Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2015 3:21:00 AM

Exsenadora pide a Santos investigar chuzadas en su contra

En carta al presidente, Alexandra Moreno Piraquive dice que teme por su vida y asegura que en la Policía hay “elementos mafiosos” que están dañando la institución.

Alexandra Moreno Piraquive fue durante casi una década la principal líder del movimiento MIRA, pero desde cuando decidió irse del Congreso y tras el escándalo de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, fundada por su madre, María Luisa Piraquive, desapareció del radar de la opinión pública.

Este lunes se volvieron a conocer noticias de la exsenadora. Reapareció, pero no para anunciar nuevas aspiraciones políticas, sino por cuenta del nuevo episodio de las presuntas chuzadas ilegales a Vicky Dávila, directora de La FM, que tienen en la mira a la Policía.  

La excongresista le hizo llegar una carta al presidente Juan Manuel Santos en la que le confiesa no sólo que teme por su vida, sino su percepción de que en la Policía hay “elementos mafiosos”. Por eso le pide que se investigue si durante su época de senadora, fue víctima de chuzadas ilegales por agentes de la fuerza pública.

La carta fue motivada, precisamente, por las denuncias reveladas por esa emisora sobre chuzadas desde la Policía. La semana pasada, Dávila reveló correos electrónicos en los que un informante daba cuenta de esos seguimientos ilegales contra periodistas.

En uno de los correos el informante hace relación al caso de la exsenadora Piraquive: “Lo de MIRA, lo de la senadora Piraquive, lo consiguió Carvajal con las salas y luego lo filtraron porque la senadora se atrevió a cuestionar a mi general Vargas…”.

Esta información se relaciona con uno de los hechos más polémicos protagonizados por Piraquive en el Senado. En octubre del 2012 denunció irregularidades en los procesos de selección de candidatos a ascensos en la Policía y señaló al general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Dipol, de presuntamente manipular el proceso. En ese momento se denunció que el alto oficial, por su condición de director de contrainteligencia, ponía anotaciones en las hojas de vida de los aspirantes, las cuales les impedían acceder a su ascenso. El caso quedó allí.

Hoy, la exsenadora Moreno Piraquive considera que por ese debate y por su negativa a votar el ascenso del general Mauricio Santoyo fue vulnerada su intimidad por parte de algunos policiales.

“Señor presidente, ese debate lo realicé a conciencia y pensando por supuesto en el mejoramiento de una institución que como la Policía Nacional, debe velar por la seguridad y la protección de todos los colombianos, mas no para perseguir a los ciudadanos de bien”, recuerda la excongresista en la carta.

Y confiesa que “no salgo de mi asombro, por el hecho de que dicho debate hubiese generado tanto escozor en algunos oficiales para que se dieran a la tarea de interceptar nuestras comunicaciones y, lo que es más peligroso aún, violar nuestra intimidad. No faltaba más que los congresistas elegidos democráticamente por el constituyente primario, ahora no puedan ejercer con libertad y sin ningún tipo de hostigamiento una de las funciones del Congreso de la República, como es el control político. Lo que me lleva a pensar que lo que está sucediendo en la Policía Nacional no es nuevo y ya venía pasando desde hacía un buen tiempo”.  

La excongresista, que integró la Comisión Segunda del Senado, encargada entre otros de los temas de seguridad nacional, también le denunció al presidente Santos: “Creo que no me equivoco al decirle que al interior de la Institución existen elementos mafiosos que le están haciendo mucho daño y deben ser investigados y judicializados cuanto antes”.

Por eso, la exsenadora le pidió al mandatario que se investigue esta irregularidad y se sancione con toda rigurosidad “a los que no sólo afectaron mi vida personal, violaron mi derecho a la intimidad, sino que también pusieron en peligro la vida privada de mi familia y nos pusieron en la mira de la delincuencia común”.

A renglón seguido le confiesa al presidente: “Temo por mi vida, porque si cuando me atreví a denunciar dichas irregularidades e incluso voté en contra del ascenso del señor Mauricio Santoyo, fui víctima de una persecución ilegal, no quiero imaginarme lo que podría pasar ahora que me atrevo a escribir estas líneas”.

La pretensión de la exsenadora es que el presidente Santos incluya su caso en la Comisión de alto nivel para investigar las irregularidades de la Policía, creada a propósito de las nuevas denuncias. “Estas faltas deben tener sanciones de caracteres penal y político, tanto para los que las ordenaron como para los que las llevaron a cabo”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.