Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2013 12:00:00 AM

Uribe comparó a Santos con Zuluaga

El expresidente Álvaro Uribe señaló las diferencias a los dos candidatos presidenciales.

Una vez el presidente Juan Manuel Santos anunció la intención de inscribir su candidatura a la Presidencia de la República su principal opositor el expresidente Álvaro Uribe envió una carta en su cuenta de Twitter en la que compara a Santos con su candidato Óscar Iván Zuluaga.

Entre los temas están la seguridad, lucha contra las drogas, inversión cohesión social. Entre otros.

Este es el texto de la nota

El candidato Oscar Iván Zuluaga y el presidente Santos, Comparación

(Óscar Iván ha sido consistente, por lo tanto creíble, en su manera de pensar y de actuar. Por eso no aceptó ser ministro del gobierno Santos cuando este ya había empezado a incumplir lo prometido en campaña)

1.Seguridad:

Oscar Iván apoyó la seguridad cuando el tema, además de peligroso, era impopular para un político. Ha sido totalmente firme en que no habrá paz con impunidad. Su programa social es su mayor propuesta de paz. Comprometido con la solución jurídica independiente para los soldados y policías como uno de los puntos para recuperar su motivación.

Comprometido en la lucha contra las drogas: prevención a la sociedad, rehabilitación sin cárcel al drogadicto y cárcel al distribuidor.

Presidente Santos abandonó la Seguridad Democrática y la denomina guerra después de haberla utilizado como plataforma electoral. Aceptaba como ministro y candidato que los terroristas son terroristas y ahora los legitima como actores políticos. Puso en pie de igualdad a los soldados y policías con el terrorismo. Para dar impunidad y elegibilidad política a delincuentes incursos en atrocidades pasa por encima del continuado asesinato de policías y soldados. Los ciudadanos sienten el deterioro de la seguridad, cuyos principales instrumentos, como las redes de cooperantes, han sido desmontados. En un año de este gobierno ha habido tantos ataques a la infraestructura como en los ocho años de la anterior administración.

Solamente en Bogotá se estima que hay 500 ollas de distribución de drogas, y el problema se repite en todo el país; los distribuidores de drogas asedian colegios y universidades. Colombia es el país de la región con mayor número de estudiantes universitarios como consumidores de cocaína.

2. Inversión:

Óscar Iván como senador y ministro logró que Colombia tuviera la mayor tasa de inversión de América Latina. Colombia avanzó más de 30 puntos en el Doing Business del Banco Mundial y más de cinco posiciones en el Ranking de Competitividad. Mientras las economías de Brasil, Chile y México se hundieron durante la crisis, la de Colombia salió a flote con comportamiento positivo.

Logró que creciera la producción de petróleo, la industria el agro. Apoyó oportunamente el empleo en las empresas afectadas por revaluación. Le puso tope a la tasa de interés del microcrédito.

Financió grandes obras como la Ruta del Sol, los Corredores de Competitividad, las Dobles Calzadas.

Fue artífice, con Luis Alberto Moreno, de la Capitalización del BID para enfrentar en todo el Continente la crisis financiera.

Presidente Santos ha desmontado los estímulos a la inversión. Mientras la formación bruta de capital estaba creciendo al 17 % anual, este año crece solamente al 3 %.

Colombia ha retrocedido ocho posiciones en el Doing Business. Y en el Índice de Competitividad ha perdido una posición y permanece estancada.

Al deterioro del agro y a la caída de la industria se suma que muchas empresas internacionales de hidrocarburos han abandonado el país por violencia y burocratismo. No se agregan reservas de petróleo y la producción en lugar de avanzar hacia 1,5 millones de barriles al día, como lo anunció el presidente Santos, está nuevamente por debajo de un millón.

Tuvieron que llegar los grandes paros del agro y la caída en las encuestas para que el Gobierno pensara en los reclamos de productores agropecuarios y en las dificultades de la industria, sectores olvidados durante tres años.

La tasa de interés del microcrédito está cercana al 50 %.

Paralizaron la infraestructura, crecieron su burocracia, recortaron dobles calzadas y ahora, en vísperas electorales, anuncian nuevas concesiones.

3.Cohesión Social

Óscar Iván financió tres millones de Familias en Acción. Los grandes crecimientos de cobertura en Salud, Sena, del ICBF, de Familias Guardabosques, de atención al Adulto Mayor.

La pobreza, sin contar apoyos del Estado, bajó 13 puntos. Por primera vez la distribución del ingreso mostró una tendencia hacía la equidad.

La atención a los desplazados se multiplicó por 20. Se inició la reparación a las víctimas.

A pesas de las crisis de la economía, el país mantuvo el decrecimiento de la pobreza.

Tiene claridad sobre cómo aplicar la Jornada Única Escolar, cómo financiar la construcción de colegios, el suministro de dos comidas diarias a los estudiantes.

Tiene claridad sobre cómo lograr que todos los bachilleres tengan acceso a tecnologías y a la universidad.

Tiene claridad sobre cómo enfrentar el grave problema de desempleo juvenil, que alcanza al 20 %.

Presidente Santos ha burocratizado el manejo de los programas sociales. Basta mirar la abultada nómina burocrática de la Presidencia. Han desaparecido programas como Familias Guardabosques, necesario para evitar cultivos ilícitos y minería ilegal. Redujeron Familias en Acción, demoran los pagos y anuncian ampliaciones por elecciones. El Fondo Emprender del Sena ha estado sin mayor crecimiento, lo mismo el programa de atención al Adulto Mayor, no obstante que Colombia tiene, aproximadamente, tres millones de ancianos pobres.

Olvidaron Banca de Oportunidades y permitieron la usura en el microcrédito.

Ha derramado mayores impuestos sobre la clase media, a la que denominan asalariada de altos ingresos.

Colombia ha perdido 12 posiciones en el Índice de Desarrollo Humano, al pasar del puesto 79 al 91.

Igualó a los soldados y policías con los terroristas como potenciales victimarios.

En el último año aumentó la pobreza rural.

4.Estado austero y descentralizado

Óscar Iván fue uno de los autores del programa de austeridad en 465 empresas del Estado. Impidió que se cerrara un solo hospital.

Sabe y aplica las reglas de austeridad en el sector privado y en el público. En este último empezó su carrera como alcalde de su municipio, Pensilvania, Caldas.

Está comprometido con Bogotá, por ejemplo, con la rápida iniciación de la construcción de la primera etapa del Metro.

Como hombre de región siente la diversidad de la Patria.

Propone la creación de las regiones, sin nuevas burocracias, para la administración descentralizada de las regalías.

Presidente Santos ha presidido un gobierno derrochón en los gastos protocolarios, en la burocracia, cuyos costos han aumentado más de dos veces por encima de la inflación, en los auxilios parlamentarios, que de paso han anulado el espacio de discernimiento al Congreso.

Es doloroso el gasto publicitario del Gobierno y la manipulación que ejerce sobre medios de comunicación.

Centralizaron las regalías y para devolverlas a las regiones utilizan una forma de corrupción que son los auxilios parlamentarios y los regalos electorales.

5.Diálogo Popular

Óscar Iván ha probado su capacidad de mantener un diálogo popular directo, que es un instrumento fundamental para legitimar la democracia.

Garantiza para el 2018 un País con optimismo, en mejoría en todos los aspectos y con confianza en la democracia.

Presidente Santos abandonó el diálogo popular. La publicidad oficial no ha podido ocultar que ha sido inexistente salvo en emergencias de parálisis nacional, como con el agro, acompañadas de caída en las encuestas.

Abre para el 2018 las puertas al Castro-chavismo. A ello conduciría la legalización, la impunidad y la elegibilidad de los terroristas, el debilitamiento paulatino de la inversión, las dificultades fiscales para el gasto social, el creciente desencanto popular afianzado por la pereza del Gobierno para atender a las comunidades.

Colombia ha pasado del honor al riesgo de la vergüenza. El honor de ser modelo mundial en la lucha contra el narcoterrorismo y la vergüenza de negociar la política contra las drogas con la FARC, que es el cartel de cocaína más grande del mundo.

Álvaro Uribe Vélez
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.