Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2014 12:00:00 AM

Esta es ‘Chily’, la delincuente que buscaba refugio en Chile

Esta sindicada de tener en Buenaventura una casa donde de practicaban torturas.

Se llama Fanny Grueso Bonilla, alias ‘La Chily’, y está acusada de ser integrante de la banda criminal Clan Úsuga y tener en Buenaventura una vivienda en la que se practicaban torturas y descuartizamientos. Fue detenida en Chile a donde se fue para huir de dos órdenes de captura y una circular azul de la policía internacional, Interpol. Tiene 33 años, 

El arresto de Grueso Bonilla se hizo en Santiago de Chile y fue posible gracias a la colaboración de la policía chilena y la colombiana a través de la Interpol, agregó la información.

La Policía colombiana espera que en los próximos días sea trasladada a Bogotá para que ser juzgada por los delitos que se le imputan, entre los que también hay cargos por narcotráfico, porte ilegal de armas y desaparición forzada.

Grueso Bonilla se unió a las FARC cuando tenía 15 años, pero en 2004 abandonó esa guerrilla para unirse a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Es decir, tiene el récord de haber transitado, a tan corta, en los dos grupos que han causado tanto daño a los colombianos.

Tras la desmovilización de las AUC, a mediados de la década pasada, se unió a los nuevos grupos paramilitares que se negaron a abandonar las armas. En el 2009 se sumó a la banda criminal 'Los Rastrojos'.

En 2010 fue arrestada bajo la acusación de fabricación, posesión y tráfico ilegal de armas de fuego, municiones y explosivos, agregó la información policial.

En los últimos años, después de salir de la cárcel, Grueso Bonilla se unió a la banda de 'Los Urabeños', también conocida como Clan Úsuga, que se disputa con otras organizaciones criminales de origen paramilitar el control del tráfico de armas y de drogas en Buenaventura, el principal puerto colombiano sobre el Pacífico.

Hace unos meses la Policía reveló la existencia en Buenaventura de casas en las que estas bandas criminales torturaban, asesinaban y descuartizaban enemigos, una de las cuales es propiedad de Grueso Bonilla, según el comunicado de este jueves. 
 
Con información de EFE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.