Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/02/29 21:28

Agro Ingreso Seguro: Vuelve y juega

Un juez de Bogotá condenó a los hermanos Inés Margarita y José Francisco Vives Lacouture a una pena que iría entre 96 y 270 meses de cárcel por el caso de los subsidios de Minagricultura.

Fueron condenados es peculado por apropiación. Foto: Colprensa

Cuando muchos pensaban que el penoso caso de los subsidios de Agro Ingreso Seguro estaba en el olvido, este lunes se vivió un nuevo capítulo. Dos hermanos de la influyente familia Vives Lacouture fueron condenados por el Juzgado 13 penal del Circuito de Bogotá a una pena que oscilaría entre 96 y 270 meses de prisión.

El delito por el que fueron condenados es peculado por apropiación. Ellos fueron beneficiarios de subsidios que habrían recibido al fraccionar sus propiedades y así recibir recursos para varios proyectos.

¿Quiénes son los nuevos condenados?

Se trata de Inés Margarita y José Francisco Vives Lacouture, nietos de José Benito Vives D’Andreis, un jefe liberal que durante muchos años ejerció enorme influencia y poder como gobernador de Magdalena. Fue senador y dirigente gremial gracias a sus inversiones en la zona bananera, donde adquirió algunas de las fincas que durante años explotó la United Fruit Company.

Inicialmente habían sido vinculados al proceso 10 miembros de las familias Vives Lacouture, entre otros Álvaro Luis, Roberto Eusebio, Patricia, María Teresa, María Luisa Zuñiva Vivez, Silvia Rosa Vives de Sánchez y Silvia Rosa Campo Vives, pero aceptaron devolver 4.500 millones de pesos con intereses y fueron desvinculados de la investigación.

Pero Inés Margarita y José Francisco consideraron que no habían cometido ninguna irregularidad y que habían invertido los subsidios en planes de riego para aumentar la producción en sus fincas palmicultoras. Tanto Inés Margarita como su hermano fueron cobijados con medida de aseguramiento, pero la Fiscalía les otorgó el beneficio de casa por cárcel.

Los Vives Lacouture son propietarios de varias haciendas registradas por las sociedades Santa Inés, C. I. Palomino y La Almaja, entre otras, dueñas de las haciendas Santa Inés y La Margarita, donde se habrían fraccionado los predios para recibir los millonarios subsidios.

Es preciso aclarar que varios hijos de José Benito, a quien le decían ‘don Pepe’, se casaron con tres hermanas Lacouture, oriundas del municipio de Fundación, un pueblo de ricas tierras ubicado entre el río del mismo nombre y el valle del Ariguaní.

Formaron una numerosa familia que a lo largo del siglo XX ha mantenido un gran poder en el departamento de Magdalena y también han sido protagonistas de escándalos como el de la parapolítica, en la que se vio envuelto el exsenador Luis Eduardo Vives Lacouture, primo hermano de los hoy condenados.

No son los únicas familias de Magdalena involucradas en este interminable proceso que comenzó en el 2008, tras una publicación de la revista Cambio que reveló los hechos que hoy terminan con esta condena.

También resultaron involucrados miembros de las familias Dávila Abondano, Dávila Jimeno, Dávila Fernández y Lacouture Dangond, pero contra ellos cesaron los procedimientos por devolver el dinero.

Inés Margarita Vives Lacouture y su hermano José  Francisco tendrán que devolver 1.223.670.354 millones de pesos, con los intereses, por cuenta de los subsidios que recibieron hace ya ocho años.

Este bochornoso episodio de corrupción llevó a la Corte Suprema a condenar al entonces ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, quien se encuentra prófugo de la justicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.