Martes, 17 de enero de 2017

| 2015/12/03 10:00

Alcalde de Yumbo se entregó a la Fiscalía por presunta corrupción

Una supuesta coima obligó a Fernando David Murgueitio a entregarse a las autoridades, pero más fantasmas judiciales lo persiguen.

Captura alcalde de Yumbo Foto: Cortesía Policía Nacional

Desde antes de ser elegido alcalde de Yumbo, Fernando David Murgueitio Cárdenas ya estaba en el ojo del huracán.

Primero, porque se convirtió en el único candidato de la Alianza Verde que para ganar las elecciones se alió justamente con las maquinarias políticas que tanto cuestionan en el Valle: los polémicos Juan Carlos Martínez y Juan Carlos Abadía.
 
Y luego, porque siendo alcalde su nombre comenzó a aparecer en los escándalos por supuesta participación indebida en política durante las elecciones al Congreso del 2014. Incluso en una de las redadas que hizo la Fiscalía durante esa campaña incautaron dinero, lista de votantes y contratos para refrigerios en la vivienda de un familiar del mandatario.
 
Los fantasmas por sus presuntos escándalos o líos jurídicos lo persiguen como una sombra y este miércoles 2 de diciembre se confirmó una de las sospechas: presuntos actos de corrupción dentro de su administración.

En efecto, y por solicitud de la Dirección Nacional contra la Corrupción, la juez 57 de Control de Garantías de Bogotá ordenó su captura. Aunque el mandatario se presentó voluntariamente ante la Fiscalía, esa circunstancia no evitará la solicitud que hará el fiscal en el sentido de exigir que sea cobijado con medida de aseguramiento intramural.
 
Al alcalde le imputarán cargos por delitos como concusión e interés indebido en la celebración de contratos; dicho en términos más coloquiales, será enjuiciado por pedir coimas.
 
De acuerdo con la investigación que adelantaron miembros del CTI de la Fiscalía, Murgueitio Cárdenas suscribió varios contratos con el objeto de prestar el servicio de vigilancia en las instalaciones de la alcaldía y otras dependencias como instituciones educativas y entes descentralizados del municipio.
 
Hasta ahí todo parecía normal; pero los peritos lograron establecer que para la firma de esos contratos, el alcalde le exigía al representante legal de la empresa Seguridad Industrial y Bancaria SIB 70 Ltda, el pago de sobornos.
 
Según la investigación, Murgueitio “le habría solicitado al representante legal de la empresa contratista, le pagara la suma de $150’000.000, como coima para otorgar los contratos y para retribuirlo en su campaña política”.
 
Todo indica que esas coimas se habrían repetido durante los años 2012, 2013 y 2014 y la prueba reina de ese caso judicial es que el testigo estrella de la Fiscalía es el propio representante legal de la empresa de vigilancia.
 
Si bien el mandatario aún no ha sido vencido en juicio y será ahí donde tendrá que defenderse, la verdad es que ese no es el único lío judicial que lo persigue.
 
Sobre él también recaen investigaciones por su presunta participación indebida en política, un escándalo que se conoció luego que este portal publicó unos audios donde se evidenciaría que el mandatario constreñía a los empleados del municipio para que votaran por su candidata al Congreso en el 2014, Ana Cristina Paz.
 
Justamente de ese mismo caso se desprendió el proceso por supuesta corrupción y que desencadenó su reciente entrega a la Fiscalía. En su momento, Semana.com realizó otra investigación donde se puso al descubierto las denuncias sobre presunta corrupción alrededor de los famosos contratos de vigilancia.
 
Y para rematar, el nombre del alcalde también aparece mencionado en el crimen del líder cívico Luis Heladio Rivera, ocurrido en agosto del 2014 luego de una candente campaña política al Congreso. El señor Rivera era el testigo estrella de la Fiscalía en la investigación que adelantaban contra Murgueitio por supuesta participación indebida en política.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.