Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/08/20 13:00

Los “mínimos penales” del procurador para los jefes las FARC

En una carta de 80 hojas, Alejandro Ordóñez insistió en que los "máximos responsables" de la guerrilla paguen cárcel.

Alejandro Ordóñez dice que habrá paz cuando haya justicia.

El procurador Alejandro Ordóñez no desiste en su intención de que el proceso de paz que el Gobierno adelanta con las FARC contemple el tema de la justicia y que los responsables de delitos acaten las que denominó “exigencias internacionales”, respecto de que los los jefes de esa guerrilla deberán pagar penas de cárcel.  

Ante ese escenario, el procurador envió al jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, y su contradictor en la mesa, Iván Márquez, una carta en la que con “ánimo propositivo” entrega “los mínimos penales para los máximos responsables”.  

La misiva, que tiene 80 hojas, deja claro que existen “crímenes que no pueden ser objeto de amnistía e indulto dado su carácter atroz”.

En ese sentido el Ministerio Público entregó los diez mínimos que surgen de “una revisión detallada de los instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos y del derecho penal internacional”. Con estos -dice Ordóñez- ayudarían a construir fórmulas imaginativas para que haya seguridad jurídica y se repare a las víctimas.

El procurador insiste en que los máximos responsables de las FARC que hayan ordenado o ejecutado crímenes de lesa humanidad “deben comparecer ante los tribunales para ser investigados” y además admitir su responsabilidad.  

En la carta también analiza uno de los considerados 'inamovibles' de las FARC cuando en sus repetidas declaraciones han exigido que no deben pagar pena privativa de la libertad. Según el procurador general, “la sociedad colombiana exige justicia, no importa quién haya cometido el crimen.

En otro de los apartes señala que la mesa de conversaciones instalada en La Habana no puede usurparle al Congreso las competencias para definir el marco jurídico que viabilice que los integrantes de las FARC se reintegren a la vida civil.  

Con esta carta, que se entrega al inicio de un nuevo ciclo, Ordóñez deja claras sus posiciones en el proceso que adelantan las FARC y el Gobierno.

Lo cierto es que hay un matiz especial en esta carta de Ordóñez ya que quiere contribuir al proceso de paz y resalta las coincidencias entre el Gobierno y los partidos de la oposición, entre ellos, el Centro Democrático para que existan penas privativas de la libertad contra quienes han cometido crímenes atroces. “Ese es un punto de partida para avanzar hacia la construcción de un pacto para la paz”, se lee en la carta.

Incluso, en la primera parte de la misiva el procurador deja entrever un cambio en el ánimo sobre el proceso ya que asegura que el éxito de este no es la firma de un acuerdo “sino que lo que se firme se cumpla y se pueda cumplir”.

Aunque no se puede decir que el procurador entró de lleno a respaldar los diálogos, si tiene un nuevo tono y el documento (propuesta) de más de 80 hojas deja entrever la importancia que para el jefe del Ministerio Público tiene el tema. 

Ver documento aquí

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.