Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/09/12 22:00

Los caleños no se definen

Aunque Angelino lidera la intención de voto, la competencia sigue muy reñida.

Angelino Garzón - Maurice Armitage Foto: León Darío Peláez / David Amado Pintor

En Cali, la foto de septiembre no es muy distinta a la de agosto. El exvicepresidente Angelino Garzón, que llegó tarde a la campaña mientras definía si se lanzaba en Bogotá o en la capital del Valle, es el primero con un 26 por ciento, dos puntos arriba de la última medición. El empresario Maurice Armitage se mantiene en 20 por ciento y Roberto Ortiz saca 13, un punto menos que el mes pasado. Los demás, Carlos José Holguín, Wilson Arias, María Isabel Urrutia, María Isabel Larrarte y Michel Maya se quedan bien atrás con un dígito. Nadie ha alcanzado la camiseta amarilla.

Que Angelino lidere la intención de voto no es una sorpresa. Es el candidato con más apoyo en los estratos bajos y en solo un mes su nivel de rechazo bajó 14 puntos. En Cali ha quedado demostrado que el voto de los sectores populares es decisivo. Fue el que puso, por citar algunos ejemplos, al locutor John Maro Rodríguez en 2001 y a Apolinar Salcedo, un invidente que llegó a ser candidato por firmas y gobernó desde 2004.

Sin embargo, no es mucha la distancia de Angelino frente a Armitage, que tiene peso en los estratos altos. Su nivel de rechazo frente al electorado es muy inferior al del exvicepresidente y busca recoger las banderas, y también los votos, del hoy alcalde Rodrigo Guerrero. Aunque la rentabilidad electoral de esa bandera no es evidente, porque la imagen desfavorable del alcalde actual pasó, en un mes, de 46 a 52 por ciento y la mitad de los encuestados se siente menos seguro que antes de su llegada a la Alcaldía.

Otro dato interesante es que del 52 por ciento que tiene una imagen favorable del expresidente Álvaro Uribe, 26 por ciento votaría por Angelino. Centro Democrático hizo público el apoyo a su candidatura hace unos meses, y aunque el partido no aparece en el tarjetón está claro que es un empujón más fuerte que el del Partido de la U, que fue el que lo avaló, y es la segunda colectividad con peor imagen después del Mira.

La mayoría de los caleños creen que su ciudad va por mal camino (64 por ciento) y que los principales problemas son la inseguridad (65 por ciento), seguido del desempleo (43 por ciento) y la educación (33 por ciento). Ahí también sale ganando el exvicepresidente Angelino que, según la opinión de los encuestados, es el que mejor propuesta tiene en seguridad. Ya en varias ocasiones ha dicho que le gustaría hacer una red de voluntarios contra la violencia, algo que al parecer ha calado en el electorado.

La foto en la capital del Valle es casi idéntica a la de agosto. Los porcentajes de intención de voto se mantienen más o menos en el mismo margen y las prioridades que deberá enfrentar el próximo alcalde no han cambiado. Ninguno de los tres que por ahora puntean tiene una ventaja abismal. Ante ese escenario, las sorpresas se pueden dar en el último minuto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.