Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/19 18:00

Alarma en Procuraduría por recorte presupuestal cercano a $60.000 millones

Fuentes del Ministerio Público dicen sentirse extrañadas por recibir un trato diferencial frente a la Fiscalía y la Contraloría.

Sumados, los recortes ascienden a 60.000 millones de pesos. Foto: Archivo particular

Aunque el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, negó haber conversado con el procurador Alejandro Ordóñez sobre los temas presupuestales de la entidad, lo cierto es que en el organismo de control sí ha surgido un SOS, por los recortes presupuestales para la vigencia 2016.
 
Según la Procuraduría, hay cinco frentes en los cuales el Gobierno autorizó menos recursos que en el 2015. Sumados, los recortes ascienden a la nada despreciable cifra de 60.000 millones de pesos. En la entidad, muchos consideran que no se compadece con los recursos que se les entregan a otras entidades como la Fiscalía y la Procuraduría.
 
Y aunque las entidades son conscientes de la necesidad de apretarse el cinturón en este período de confluencia de presiones negativas para la economía, en el organismo de control hay una fuerte desazón por el costoso esfuerzo que le tocó. Aun así, el ministro Cárdenas ha dicho que en su reunión con el procurador, el lunes pasado, no se tocó este asunto, en contravía de lo que han dicho altos funcionarios de esa entidad.
 
Y es que en la Procuraduría tiene las cuentas claras de la disminución de su presupuesto. Por ejemplo, en gastos de funcionamiento, la entidad recibió casi 30.000 millones de pesos menos que en el 2015. Esto significa que contará con el 6 % menos de capacidad de pago para cubrir gastos en este rubro.
 
Además, recibió el 2,11 % menos de recursos para sostener gastos de personal. La entidad dice haber recibido cerca de 9.400 millones de pesos menos que los que le fueron aprobados para ejecutar en el 2016.
 
En gastos generales la situación es más preocupante. El recorte en ese ítem  fue de 3.200 millones más. Eso implica una reducción superior al 12 % en comparación con los dineros asignados en el 2015.
 
La diferencia de 17.300 millones de pesos entre el presupuesto para transferencias corrientes que recibió la Procuraduría entre el 2015 y el 2016 constituye un recorte que supera el 62 %. Para el Ministerio Público; estos reportes tendrían que dejar intranquilo a cualquiera.
 
No falta quien se cuestione por qué mientras esta entidad sufre semejante recorte, a organismos como la Contraloría se les inyectan recursos de hasta 320.000 millones de pesos. Por eso, los funcionarios de la entidad anhelan que el Gobierno ponga la mano en la chequera
 
Pese al silencio prudente del ministro Cárdenas ante los medios de comunicación, desde el organismo de control disciplinario se elevan plegarias para que al final el jefe de la cartera diga esta boca es mía y se apiade de la situación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.