Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2013 12:00:00 AM

“Al Partido de La U lo han borrado del mapa”

Con ese diagnóstico Armando Benedetti recibió al nuevo presidente del partido de gobierno, el exministro Sergio Díaz-Granados.

El exministro Sergio Díaz-Granados se posesionó este martes como nuevo presidente del Partido de La U luego que una amplia mayoría de senadores y representantes de la colectividad lo eligieran como el nuevo gerente del movimiento para afrontar la batalla de las elecciones parlamentarias del 2014.

Sin embargo, uno de los más cercanos a Díaz-Granados, el senador Armando Benedetti, le anticipó que su nueva tarea será “mucho más conflictiva” que la que venía desempeñando como ministro de Comercio Exterior. Todo porque según Benedetti el exministro recibe un partido envuelto en una profunda crisis.

“Sabemos que usted está aquí porque le gusta el partido, porque es un ser político antes que nada, y es amigo personal del presidente Santos, quien no estaría mejor representado en su partido que en cabeza suya”, le dijo Benedetti.

Sin embargo el parlamentario aseguró que no se encontrará con el mismo partido que Díaz-Granados ayudó a fundar en el 2005, y que ahora está en riesgo que siga siendo la primera fuerza política en el país, condición que conquistó en las elecciones del 2006 y del 2010, cuando alcanzó 28 curules en el Senado.

Según Benedetti, si las elecciones fueran el proximo fin de semana, “La U pasaría de 28 curules a 18”, es decir vaticina un fracaso en el próximo debate electoral. El senador costeño rersponsabilizó a los recientes presidentes del partido, Juan Lozano, Plinio Olano, Aurelio Iragorri y Jaime Buenahora de conducir a la colectividad a esta crisis.

“Los últimos presidentes del partido borraron a La U del mapa. Hoy hemos dejado de ser los niños bonitos de la política a los niños desagradables. Ya nuestra lista no va a ser la de los niños bonitos como fuera hace cuatro años cuando estaban juntos Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. El Partido Liberal nos sacó mucha ventaja”, aseguró.

Benedetti además considera que la presencia del Centro Democrático ha golpeado las bases del partido. Aunque dice que la lista de candidatos uribistas “quedó mal hecha”, y que le permitiría a La U dormir “tan tranquilos como unos bebés, el principal reto de la colectividad será definir una poderosa cabeza de lista para el Senado".

Benedetti confirmó que al exdirector de la Policía Óscar Naranjo se le ha insistido que acepte ser la cabeza de lista de candidatos para el Senado, pero reiteradamente ha dado respuesta negativa

“A usted le toca, sin llamar a exageración, una época de crisis en la que le va a tocar hacer de superhéroe por las listas que están saliendo y porque no va a ser facil llevar a buen puerto al partido”, le dijno Benedetti a Diaz-Granados.

Benedetti le ofreció el apoyo incondicional al nuevo presidente de La U. “Aquí tiene un amigo para que no me lo vayan a derrotar ni para que vaya a pagar los platos rotos de la crisis del partido. Tiene seis meses para hacer una tarea titánica”.

“No creo en esos pronósticos”

Sergio Díaz-Granados, el nuevo presidente de La U respondió a los vaticinios de Benedetti. “No creo en esos pronósticos. Retomaremos el curso del partido que ganó ampliamente las elecciones de 2010 nuestro reto es defender la obra de gobierno, este es el partido de gobierno, el partido del presidente, hemos acumulado logros económicos y sociales y nuestro reto es comunicarlo al país”.

Desde ahora hasta el mes de marzo esa será la tarea del nuevo presidente de La U quien confía en que las elecciones parlamentarias los ciudadanos van a respaldar mayoritariamente al partido. “Ahora el reto es compactar al partido, reunificarlo alrededor de un solo propósito que es defender la obra de gobierno y si el presidente Santos decide reelegirse estar allí como el principal soporte”.

Díaz-Granados además confía que las bases del partido se reunificarán en torno a la causa del actual gobierno, y cree que no va a haber deslizamientos de sus dirigentes en las regiones hacia el Centro Democrático del expresidente Uribe.

“Santos sabe que tiene a su partido compacto y firme en ese propósito. Al haberme designado La U es un mensaje de respaldo al presidente y de acompañamiento para concluir la obra de gobierno y defender esos logros”, dijo Díaz-Granados luego de su posesión.

Los retos inmediatos del nuevo presidente de La U serán la entrega de avales a candidatos y definir quién será la cabeza de lista al Senado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.