Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/2014 12:00:00 AM

Investigarán a la Iglesia de Dios Ministerial por lavado de activos

Así lo anunció la Fiscalía. Semana.com revela correos que demuestran fracturas entre el grupo político de esta familia.

Después del escándalo sobre los videos que mostraban cómo en la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional se discriminaba a discapacitados, este centro religioso enfrentará un proceso investigativo. 

La Unidad Nacional contra el Lavado de Activos y Extinción de Dominio citó a interrogatorio el 27 de enero a los que eran en su momento representantes legales de la iglesia, el hoy senador Carlos Alberto Baena y María Luisa Piraquive de Moreno, para responder por el posible enriquecimiento ilícito y lavado de activos en que hayan podido incurrir. El motivo son las inconsistencias presentadas en los informes contables declarados ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y los registros de movimientos de dinero en el sistema financiero, entre los años 2003 y 2006.

Todo esto se sabe en el momento en que Semana.com revela correos que demuestran una ruptura entre Alexandra Moreno, hija de María Luisa, y Baena, ambos políticos del partido MIRA. ¿Cómo es la historia?

El pasado 25 de octubre Alexandra Moreno Piraquive le comunicó a la secretaría del partido político MIRA su decisión de no aspirar a ser reelegida en el Senado de la República. Fue una sorpresa para el movimiento, pues desde su fundación, hace 11 años, se había convertido en la líder de la bancada y su principal carta electoral. Lo fue en las elecciones de los años 2002, 2006 y 2010, en las cuales la colectividad tuvo un crecimiento electoral sostenido.

En ese momento, Moreno Piraquive argumentó que la pausa en su carrera política obedecía a motivos personales. Pidió a los dirigentes de su agrupación respetar su determinación. Argumentó que se dedicaría de tiempo completo a su familia. Aunque también les contó que iba a prepararse en el exterior para un eventual regreso a la arena política.

“No está bien de mi parte que se fomente el caudillismo, por eso doy paso a otras personas para que tengan la oportunidad de defender el trabajo que he venido haciendo, ya que es el capital que les puedo dejar para afrontar las próxima campaña al Congreso de la República”, explicó Moreno Piraquive en una carta abierta a los militantes de su movimiento.

Sin embargo, ahora cuando han trascendido videos internos que han sacado a la luz la doctrina discriminatoria de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, que tiene como plataforma política al MIRA, también se han conocido comunicaciones internas entre los dirigentes del partido que evidencian fisuras.

Semana.com conoció tres correos electrónicos en los que Alexandra Moreno Piraquive le confiesa a su madre, María Luisa Piraquive, líder de la mencionada Iglesia, su inconformismo por ciertas conductas y posiciones que el senador Carlos Baena, el actual presidente de MIRA, estaba asumiendo a nombre del partido en el Congreso. 

Se presume que María Luisa Piraquive, desde el púlpito, es quien maneja los hilos del poder en el partido MIRA. Por eso las quejas de la senadora no son un simple desahogo de hija a madre, sino revelaciones que dan cuenta del tamaño de su molestia.  

Este portal tiene conocimiento de los contenidos de estos correos electrónicos desde el pasado mes de noviembre, y ha intentado corroborar con la senadora estos temas, pero ha sido imposible. La fuente, cercana a la señora María Luisa, asegura que los correos son veraces. Lo que Semana.com comprobó es que los episodios relatados allí, en efecto, sucedieron en el Congreso.

En un primer correo, con fecha del 21 de marzo del 2013, Moreno Piraquive se queja porque Carlos Baena se la pasa peleando con el presidente del Congreso (en ese momento Roy Barreras) por querer ir a Cuba a hablar con los guerrilleros de las FARC. “No entiendo cuál es su molestia, si no entiende el tema del conflicto”, escribió la senadora.

Por esos días Barreras encabezó una delegación de seis parlamentarios, de diferentes partidos políticos, que viajaron a La Habana con el aval del Gobierno para entrevistarse con los negociadores de las FARC. Baena, aunque pertenecía a la comisión de Paz del Senado, no hizo parte de la delegación.

“No sé si trabaja para Dios o para el diablo”

En un segundo correo, remitido el 24 de abril del año pasado, Moreno Piraquive vuelve a quejarse. Esta vez el motivo de discordia fue por la posición que Baena asumió, a nombre del MIRA, en el polémico debate sobre el matrimonio entre parejas homosexuales, que por esos días ocupaba la atención de la plenaria del Senado.

Los tres senadores del partido, Moreno Piraquieve, Baena y Manuel Virgüez habían acordado oponerse al proyecto impulsado por Armando Benedetti. Los tres votaron en contra, pero de forma sorpresiva Baena se comprometió a incluir en un proyecto que lideraba el MIRA el reconocimiento de todos los derechos civiles a las parejas del mismo sexo.

En el correo, Moreno Piraquive le escribe a su madre: “Hola mami. Q pena decirle pero francamente Carlos Alberto ya se pasó. Ayer en acuerdo entre los tres, con Manuel, se decidió q en el proyecto de homosexuales, él, como vocero de Mira, tenía q dar argumentos jurídicos contra eso y resulta q ni eso hizo y además propone q dentro de una ley de Mira, que está a punto de aprobarse en el Congreso, se incluya todos los derechos civiles y él, sin importarle lo que le dijimos, simplemente nos tapa la boca diciendo que acaba de hablar con sumerced y que él puede proponer semejante cosa incluso en contra de la doctrina. Siempre imponiendo sus caprichos y aprovechándose de sumerced. Así que sinceramente yo no sé él para quien trabaja, si para Dios o para el Diablo (Sic)”.

Ese mismo 24 de abril, Alexandra Moreno le envía otra comunicación a su madre en la que le relata una confrontación que tuvo con Baena en el propio recinto del Senado, todo porque en la plenaria Baena insistió en incluir en su proyecto sobre uniones temporales el reconocimiento de derechos civiles a las parejas homosexuales. La senadora le habría dicho en privado a Baena que no le quedaba bien como predicador y que ellos no estaban en el Congreso para trabajarle “a esa gente”, refiriéndose a los homosexuales. Baena habría desistido de su intención, pero en la plenaria de ese día volvió a defender su propuesta.

Esa circunstancia motivó un enfrentamiento entre Moreno Piraquive y Baena en la plenaria del Senado de ese día. La discusión entre copartidarios se la relató de forma pormenorizada la senadora a su madre en el siguiente correo: “(Sic) Para sorpresa mía, CAB mismo pide que se tramite la ley de unión temporal, la ley de él y Gloria Estella, cuando ya se habían ido todos los senadores y sólo quedaban los del Polo, aprovechando ellos que Baena había propuesto usar su ley para incluir todo lo que se había negado horas antes. Yo pedí la palabra aclarando que eso no se podía hacer pero Baena me replicó pidiendo la palabra y desautorizándome (…) lo bochornoso del asunto, además de la burla de los senadores no se hizo esperar porque CAB siguió retándome hasta que el propio presidente del Congreso le dijo que yo tenía razón (…) pero él siguió con su capricho y le tocó intervenir a otros senadores a favor mío diciéndole que si él quería de manera solapada y por la puerta trasera meter lo de homosexuales que horas antes se había hundido”.

En ese correo Alexandra Moreno le manifiesta por primera vez a su madre su intención de apartarse de la política y le pide apoyo para irse con sus hijos fuera del país y que la proteja del propio Baena, que, según la senadora, al final de la discusión de la referida plenaria, le habría advertido: “Esto no se queda así”. “ (Sic) (…) Ya le conozco sus persecuciones así que solo quiero que a la gente de la Iglesia se le diga que por mis hijos quiero irme un tiempo al exterior. Estoy muy decepcionada y creo que Dios lo va a retirar de ser el pastor general de la Iglesia y solo quiero que sumerced analice el peligro que corre la Iglesia”.

“Creo que Baena ya no coordina”

En un correo posterior, con fecha del 29 de abril, Moreno Piraquive dice que Baena en una declaración a la prensa insiste en incluir los derechos de homosexuales en su ley. Un hecho que la senadora califica de gravísimo y por eso pide que despojen a Baena de la vocería del partido en el Senado y también de la presidencia de la colectividad porque “ya creo que el doctor no coordina”.

El 8 de mayo Alexandra Moreno vuelve a decirle a su madre que se retirará de la política y asegura que el MIRA ya perdió su destino. “Son muchas las quejas que llegan por la presión de Carlos Alberto a las iglesias”.

El último de los correos conocidos por Semana.com es del 29 de octubre, precisamente cinco días después de que la senadora escribió la carta en la que anunció que no sería candidata al Senado para el 2014. “(Sic) Madre, yo sé que me llama para persuadirme de la decisión tomada pero no lo voy a hacer. Debemos hablar personalmente porque son cosas muy delicadas y espero que con esto no permita que nos sigan separando con intrigas y hechos mal intencionados. Desde que nació Mira todos somos enemigos, así le aparenten otra cosa y las persecuciones son constantes. Les pedí varias veces que hicieran cambios que por demás fueron ignorados. Lamento mucho que sumerced ya no tenga autoridad delante de ellos (…) a ninguna de nosotras dos nos respetan y eso no lo tolero más”.

La interpretación natural de estos correos es que más allá de motivos personales, Alexandra Moreno Piraquive perdió poder en MIRA y la tensión con el presidente del partido, Carlos Baena, la habrían llevado a apartarse de la política electoral. Un verdadero cisma dentro de una organización cristiana caracterizada por su disciplina. El MIRA, uno de los pocos partidos políticos independientes y que ha sido reconocido por su trabajo en materia social en el Congreso, atraviesa por los momentos de mayor crisis de su corta historia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.