Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/06/09 00:00

¿Alcalde o mago?

Aún no se vislumbra un favorito para la Alcaldía de Cartagena, una ciudad que necesita un líder que la transforme.

Según una encuesta del diario ‘El Universal’ , estos son los principales aspirantes a la Alcaldía de Cartagena: de izquierda a derecha, Carlos Díaz, César Anaya, Judith Pinedo y Juan Carlos Gossaín

En las tres últimas campañas, el resultado electoral para la Alcaldía de Cartagena ha sido cantado con suficiente anterioridad. En 2000, Carlos Díaz ganó con ventaja, como resultado de un amplio apoyo político; en 2003, uno de los años más caros en gastos, resultó elegido abrumadoramente Alberto Barbosa, y en 2005, la repentina aparición de Nicolás Curi en el escenario desarmó varias aspiraciones e inclinó la balanza a su favor por tercera vez.

En esta ocasión parece que las cosas no están tan claras. No hay en el escenario un candidato con el suficiente peso político que mueva por un lado a los concejales – con su caudal electoral–, y por otro, a la opinión pública.

De acuerdo con una encuesta contratada por el periódico El Universal, las diferencias entre los cinco más fuertes aspirantes desaparecen con el solo margen de error. El ex alcalde liberal Carlos Díaz obtuvo el puntaje más alto (9,8 por ciento), seguido por César Anaya, de Apertura Liberal (8 por ciento), Judith Pinedo, precandidata por el Movimiento Por una sola Cartagena, y Juan Carlos Gossaín (7,2 por ciento), ex secretario general de Curi y el candidato de sus preferencias. Hay siete más a los que no les fue bien en el sondeo. Y todavía es posible que aparezca alguien.

En sus columnas, los editorialistas Carlos Villalba y Carlos Méndez propusieron el nombre del ex ministro de Medio Ambiente José Vicente Mogollón como una carta de garantía para que la ciudad tenga un alcalde que haga desaparecer el clientelismo, la corrupción y los problemas estructurales. El ex ministro Mogollón dijo que sólo sería candidato si hay un consenso en torno a su nombre.

Las opciones comienzan a reducirse cuando se comienza a ver con lupa cada candidato. El ex alcalde liberal Carlos Díaz, con la mayor intención de voto, podría estar inhabilitado por tres sanciones consecutivas de la Procuraduría. Los candidatos de la administración Curi, Anaya y Gossaín, no han logrado cuajar. Finalmente, los movimientos independientes Cartagena para todos y Cartagena 1815, que lideraron el voto en blanco contra Curi en octubre de 2005, son vistos con resistencia en algunos sectores que quieren encasillarlos como el “combo de los blancos”.

Y la candidatura de Judith Pinedo tampoco es segura. Deberá competir en una encuesta con dos otros aspirantes –Claudia Fadul y Dionisio Vélez– que buscan ser el candidato cívico de Cartagena, una ciudad que sigue con muchas crisis.

Los últimos alcaldes han dejado acumular en dos décadas, graves problemas en educación, salud, vivienda y seguridad. Los atracos callejeros han aumentado de manera alarmante, al pasar de 971 en 2005 a 1955 en 2006. Con los asaltos al comercio ocurrió lo mismo, pasaron de 391 a 700 en menos de dos años. La calidad de la educación sigue siendo mediocre, según los resultados del Icfes, y esto se atribuye al poco compromiso que los alcaldes de la ciudad han tenido con la infancia y la juventud.

Mientras Bogotá aporta un peso adicional por cada peso de educación que recibe de la Nación, Cartagena invierte un centavo de sus recursos. La cobertura en salud aumentó, pero la calidad de la atención sigue siendo deficitaria y la tasa de mortalidad infantil sigue siendo alta.

El déficit de vivienda se acerca a las 70.000 unidades. En 2006, Corvivienda construyó sólo 31, el 2 por ciento de lo proyectado. Se proponía mejorar 40.000 y no lo hizo, y de 21.451 que se encuentran en alto riesgo, sólo trasladó 51, y esto fue gracias al proyecto de la Vía Perimetral financiado por la Nación. El 58 por ciento de la malla vial está en mal estado y el proyecto estrella, la construcción de Transcaribe, sólo ha avanzado un kilómetro en tres años. Para remediar estos serios problemas se necesitará un mago. ¿Algunos de los aspirantes tienen pinta de Mandrake?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.