Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2015 12:00:00 AM

Char decidió meterle Ejército a Barranquilla

El 2015 podría ser el año de más homicidios en la última década en la capital de Atlántico. Hasta el 20 de noviembre iban 364 personas asesinadas.

El 26 de octubre del 2015, un día después de ser elegido alcalde de Barranquilla, Alejandro Char fue contundente al hablar sobre el fenómeno de la inseguridad que acosa a la ‘Arenosa’. “La gente está mamada de que la atraquen en las esquinas. Vamos a fortalecer a la Policía, vamos a darles las herramientas; si no, vamos a tener que sacar al Ejército a la calle”, dijo a la prensa.
 
Dicho y hecho. A un mes de asumir como primera autoridad local y tras reunirse con el general Carlos Moreno, comandante de la Segunda Brigada, y con  el comandante del Gaula Caribe, Óscar Iván Caballero, el mandatario electo advirtió que esta fuerza patrullará la ciudad con la Policía.
 
En su cuenta de Twitter, la tribuna de moda entre los políticos para transmitir sus mensajes, Char trinó: “A partir del 1 de enero con @COL EJERCITO, CTI y LA @Policia colombia trabajaremos por la seguridad de nuestra Bquilla”.
 
Según el mandatario, tal como lo reveló El Heraldo, la colaboración incluirá 200 soldados y apoyo del servicio de inteligencia en zonas críticas donde se vienen registrando hechos de inseguridad.
 
“Se tiene identificado que la mayoría de homicidios que se cometen en la ciudad se dan debido al microtráfico. Por eso decidimos que todo este equipo debe trabajar en inteligencia también. Vamos a promover las recompensas para que la gente nos brinde información. Lo único que queremos es la tranquilidad de la gente”, dijo Char.
 
La información asegura que esta decisión se apoya en experiencias positivas derivadas del trabajo conjunto entre los Gaulas de Ejército y Policía, algo que, por ejemplo, permitió reducir el fenómeno del delito de extorsión en Barranquilla.

Pero hay otras cifras que no son tan buenas para la ciudad. Hasta el pasado 20 de noviembre 364 personas fueron asesinadas. A lo largo del año la actual alcaldesa, Elsa Noguera, ha sido crítica con la Policía. Sus comentarios y reclamaciones a la Metropolitana de Barranquilla han sido constantes.

El 15 de mayo la mandataria pidió a la Policía redoblar esfuerzos porque, históricamente, el Día de las madres siempre hay mayores actos de violencia, además de ser semana de quincena.

El pasado 4 de noviembre le pidió al general Ramiro Castrillón, comandante de la Policía de Barranquilla, cambio de policías de los cuadrantes en los barrios La Chinita, La Luz y El Bosque, en el suroriente y el suroccidente, respectivamente, donde se libra una batalla entre bandas criminales por el control territorial para el microtráfico.

En sus permanentes reproches a las autoridades policiales, la alcaldesa dice que es inaceptable que la ciudad se esfuerce en construir más vías, nuevos colegios, alumbrado público, pero en los barrios existe una situación crítica de fronteras invisibles “porque es evidente la lucha por el control territorial entre bandas de traficantes de drogas”, dijo Noguera el pasado 4 de noviembre.

Esa fue una de las promesas que hizo el alcalde Char, durante la campaña, a la ciudadanía: “Devolverle la seguridad”. En el pasado reciente, a mediados de la primera década de este siglo, los organismos de seguridad, Policía, Ejército, DAS y CTI hacían operativos conjuntos. Los años más violentos fueron el 2002 (481 homicidios), el 2003 (785, el peor), el 2004 (470), el 2005 (378) y el 2006 (411).

Del 2007 al 2013 las cifras bajaron de 400 homicidios y se mantuvieron entre 341 y 319. En el 2014 se registraron 343, superado con creces en los 11 meses del 2015, cuya cifra se sitúa en 375 homicidios.
Un analista en seguridad le dijo a Semana.com que la propuesta de Char no es novedosa, pues en el pasado se hizo y no existe nada que impida que el Ejército, la Policía y el CTI trabajen conjuntamente.

En primer lugar, mayor presencia de fuerza pública en la calle enviaría el mensaje de más control y seguridad en zonas críticas o de delitos de ocurrencia diaria como el atraco y el hurto callejero, que han terminado por disparar la tasa de homicidios.

En segundo orden, se debe compartir información y perseguir las bandas organizadas en torno al microtráfico para desarticularlas y disminuir el sicariato que ocurre por la lucha entre bandas delincuenciales.

La propuesta del alcalde electo posiblemente genere malestar en la Policía, pero la ciudadanía está exigiendo más presencia policial y seguridad, pues la sensación de miedo y hasta de pánico ha crecido en los últimos meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.