Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/2016 4:58:00 PM

“No hay que ser gay para defender sus derechos”

El ex presidente de la Corte Constitucional, Alfredo Beltrán, sostiene que Viviane Morales utiliza el argumento de proteger a los niños para atentar contra la igualdad.

El Congreso debate la tarde del lunes una de las propuestas que más discusión ha generado en tiempos recientes. La senadora Vivianne Morales, apoyada por 2.300.000 firmas, quiere llevar a referendo el tema de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

El ex presidente de la Corte Constitucional, Alfredo Beltrán Sierra, junto a otros ex magistrados y al ex ministro de justicia, Juan Carlos Esguerra, presentaron a la Comisión Primera del Senado una carta en la que expresaban su preocupación y sus reparos frente a esa iniciativa.

El proyecto fue aprobado por una amplia mayoría en esa comisión y ahora está siendo debatido en la plenaria del Senado. Semana.com hablo con el ex magistrado.

Semana.com: ¿Jurídicamente, en qué consiste el proyecto de la senadora Viviane Morales?

Alfredo Beltrán: El proyecto tiene el objetivo de reformar la Constitución, agregándole un nuevo parágrafo al artículo 42 relacionado con la adopción. Ese parágrafo, en síntesis, dice que la adopción es un derecho de los niños que la requieran y que la adopción la realizaran familias heterosexuales, es decir un padre y una madre, sea que se encuentren unidos en matrimonio o por unión no matrimonial y se aclara que no podrán adoptar las personas que no tengan ese tipo de unión.
http://www.semana.com/nacion/multimedia/claudia-lopez-habla-sobre-la-adopcion-gay-en-colombia/484520

Semana.com: ¿Qué efectos puede tener el referendo en caso de ser aprobado?

A.B: Primero, se prohíbe que personas solteras adopten, entonces se logra que no adopte un homosexual que sea soltero, pero de paso también afecta a los solteros heterosexuales que quieran adoptar. Y segundo, se abre campo a una concepción de familia, donde unas son óptimas y otras no lo son.

Semana.com: La justificación de la senadora es el interés superior del niño, pues sostiene que ellos tienen derecho a recuperar lo que perdieron: un papá y una mamá…

A.B: En el fondo lo que se quiere es usar el interés superior de los niños para hacer una discriminación, que resulta odiosa y contraria a la Constitución y a la historia misma de la humanidad en materia de derechos. El proyecto, al establecer de fondo esta discriminación, resulta violatorio respecto a principios nacionales e internacionales.

Semana.com: ¿Cuál cree usted que debe ser el eje del debate?

A.B: Hay que mirar si es preferible que un niño quede en la orfandad a que tenga una familia compuesta por dos homosexuales o a que lo adopte un homosexual. Ahí es donde está el fondo del asunto en cuanto al interés del menor. No se debe utilizar el interés del menor como ariete para golpear la igualdad y hacer una discriminación por razones de sexo que viola la constitución y que viola los pactos internacionales de Colombia en materia de derechos humanos.

Semana.com: ¿El proyecto de ley para usted es constitucional?

A.B: El proyecto riñe con los valores y principios de la constitución, porque el mismo artículo 5 que habla del principio de proteger a la familia como elemento esencial de la sociedad, también habla del reconocimiento de los derechos inalienables de la persona humana y uno de esos es el de la igualdad. Los derechos fundamentales como la igualdad, no pueden estar sometidos a votación.

Consulte: “Los cristianos deberían salir del clóset”: Carlos Alonso Lucio

Semana.com: ¿Por qué intervenir en esta discusión?

A.B: El doctor López Michelsen en una intervención en el Senado tuvo que recordar que, para defender a los protestantes no se necesita ser protestante, para defender a los negros no se necesita ser negro y para defender a las minorías sexuales no se necesita pertenecer a esa minoría y para atacarla no se puede justificar con la supuesta defensa del interés del menor.

Semana.com: ¿Puntualmente cuál es su motivación para enviar la carta?

A.B: La motivación personal es hacer efectiva la Constitución, hacer efectivo el derecho a la igualdad y evitar que en el futuro los derechos fundamentales vayan a ser sometidos a votación.

Semana.com: ¿A quién afecta la pregunta del proyecto de ley de la senadora Morales?

A.B: A nuestro juicio afecta a las personas solteras, quienes ya no podrán adoptar. Afecta a los menores que en algún momento podrían perder la oportunidad de ser adoptados. Y afecta a las personas homosexuales a quienes se les prohibiría, por no ser familia optima, realizar la adopción.

Semana.com: ¿Cuáles son los derechos que se vulnerarían si el referendo es aprobado?

A.B: El derecho a la igualdad, el derecho de los niños a tener una familia adoptiva sin discriminación sexual, el derecho a la intimidad, el derecho a la libertad personal para decidir si adopta o no, porque con esa norma constitucional aquellos a los que se les prohíba adoptar, se les está impidiendo el libre ejercicio de su autonomía personal.

Semana.com: ¿Qué opina de las críticas que dicen que el concepto de familia se ha destruido por la interpretación de la Corte Constitucional?

A.B: La jurisprudencia de la corte es evolutiva y se encuentra acorde con el catálogo de derechos fundamentales.

Puede leer: Exmagistrados se oponen al referendo sobre la adopción por parejas gay

Semana.com: ¿Si el proyecto pasa los debates en el Congreso y llega a la Corte para control, cómo cree que se pronunciaran los magistrados?

A.B: Conforme a los antecedentes jurisprudenciales de la Corte, el proyecto no pasaría el examen de constitucionalidad. La Constitución establece que no se pueden vulnerar los derechos fundamentales, entonces no basta con la votación popular de un referendo para reformarla.

Semana.com: ¿Cómo cree que debe ser la relación entre el Estado y las iglesias o las creencias religiosas?

A.B: Lo que hay que tener claro es que son dos asuntos distintos. La constitución de 1991 garantizo la absoluta libertad de cultos y de existencia de iglesias. Pero ahora se están viendo creencias fervorosas en los dogmas y orientaciones religiosas para imponérselas a toda la sociedad y acabar con la igualdad, el respeto a la dignidad y el respeto a la libertad. Esto plantea un retroceso como nunca antes lo habíamos imaginado.

Le sugerimos: Referendo contra la adopción por parejas homosexuales supera primer debate

Semana.com: La senadora ha dicho que las decisiones importantes del país no las pueden tomar nueve personas sentadas en una sala ¿qué opina de esas críticas, la corte se ha extralimitado, se ha salido de sus funciones?

A.B: La Corte es una institución y si en algunos casos ha tenido que hacer pronunciamientos ha sido para suplir vacíos de carácter legislativo cuando el congreso no ha sido todavía el órgano que se pronuncie sobre ellos. De manera que no es cierto que las decisiones se adopten en contra del querer de la mayoría, la mayoría está en el congreso y el congreso tiene que legislar y cuando el congreso por una razón no puede hacerlo, surgen las sentencias interpretativas para acomodar la legislación a la constitución política, para hacer descender la constitución al derecho legislado.

Semana.com: ¿Qué opina de la polarización que han generado estos temas en el país?

A.B: Los que tenemos claro el valor de la tolerancia y el valor del respeto a la opinión ajena como soporte necesario de la democracia, no nos alarmamos. Yo no me alarmo porque existan posiciones radicales en torno a asuntos que exigen definición democrática. Aquí hay que definir democráticamente si se está con la igualdad, la dignidad y la libertad humana o si eso se puede aplastar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.