Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/10/10 00:33

En Alcaldía de Cali a nadie se le puede decir "doctor"

Con la medida, que tiene carácter pedagógico, el alcalde Maurice Armitage busca generar un ambiente de igualdad entre funcionarios y público en general.

Maurice Armitage, alcalde de Cali.

En Colombia no hay que haber cursado un PHD para que a un profesional o funcionario público se le llame "doctor". Esa palabra, tan común en la interacción diaria, es la que el alcalde de Cali, Maurice Armitage, pretende eliminar del vocabulario.

No se trata de un capricho. Según el primer mandatario de los caleños, el "doctor", así como el "señor" o "don", terminan creando una barrera de superioridad entre las personas. Para Armitage, que los funcionarios se llamen entre sí por sus nombres puede llegar a generar un ambiente de mucho más respeto e igualdad. 

Para lograr que entre trabajadores públicos y ciudadanos se derriben barreras del lenguaje, Armitage expidió un decreto de caracter pedagógico. El ejemplo comenzó a darlo él mismo: "La paz se hace con igualdad. Por eso llamémonos por nuestros nombres. A mí no me digan doctor ni alcalde: llámenme figura o Maurice".

En un acto público, el Alcalde dio más razones para justificar su medida: "El día en el que los colombianos nos podamos referir, el uno al otro, sin marcas de diferencia, ese día comenzamos a implantar la paz en este país".

Y agregó: "A partir de hoy la palabra "don" o "doctor" está prohibida, usted se llama Diego, Juan o Pedro. Y no nos tenemos que sentir ni superiores o inferiores si me dicen ‘doctor‘ o ‘doctora‘", dijo.

Además de ser una medida que opera dentro de la Alcaldía, esa administración busca que la eliminación de "doctor" pase a ser una estrategia de igualdad de la Asesoría de Cultura Ciudadana, de cara a toda la ciudad. El propósito es el mismo: eliminar eso rangos y etiquetas, tantas veces  inmerecidas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.