Jueves, 23 de febrero de 2017

| 1990/06/11 00:00

"Alguien tiene que poner la cara"

El director del DAS reflexiona sobre su gestión, sus éxitos y sus frustraciones.

"Alguien tiene que poner la cara"

SEMANA: General Maza, el ex presidente López Michelsen dio unas declaraciones que han creado gran controversia en torno a la efectividad de los organismos de seguridad en la lucha contra el narcotráfico. ¿Se siente aludido?
GENERAL MAZA: No me siento aludido. Los organismos de seguridad en Colombia, como todas las instituciones, pueden mejorar. Pero en lo que sí veo un malentendido es en que muchas personas esperan del DAS la solución de todos los problemas de seguridad. El DAS es, básicamente, un organismo de inteligencia estratégica cuya función principal es suministrar información al gobierno sobre la dinámica de los diferentes frentes.
S.: Pero tal vez la asociación que hace la gente del DAS y de usted concretarnente con la lucha contra el narcotráfico son sus propias declaraciones y el hecho de que cada vez que sucede algo grave usted figura ahí.
Gral. M.: En eso pueden tener un poco de razón. Tal vez sin que me corresponda exclusivamente a mí, cuando hay un asesinato como el de Jaramillo o Pizarro, yo me afano, me preocupo y comienzo inmediatamente a promover las investigaciones. Llamo a la Procuraduría, llamo a los generales, trato de atar los cabos sueltos, de seguir pistas... Pero puede que sea también una cuestión de temperamento, porque no siempre necesariamente me corresponden.
S.: Entonces, ¿por qué lo hace?
Gral. M.: Por una razón muy sencilla: alguien tiene que hacerlo. Si no, se nos desbarata el país. Alguien tiene que poner la cara.
S.: ¿Y por qué tiene que ser usted ?
Gral. M.: Porque muy poca gente quiere hacerlo. No van a creer ustedes que es agradable este oficio en la situación en la que vive el país. Más cómodo pasar agachado que salir a hacer denuncias, pero yo no puedo sacarle el cuerpo a cumplir con mi deber.
S.: Ya que habla de denuncias, algunos critican que usted siempre tiene la misma denuncia: que es que cree que fue Pablo Escobar.
Gral. M.: El problema no es cuáles son mis opiniones, sino que dicen las investigaciones. Como jefe del DAS uno no opina, uno se refiere a hechos objetivos.
S.:¿Y esos hechos objetivos lo llevan a la conclusión de que los asesinatos de Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro fueron ordenados por Escobar?
Gral. M.: En forma categórica.
S.: Pero muchas personas consideran simplista esta interpretación. Creen que los problemas del país son más complejos y que todo no se puede reducir exclusivamente a Escobar.
Gral. M.: Es que lo que me preguntaron anteriormente no es si yo creo o no que los problemas del país son más complejos, sino que me preguntaron por quién ordenó los asesinatos de Jaramillo y Pizarro, y las investigaciones apuntan en esa dirección. Las personas que creen lo contrario, hasta donde yo sé, no tienen ninguna investigación que apoye su teoría.
S.: Entonces ¿por qué las investigaciones nunca desembocan en nada?
Gral. M.: Me parece muy buena pregunta. Desde Lara hasta Jaramillo, el país tiene los elementos para saber que paso. Hay detenidos en todos los casos, esta todo el acervo probatorio en el caso Lara, pero en seis años no ha logrado convocarse un juicio. Para citar algo más cercano, el edificio del DAS fue destruído el 6 de diciembre y el caso ha pasado por las manos de nueve jueces y nadie quiere hacerce cargo del proceso. En el caso Jaramillo, la jueza ha comisionado a dos jueces para que vayan a Medellín y ellos no han querido ir. Los narcoterroristas han logrado eliminar la justicia. Hay impunidad total en sentido práctico. Ese es el viacrucis del país.
S.: ¿Usted cree que esta impunidad es la responsable de que "El Zarco", uno de los presuntos jefes de sicarios de Escobar, haya sido desvinculado del proceso de Bernardo JaramiUo, después que usted públicamente lo señaló como el hombre que había contratado al sicario que mató al candidato de la UP?
Gral. M.: Eso no es ni siquiera impunidad. Es desinformación, que puede ser hasta peor. La noticia que apareció en los medios de comunicación sobre la desvinculación de "El Zarco" era totalmente falsa. Los cargos en su contra estan en pie y siguen su curso normal. Todo esto se pudo establecer sin ninguna duda, después de que se conoció la falsa noticia, pero la noticia hizo mucho daño. En mi opinión, los medios de comunicación y la opinión pública no han sido conscientes de la desinformación que ha habido en todos estos procesos. El caso de "El Zarco" es un ejemplo muy claro.
S.: Ante eso que está diciendo, ¿cree que vale la pena seguir luchando y exponiendo la propia vida?
Gral. M.: A veces uno se pregunta si vale la pena todo. Siempre hay una zancadillita, la cascarita... Y, sobre todo, la impunidad. Pero es que alguien tiene que hacer las cosas, aunque el problema es de todos, de toda Colombia, no es solo mío.
S.: Con frecuencia la opinión publica oye decir a sus generales que tienen acorralado a Pablo Escobar, se sabe que permanentemente le interceptan las conversaciones. ¿Por qué, entonces, no lo han cogido?
Gral. M.: Aunque no lo crean, no se ha podido descubrir un instrumento técnico que permita precisar su localización, especialmente porque tiene mucha movilidad y utiliza teléfonos unicelulares. Utilizamos hasta scanners, pero dan un margen de error muy grande. Ni siquiera los japoneses han logrado desarrollar ese instrumento.
S.: ¿Pero de verdad Pablo Escobar está acorralado ?
Gral. M.: ¿Cómo no va a estar acorralado un hombre que vive prácticamente entre cuatro paredes, rodeado de sus sicarios, cambiando de casa cada dos o tres días? Cada vez le estamos reduciendo más y más el espacio. Hace seis años era congresista y personaje. De ahí en adelante no ha hecho sino perder terreno. Le hemos desbaratado sus centros de operaciones. Le hemos cogido a su gente clave. Le hemos congelado mucha plata. Hemos desmantelado organizaciones paramilitares enteras que estaban a su servicio. Hace apenas dos o tres meses todavía tenía contacto con algunas personas. Hoy esta totalmente aislado.
S.: ¿Dónde está Pablo Escobar?
Gral. M.: En Medellín, que es para él todavía una ciudad confiable.
S.: Pero por los hechos de los últimos días todo parece indicar que sigue teniendo mucha capacidad ofensiva.
Gral. M.: Si, está en capacidad de hacer atentados todavía. Hay mucha plata para financiarlos y todavía mucha gente dispuesta a cometer actos de terrorismo. Sin embargo, Escobar no es hoy el mismo de hace seis meses. Es un loco sicópata que consume marihuana. Tenemos información de que, a veces, cuando se siente muy presionado, dice: "Me voy a sustraer dos o tres horas de la extradición" se fuma un cigarrillo de marihuana.
S.: ¿Qué piensa de la extradicióin ?
Gral. M.: Entiendo que es un cuestión política, la apoyo y tengo que hacerla cumplir.
S.: ¿Qué cree que puede pasar el Colombia si capturan a Pablo Escobar?
Gral. M.: En sentido práctico, se daría un paso muy importante en la lucha contra el narcoterrorismo. También repercutiría positivamente en la conciencia de los colombianos como cuando cayó "El Mexicano". Pero entonces vendra una segunda fase y ese es otro problema, y es internacional: el narcotráfico.
S.: Cuando se ha hablado de diálogo con "Los Extraditables", cuando se conoció la famosa rendición, ¿usted qué pensaba y que piensa al respecto?
Gral. M.: Desbaratada la organización de "El Mexicano" y ganada esa batalla, las cosas estaban a nuestro favor. Pero después entran a jugar factores políticos, se habla de diálogo y rendiciones, y eso les da oxígeno. Ahora vemos como aumentan los que agitan las banderas de la no extradición, los que hablan de tramitar la rendición y juzgarlos en Colombia. Hasta se ha llegado a hablar de indulto. El poder de intimidacion que tienen es enorme. Cuando muere "El Mexicano" se dice que era el más violento, el que ordenaba las bombas y los asesinatos. Después de muerto el terrorismo no ha disminuído. Con la famosa rendición dijeron que entregaban laboratorios y hemos probado que siguen procesando y exportando cocaína; que entregaban los explosivos y siguen poniendo bombas. ¿Cómo se les puede creer?
S.: ¿A qué aspira, general Maza?
Gral. M.: A vivir en paz, a vivir en familia.
S.: ¿Guarda algún rencor?
Gral. M.: Ninguno. Miren, por ejemplo, ahora me toca custodiar a quienes antes tuvimos que perseguir en casos de secuestro, a los muchachos del M-19. Y lo hago en cumplimiento de mi deber.
S.:¿Qué siente cuando lee cartas como, por ejemplo, la que escribieron padres de familia de estudiantes del Liceo Francés, pidiéndole que deje su casa, porque la vecindad con el colegio les parece peligrosa?
Gral. M.: Los colombianos somos dados a esperar que sea el vecino el que dé la pelea. En cierta forma, los entiendo. Pero es que el problema del narcoterrorismo es de todos, de toda Colombia. La lucha es de todos, no sólo mía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.