Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2014 12:00:00 AM

El Estado le sale a deber a Alessandro Corridori

Asegura que debe responderse por presuntas irregularidades cometidas por la SuperSociedades.

El país sigue aún con estupor el desarrollo del caso de la comisionista InterBolsa y la suerte de sus protagonistas. Uno de los principales es Alessandro Corridori, el cerebro detrás de las operaciones repo con acciones de Fabricato que terminaron por poner en juego -y posteriormente perder- el capital de cientos de inversionistas.

Hoy este ciudadano italiano se encuentra con medida de aseguramiento en la cárcel La Picota de Bogotá, por los delitos de manipulación de acciones, administración desleal, operaciones no autorizadas con accionistas o asociados y concierto para delinquir.

Para la Fiscalía es claro que Corridori no tenía con qué pagar el dinero con el que se apalancaba y que le era prestado por InterBolsa basado en pingües o inexistentes garantías. Incluso, al momento de la debacle solicitaba 64.000 millones de pesos.

Ahora Corridori, caído en desgracia, demandó al Estado por 116 millones de pesos de un crédito que, al momento de la intervención de InterBolsa, él terminó pagando de su bolsillo -según dijo- y que sirvió para pagar sueldos de trabajadores y demás gastos de la comisionista al momento de la intervención.

Semana.com conoció el documento radicado el martes pasado ante la Procuraduría Delegada la para la Conciliación Administrativa, en el que Corridori asegura que  la Superintendencia de Sociedades, en cabeza de Luis Guillermo Vélez, cometió grandes irregularidades al momento de liquidar todas las firmas adscritas a InterBolsa en donde estaba, la firma Invertácticas S. A. S., de propiedad del italiano.

En el documento se señala que la superintendente delegada, Ángela María Echeverri, cometió irregularidades al momento de liquidar a Invertácticas, pues supuestamente desconoció el reglamento general de la Bolsa de Valores de Colombia, que estaba regido por una serie de boletines de la Superintendencia Financiera.

Según argumentó, allí se determinaba cómo tenían que liquidarse las operaciones de Fabricato. Al momento de la intervención de la firma de Corridori, las acciones fueron estimadas en 20 pesos, cuando para el empresario costaban más de 50 pesos.

Para el extranjero, existe una flagrante vulneración al debido proceso puesto que Echeverri “decidió el 11 de noviembre del 2011 rechazar las objeciones y recursos presentados contra el proyecto de graduación (proceso de cuantificación de las acciones al momento de la liquidación) y otros de las sociedad Invertácticas S. A. S., no dando lugar a una recalificación del valor de la acción”.

Semana.com habló con el abogado de Corridori, Giovanni Gutiérrez, quien manifestó que el agente liquidador y la Superintendencia de Sociedades no están aplicando la normatividad vigente para liquidar a Invertácticas. “Si las acciones Corridori se liquidaran en la forma debida, alcanzaría a pagar todas las deudas a los acreedores de la firma que están avaluadas en 26.000 millones de pesos, y hasta le sobraría dinero”, detalló.

Ahora el procurador delegado del caso tendrá que determinar la fecha de una audiencia de conciliación entre los abogados de Corridori y los representantes de la Superintendencia de Sociedades para buscar un acuerdo que, de no darse, seguiría su trámite en el Tribunal Administrativo de Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.