Sábado, 5 de septiembre de 2015

| 1995/08/28 00:00

ALO ¿JULIAN?

Aparecen registros de comunicaciones telefónicas entre el celular de Julian Murcillo y algunos números telefónicos de dirigentes políticos

ALO ¿JULIAN?

SI LA SEMANA PASADA LA sorpresa consistió en que las autoridades andaban investigando las relaciones entre listados de cheques y aportes encontrados en documentos de Miguel Rodríguez Orejuela y los nombres de algunos congresistas, esta vez la noticia vino por otro lado.
SEMANA confirmó que las autoridades están indagando las razones que pueden explicar la aparición de los números telefónicos de algunos parlamentarios y dirigentes políticos en la agenda de Julián Murcillo Posada, al igual que el motivo que explica que hayan sido originadores en algunos casos y receptores en otros de comunicaciones con el teléfono celular del mismo. El número, el 3333121, aparece registrado como propiedad de su esposa, Luz Stella Arias Díaz. Sin embargo el propio Murcillo reconoció ante las autoridades que él era quien lo utilizaba siempre.
Julián Murcillo es el hombre que fue capturado por las autoridades el pasado 7 de julio, en un edificio al norte de Bogotá. La Fiscalía lo acusa de enriquecimiento ilícito y testaferrato. Es uno de los mayores accionistas de las empresas Exposal Ltda., Litofarallones Ltda., Colombiana de Operaciones Ltda. y J.J. Aro Ltda. Su familia goza de cierto grado de reconocimiento social en Palmira, de donde es originario. Murcillo fue gerente de clubes sociales en Cali y Palmira, y también el administrador del restaurante caleño 'Toro Negro', propiedad de los hermanos Rodríguez Orejuela.
Como propietario de la empresa Litofarallones Ltda., el nombre de Murcillo ha sido relacionado con el presunto suministro a algunos políticos liberales de camisetas que tenían impresa la leyenda "Samper Presidente". Por otra parte, las investigaciones de las autoridades han podido establecer que Murcillo era beneficiario de varios cheques girados por las empresas de fachada de la organización de los hermanos Rodríguez Orejuela.
La siguiente es la lista de las personas que aparecen, de una u otra forma, mencionadas en los documentos, en las agendas y en los registros telefónicos de Julián Murcillo:
- Las autoridades tratan de establecer por qué desde el teléfono cuyo número correspondería al del ex representante Jaime Lara Arjona -vinculado al proceso 8.000-, a quien SEMANA no ha podido contactar desde hace 15 días, fueron hechas 15 llamadas al teléfono celular de Julián Murcillo entre el 15 y el 20 de diciembre del año pasado. Aparentemente, desde el teléfono de Murcillo habrían salido siete llamadas al número telefónico del ex representante el pasado primero de febrero.
- Las autoridades procuran establecer si del teléfono del representante a la Cámara Adalberto Jaimes Ochoa salió una llamada al celular de Murcillo el pasado 13 de diciembre, tal y como lo indican los registros telefónicos. Al respecto el dirigente liberal dijo a SEMANA: "Yo se quien es Julián Murcillo por todas las cosas que han sucedido. Pero no tengo relación de ninguna clase con ese señor. No lo he llamado nunca a su celular ni he recibido ninguna llamada de él".
Los investigadores procuran establecer si el senador y ex presidente de la Cámara de Representantes Francisco José Jattin hizo una llamada al teléfono de Julián Murcillo el pasado 13 de marzo a las 7:47 de la noche. Del mismo modo tienen conocimiento de la existencia de una orden de alojamiento en el hotel Intercontinental de Cali firmada por Miguel Rodríguez Orejuela y con cargo a Inversiones Ara, por medio de la cual el 9 de septiembre de 1993 se habrían alojado el entonces presidente de la Cámara de Representantes y el ex presidente del Senado, José Ramón Náder. En esa orden de alojamiento, según las autoridades, existe una nota que asevera: "Murcillo dará a conocer los nombres de quien ocupará esas habitaciones".
Consultado por SEMANA el hoy senador Jattin advirtió: "Conocí a Julián Murcillo en el Hotel Intercontinental cuando me lo presentó Gustavo Espinosa el 9 de septiembre 1993, durante un foro sobre narcotráfico organizado por Asonal del Valle. Tendría que verificar con mi tarjeta de crédito cómo fue pagado el alojamiento, no lo recuerdo. Por otro lado, yo jamás he llamado a Murcillo, ni tengo el teléfono de ese señor". Su versión coincide plenamente con la que el senador José Ramón Nader dio a SEMANA.
- Las autoridades están averiguando si del teléfono de la senadora María Izquierdo salieron varias llamadas hacia el celular de Murcillo en marzo de este año. Según los investigadores, estas llamadas podrían relacionarse con el interés que tendría Luis Fernando Murcillo, hermano de Julián, en vincularse a la gerencia de la empresa Mineralco. Interrogada sobre este tema, la senadora dijo a SEMANA: "Yo no lo llamé a él. En esa época, cuando ya había estallado el escándalo de las camisetas, puse a una persona a que lo llamara para que le preguntara qué era lo que tenía contra mí. Eran llamadas cortas. Sólo llamaba y preguntaba por qué me estaban persiguiendo. En cuanto a lo de Mineralco, no tengo nada que ver con ellos".
- Las autoridades investigan si la representante a la Cámara Martha Catalina Daniels recibió, como consta en el barrido, llamadas del celular de Julián Murcillo. Entrevistada por SEMANA la representante dijo, "no conozco al señor Murcillo, y no tengo absolutamente nada que ver con él. No he recibido ninguna llamada de ese señor".
- El barrido telefónico indica que del celular de Julián Murcillo habrían salido varias llamadas a un número telefónico que, aparentemente, correspondería al del representante a la Cámara Alvaro Benedetti. SEMANA lleva 15 días tratando de localizarlo y ha sido imposible conseguirlo en su oficina y en sus residencias de Bogotá y Cartagena.
- De acuerdo con las autoridades, el nombre y los teléfonos del senador Gustavo Espinosa, vinculado al proceso 8.000, también aparecerían en la agenda personal de Murcillo como 'G. Espinosa' y como 'Gustavo Espinosa'. Las autoridades procuran establecer si corresponde a la misma persona con la cual Murcillo se comunicaba desde su celular. SEMANA ha tratado infructuosamente de dialogar con él.
- En la misma agenda aparece 'Kiko', en otras figura 'K. Becerra' y, en los documentos que fueron encontrados en los allanamientos a Exposal y Litofarallones, figura también un 'M. Becerra'. Al ser interrogado, Murcillo dijo a las autoridades que se trata del ex contralor general Manuel Francisco Becerra Barney. SEMANA indagó la opinión del ex contralor: "Conocí a Julián Murcillo hace muchos años en Palmira. El se crió en el Ingenio Providencia del cual mi tío fue gerente. Ultimamente nuestras relaciones no eran frecuentes, pero me extraña que los teléfonos de su agenda sean números tan viejos. El tiene posibilidades de conocer mis teléfonos actuales".
- La agenda de Julián Murcillo contiene una referencia a un Orlando Vásquez. El dijo que se trataba del propietario de un almacén de bicicletas en Palmira. Sin embargo, el teléfono registrado y la dirección corresponden a un barrio residencial en Bogotá. SEMANA llamó a ese número, y la persona que contestó dijo que se trata de la antigua residencia del procurador Orlando Vásquez Velásquez.
SEMANA tuvo acceso a gran cantidad de documentación en la cual aparecen otros nombres de figuras de la vida pública. Sin embargo, en algunos casos los datos no son tan precisos. Por lo pronto, tanto la agenda de Murcillo, como los barridos electrónicos realizados a su celular y los documentos incautados durante los allanamientos, de las últimas semanas, están siendo objeto de estudio por parte de las autoridades. Estas están evaluando el peso probatorio que pueda tener la información. La justicia tiene, pues, la última palabra. Y mientras ésta no se haya pronunciado, a todos los involucrados los ampara la presunción de mocencia.



UNA DEDICATORIA PELIGROSA

En la casa de Tulio Enrique Murcillo fue encontrado un libro aparentemente dedicado por Samper.

EN UN allanamiento efectuado por el Bloque de Búsqueda a mediados de marzo, en un apartamento de propiedad de Tulio Enrique Murcillo Posada -sindicado de testaferrato y sometido a la Justicia- en la ciudad de Cali, apareció un ejemplar de la segunda edición del libro Querido Ernesto del destacado periodista y escritor Fernando Garavito.
El libro contiene una dedicatoria que dice: "Para Tulio Enrique con el aprecio de" y sigue una firma muy parecida a la del presidente Ernesto Samper.
SEMANA se comunicó el sábado en la mañana con el primer mandatario y le preguntó sobre el tema. "No conozco a ese señor Murcillo" dijo el Presidente al director de SEMANA. "Sólo puedo decir que hicimos algunas presentaciones de ese libro en compañía de Fernando Garavito y firmamos muchos ejemplares" agregó.
Lo cierto con este episodio, que es más bien anecdótico, es que aunque tenga problemas de presentación es muy común que cuando se produce el lanzamiento de un libro, en especial si se trata de un acto político, los protagonistas le dediquen un ejemplar a todo el que lo pide e incluso dediquen el libro a personas que ni siquiera están presentes sino que le han hecho el encargo a un amigo.
El episodio se parece al de la foto del ex presidente Misael Pastrana con Iván Urdinola en un avión dada a conocer hace unos meses. Pero en todo caso, por el temor a que se repitan esta clase de asuntos, el propio Presidente le contó a SEMANA que ha suspendido el envío de sus fotos oficiales dedicadas a personas que le escriben a la Casa de Nariño pidiendo recibir la fotografía autografiada a la vuelta de correo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×