Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/04/11 22:48

El alcalde que prohibió la mochila y la palabra ‘compañero’

El mandatario uribista de San Vicente del Caguán impartió la directriz porque le recordaba a la izquierda, a la guerrilla y su secuestro.

Alcalde Humberto Sánchez. Foto: Archivo particular

Humberto Sánchez llevaba menos de una semana de estar posesionado como el alcalde de San Vicente del Caguán, en Caquetá, y con él, el Centro Democrático estrenaba gobierno local en el municipio que fue epicentro de la zona de distensión para las FARC a finales de los 90.

En su primer acto como alcalde, Sánchez citó a todos los funcionarios de su gabinete a una reunión protocolaria en la Alcaldía, el lunes 4 de enero pasado. Les advirtió que él era trabajador y que si alguien estaba en desacuerdo con sus políticas, tenía las puertas abiertas para irse, como le aseguraron a Semana.com diferentes empleados.

Pero además, impartió dos directrices claras a todo su gabinete, en especial a las seis personas que fueron contratadas por la Alcaldía anterior, regentada por Domingo Pérez, miembro del Polo Democrático, y que continúan en su administración.

“Nos prohibió claramente pronunciar la palabra ‘compañero’ porque supuestamente para él, que estuvo secuestrado, era traumatizante. Que de ahora en adelante nos dijéramos colegas”, afirmó una funcionaria actual que pidió la reserva de su nombre.

De igual manera, una empleada de la Alcaldía anterior que pasaba por el recinto expresó que “Sánchez dijo que nadie podía usar mochilitas porque sólo las usan los guerrilleros”. El mandatario local no le ve ninguna trascendencia al tema, pero se sostiene en que sí prohibió la palabra y el accesorio por ser una representación de la izquierda.

“No digo que todo el mundo que ande con una mochila sea afín a esta ideología, pero los de la Alcaldía sí. Y ‘compañero’ viene del término ruso tovarish y es muy usado por la guerrilla”, puntualizó.

Dice con propiedad la traducción, pues Sánchez estudió ingeniería eléctrica becado en Rusia, específicamente en el Instituto de Minas y Metalurgia de Magnitogorsk, cuando la Unión Soviética estaba a punto de acabarse. En esta ciudad se producía uno de cada dos tanques y uno de cada tres proyectiles que la Unión Soviética utilizaba en la Segunda Guerra Mundial, según la página web de la misma universidad.

“Todos andan con mochilas, peludos y de alpargatas”, expresó el alcalde para referirse a los empleados de la Alcaldía anterior. Por eso, impartió estas órdenes y no sólo en privado. Un mes después de llegar al cargo, el alcalde se refirió al tema en el Festival Chica de Verano. Esta fiesta es un reinado de belleza para incentivar el cuidado al medio ambiente, que se celebró del 5 al 7 de febrero, según la página web de la Alcaldía. Cuando el alcalde estaba en plena tarima, recibió a un diputado del Centro Democrático. Para mala suerte de Sánchez, el hombre traía una mochila. “Le dio la bienvenida pero le recomendó que para la próxima visita no trajera eso porque le recordaba al exalcalde y porque era una objeto sinónimo de gente la subversiva de San Vicente”, expresó a Semana.com uno de los asistentes.

Domingo Pérez, el exmandatario del Caguán, reconoce que las prohibiciones de Sánchez están ligadas a que sus antiguos jefes de despacho, algunos funcionarios y él vestían siempre una mochila y decían compañero. “Sólo por eso llegó en una actitud de persecución al negar la libertad de expresión”, señaló Pérez.

El alcalde Sánchez argumenta que es sólo una invitación, pues “bien si se identifican conmigo, pero si siguen en su vaina, no pasa nada”.

Y aunque diferentes empleados explican que no ha habido ningún tipo de repercusión si se tratan de ‘compañero’ o llevan una mochila, la orden es muy clara. “No faltó que nos impusiera algún castigo, con la forma de decirlo tuvo porque uno tiene que hacer todo lo que él diga”, concluyó la funcionaria.

Parece una simple y curiosa anécdota, pero las órdenes impartidas por este alcalde uribista podrían ser vistas como una trasgresión al libre desarrollo de la personalidad.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.