Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2012 12:00:00 AM

Alias 'Gavilán' aceptó haber participado en muerte de sacerdotes

Gildardo Alberto Peñates Suárez aceptó su responsabilidad en el crimen de los sacerdotes Rafael Réatiga y Richard Píffano, perpetrado el 26 de enero del 2011 en Bogotá.

Ante un fiscal de la Unidad Nacional contra el terrorismo, Gildardo Alberto Peñates Suárez, alias 'Gavilán', aceptó su responsabilidad en el crimen de los sacerdotes Rafael Réatiga y Richard Píffano, perpetrado el 26 de enero del 2011 en Bogotá.

En la diligencia judicial alias 'Gavilán' aceptó el cargo de homicidio agravado. Por los mismos hechos también está privado de la libertad Isidro Castiblanco, alias 'Gallero', quien fue asegurado el 14 de febrero último por el Juez 31 Penal del Circuito de Bogotá, con función de control de garantías, como responsable del delito de homicidio agravado, punible cuya responsabilidad aceptó en esa diligencia.

Alias 'Gavilán' está cobijado con medida de aseguramiento desde el 14 de febrero último.

El 14 de febrero, se conoció que a los sacerdotes no los mataron para robarles sus pertenencias. Aunque esa fue durante un año la hipótesis más fuerte que rodeó la muerte del par de curas, este martes la fiscal 26 de la unidad antiterrorista detalló ante el juez 31 de garantías cómo a través de una exhaustiva investigación se determinó que los sacerdotes pagaron por su muerte.

La Fiscalía logró establecer, principalmente a través del seguimiento a los teléfonos celulares de los curas (que fueron encontrados días después de la muerte), que días previos al asesinato estos sostuvieron reuniones con dos hombres, Girdardo Peñate Suárez, alias 'Gavilán', e Isidro Castiblanco Forero, alias el 'Gallero'. Ellos habrían recibido la suma de 15 millones de pesos para acabar con la vida de los sacerdotes.

Los cuerpos sin vida de los padres Richard y Rafael fueron encontrados en la madrugada del 27 de enero del 2011 en un carro abandonado en una calle cerca de un caño sin alumbrado público ni pavimento, en el barrio Dindalito, en Kennedy. Los cuerpos fueron encontrados por la Policía, que acudió al lugar al responder a la llamada de algunos vecinos que escucharon unos disparos.

Piffano, quien estaba en el puesto del conductor, tenía dos impactos de bala en la parte de atrás de la cabeza. Reátiga, un tiro en el pecho y un rosario en la mano derecha. Tres cartuchos de una pistola calibre 7.65 quedaron en el piso en la parte trasera del vehículo.

Hoy, cuando ya pasó más de un año, la Fiscalía estableció que el deseo de acabar con sus vidas empezó días atrás de ocurrida la muerte. Ellos, en un viaje a Santander, habrían intentado suicidarse en un un precipicio de ese departamento conocido como Pescadero.

Y ante el fallido intento, optaron, según el ente acusador, por buscar ayuda en alias 'Gavilán' y el 'Gallero', dos hombres que hacen parte de una banda de falsificadores de moneda y hurto.

La Fiscalía además de establecer los autores del asesinato, pudo determinar que uno de los sacerdortes, Rafael, tenía dos enfermedades de transmisión sexual que estaban acabando con su vida. "Se le veía acabado, enfermo (...) Tenía manifestaciones propias de quien cree que no va a vivir más", señaló la fiscal del caso.

La Fiscalía corroboró dentro de la investigación que el 25 de enero del 2011 (un día antes del asesinato) uno de los sacerdotes hizo una constancia de enajenación de bienes a nombre de su mamá, lo que podría ser una señal del plan de acabar con sus vidas.

El pago de los clérigos por su propia muerte se pudo establecer por la llamadas cruzadas entre los sicarios y los curas.

"El 26 de enero los padres se comunicaron en repetidas oportunidades con los sicarios. Cuadraron entonces todo el plan. La hora y el lugar del encuentro que daría muerte al par de curas".

A los dos hombres implicados en la muerte de los curas, este martes el ente acusador les imputó cargos por los delitos de homicidio agravado a alias 'Gallero' y homicidio y tráfico de armas a alias 'Gavilán'.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.