval para que un militar colombiano cuestionado por su proceder, vaya a desempeñar un cargo diplomático en ese país.

“El gobierno argentino asumió la defensa de los derechos humanos como política nacional, impulsando la nulidad de las leyes de impunidad por los crímenes de lesa humanidad, cometidos durante la dictadura militar y consideramos que no es posible que avalen a un militar que violó los derechos humanos del pueblo colombiano”.

Hace unos días los familiares de los desaparecidos del Palacio de Justicia también le escribieron, pero en esa ocasión a la presidenta de Argentina Cristina Fernández para que se rechazara la postulación de Navas como embajador en su país.
 
La masacre de La Horqueta


En la columna de opinión de Juan Diego Restrepo publicada por Semana.com en mayo pasado el periodista dio a conocer que el Tribunal Superior de Medellín ordenó investigar al entonces comandante de las Fuerzas Armadas por la masacre de La Horqueta, donde fueron asesinadas 14 personas.

En ese entonces Restrepo dijo que hace unas semanas tuvo la oportunidad de escuchar a varias mujeres que perdieron a sus familiares en la masacre, perpetrada el 21 de noviembre de 1997 por un comando armado compuesto por integrantes del Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y miembros de las fuerzas especiales del Ejército.

Estas mujeres le reclamaron a la justicia que investigara al general Alejandro Navas Ramos, entonces comandante de las Fuerzas Militares, pues siendo teniente coronel estuvo al mando del batallón Miguel Antonio Caro, guarnición clave en la comisión del múltiple crimen perpetrado contra civiles inermes en esa región cundinamarquesa.

“Yo quiero que se investigue al general Navas, porque él era el comandante del Ejército de La Mesa”, pidió la esposa de uno de los campesinos asesinados en La Horqueta durante una audiencia realizada en Medellín en el proceso de juzgamiento de exparamilitares del Bloque Elmer Cárdenas. “A nosotros nadie nos ha dicho la verdad y no habíamos hablado antes porque teníamos mucho miedo”. Otra de las víctimas fue clara en su petición: “Lo único que quiero es que se haga justicia, que aclaren lo del Ejército”.

Estas valerosas mujeres presentaron sus solicitudes luego de escuchar en una audiencia pública a Efraín Homero Hernández Padilla, un exintegrante del Bloque Elmer Cárdenas, quien hizo parte del grupo armado que cometió el múltiple crimen en una zona históricamente dominada por la guerrilla de las FARC y muy distante de las áreas de control de esa facción de las AUC.

En esa audiencia, realizada el pasado 6 de mayo en Medellín, Hernández Padilla explicó que la noche anterior a la masacre, el comando armado que llegó del Urabá antioqueño a La Mesa fue recibido, uniformado y armado en el batallón Miguel Antonio Caro: “Nos formaron en la plaza de ese batallón. Nos dieron uniformes, algunos de ellos nuevos. Y al rato, ingresó un carrotanque de Proleche con las armas encaletadas. Volvimos a formar, esta vez con 10 comandos del Ejército, de las Fuerzas Especiales. Esperamos allí como media hora”. Lo que vino después fue una tragedia: en un operativo contra supuestos auxiliadores de la guerrilla de las FARC, asesinaron a 14 personas.

¿Por qué los familiares de estas víctimas le exigen respuestas del general Alejandro Navas Ramos, Comandante de las Fuerzas Armadas en relación con esta masacre? Porque siendo teniente coronel, tomó mando del batallón Miguel Antonio Caro en mayo de 1997, seis meses antes del múltiple crimen y llegó a esa guarnición militar proveniente del Urabá antioqueño, donde comandó entre los años 1995 y 1997 el batallón Voltígeros, adscrito a la Brigada XVII con sede en Carepa, bajo las órdenes del general Rito Alejo del Río.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.