Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2017 6:02:00 PM

El narco con Twitter e Instagram que iba a suceder al Chapo Guzmán

Damaso López Jr se entregó a la DEA. Uno de los llamados Narco Junior de México ostentaba mujeres, armas bañadas en oro, felinos y crímenes en las redes sociales. Esta es su historia.

En las redes sociales, Dámaso López Serrano se presentaba como “Joven seductor dueño de un inmenso poder”. Y en efecto, durante un tiempo el Mini Licenciado llegó a ser uno de los criminales más buscados de México, hasta que el miércoles 26 se entregó ante las autoridades antinarcóticas de Estados Unidos (DEA) en la ciudad de Calexico, California.

Su padre, Damaso López Sr. fue durante varios años la mano derecha de Joaquín Loera “El Chapo” Guzmán en el Cártel de Sinaloa. Los dos hombres se conocieron en 2001 cuando alias ‘El Licenciado‘, en ese entonces subdirector de la prisión de Puente Grande, ayudó a Guzmán a realizar su primer escape de una cárcel federal.  Y luego, cuando los enemigos del grupo se profesionalizaron, Damaso fundó el brazo armado de Sinaloa conocido como los Antrax, en el que incorporó a su hijo.

Pero todo cambió con la captura de Guzmán en un hotel de Mazatlán el 22 de febrero de 2014 y su posterior extradición a Estados Unidos. En ese momento se desató una guerra de sucesión entre los hijos de Loera Guzmán –los Chapitos- y su antiguo lugarteniente Damaso, que mantuvo a fuego y sangre al estado de Sinaloa durante casi tres años.

En promedio, durante ese tiempo murieron cerca de mil personas por año en la región (1.098 homicidios dolosos fueron censados en 2015 y 1.098 en 2016 por el instituto de estadísticas) hasta que en un operativo conjunto, la marina y la Fiscalía arrestaron al Damaso López “el Licenciado” el pasado 2 de mayo, en un exclusivo barrio de la Ciudad de México. Dejando así sólo a su hijo en medio de una cruenta lucha desigual, según explica en el reconocido experto en seguridad Alejandro Hope.

Ese desbalance en la relación de fuerzas podría ser entonces una de las razones de su sometimiento a la justicia estadounidense, en dónde enfrenta un proceso por narcotráfico en una corte de California desde 2016.

De Paseo #Damaso #Panteras #Armas #CasiNada #EscuelaDamaso #AhijadoConsentido #followforfollow #ML

Una publicación compartida de Damaso Lopez Serrano (@damasojrminilic) el

Pero tanto como su sometimiento, lo que intrigó a los observadores del mundo del hampa fue la sobriedad del acto. Porque el Mini Lic acostumbró a todo a la sociedad mexicana, salvo a eso.

Al igual que los hijos del Chapo Guzmán: Iván Archivaldo, Alfredo y César Guzmán Salazar, o los hijos de Ismael “el Mayo” Zambada, Vicente Serafín e Ismael Jr., Damaso López Jr. fue parte de la llamada “generación narco junior”, caracterizada por sus gustos extravagantes y su necesidad de ostentación.

Quiubo quien se va a rifar con un chip de telcel para platicar quiubo? #Panteras #Armas #Damaso #MiniLic #MiniLicenciado #AhijadoConsentido #Rayo #CasiNada #NoPasaNada #EscuelaDamaso #FED

Una publicación compartida de Damaso Lopez Serrano (@damasojrminilic) el

Si sus padres y tíos fueron hombres duros –campesinos o simples policías judiciales- que ascendieron con trabajo y violencia hasta la cima del emporio criminal, los narco juniors fueron criados en medio de la opulencia proveniente del dinero de la droga y el histrionismo propio de los nuevos ricos.

Tanto en Instagram como en Twitter, el Mini Lic subió durante varios años fotografías de sus mujeres, sus armas bañadas en oro y de los felinos que lo acompañaban en sus autos de lujo, e incluso tuvo a su nombre un corrido compuesto por el cantante norteño Gerardo Ortiz, premiado en el certamen Lo Nuestro, de Univisión.

Pero la larga barba y el cabello hirsuto que presentó al momento de su detención, así como el cierre reciente de sus cuentas en redes sociales, atestiguan más bien de la dura vida de un hombre acorralado por sus enemigos.

Por eso es que con su entrega y el aporte de información nueva sobre el funcionamiento del cártel de Sinaloa al gobierno estadounidense, en México se espera una próxima reorganización del grupo criminal.

A tirar bala #Panteras #Armas #Damaso #MiniLic #MiniLicenciado #AhijadoConsentido #Rayo #FED #NoPasaNada #EscuelaDamaso #followforfollow #CasiNada

Una publicación compartida de Damaso Lopez Serrano (@damasojrminilic) el

Pero en la región de Sinaloa, así como en otros territorios en los que se llevó a cabo la guerra de sucesión del grupo –como en la ciudad de Tijuana, Baja California-, todavía se vive con el temor de que en lugar de la prometida reducción de los homicidios por venir suceda en realidad una nueva ola de terror debida a la entrada en el juego de nuevos actores. Porque en el mundo siempre movedizo del narcotráfico, existen clanes de su propia organización y grupos criminales externos que miran con interés el debilitamiento de un viejo rival.

Sin embargo, sólo el tiempo dirá si el gobierno mexicano jugó bien sus cartas en la batalla de naipes que emprendió con los herederos de uno de los emporios criminales más poderosos del país.

Una batalla que probablemente observará el Mini Licenciado desde el palco de honor que solicita en una cárcel norteamericana, si se resuelve pronto su pedido de extradición. Sin cuentas de Twitter o de Instagram en las que pueda presumir los lujos y las extravagancias a las que acostumbró a sus seguidores en redes sociales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.