Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/12/29 16:33

Uribe arremete de nuevo contra la venta de Isagén

El expresidente habla de derroche y advierte que no se debe vender un activo estratégico, mucho menos en tiempos de crisis energética.

Álvaro Uribe es un ferreo opositor a la venta de la empresa de energía. Foto: SEMANA

En plena temporada del Fenómeno del Niño vuelve a reabrirse el debate por la venta de Isagén, una de las más importantes empresas generadoras y comercializadoras de energía del país. Uno de los opositores es el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien arremetió en las últimas horas en contra de la enajenación que el Gobierno pretende hacer de esta compañía y con la cual esperaría recibir 6,4 billones de pesos.
 
La venta de esta empresa mixta de la cual el Estado posee el 57 % y que tiene una capacidad instalada total de 3.032 megavatios, ha puesto a Uribe a liderar una cruzada para que esta generadora no sea vendida o, al menos, no en las condiciones pactadas, una de las razones que esboza el uribismo es que podría existir un detrimento patrimonial.
 
Mientras el Gobierno argumenta que necesita los recursos para emplearlos en el plan de vías de cuarta generación (4G), el expresidente dice que el Ejecutivo quiere pagar “parte del derroche que no pudieron llevar a carreteras”.
 
El primer argumento es económico. Para el uribismo el precio final de la venta de la empresa se debería ajustar al menos el 21 % adicional, con lo que compensaría el aumento del precio del dólar. Esto a pesar de que el Gobierno reajustó recientemente el precio en cerca del 45 %.  
 
Este martes, en su cuenta de Twitter, el expresidente Uribe entregó una razón aún más válida que tiene que ver con la temporada de sequía por la que atraviesa el país. En tiempos en que desde el Gobierno se pide ahorrar agua y luz para contrarrestar la sequía, vender la empresa es un contrasentido ya que en manos privadas los costos aumentarían para el usuario.
 
“No se debe vender un activo estratégico como Isagén, menos aún en una coyuntura tan difícil de energía como la actual”, escribió el expresidente en la red social.
 
A ese agravante se suma otro. “El agua en este verano va a costar mucho dinero… las generadoras de energía vaciando las represas van a hacer todo el dinero del mundo (…) ¿Les van a dar esa plata a los compradores de Isagén?”, se preguntó Uribe en entrevista con La FM.   
 
Aunque dijo que la construcción de las carreteras es una necesidad, el expresidente también señaló que estas se pueden hacer con Alianzas Público Privadas (APP), en cambio los particulares se rehúsan a construir represas.  
 
El Gobierno no da su brazo a torcer. Ya el Ministerio de Hacienda informó que el próximo 13 de enero se realizará la subasta para vender Isagén y, por lo que se sabe, hay tres empresas extranjeras interesadas en la compra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.