Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2015 12:00:00 AM

Uribe recibe un premio y lanza puntillazos a Santos

Este miércoles el exmandatario asistió a la gala en la que recibió un premio al liderazgo latino, en Washington. Aprovechó la oportunidad para irse lanza en ristre contra el Gobierno.

El Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso (CHLI, por su sigla en inglés) celebró el miércoles su undécima gala anual y premiación al liderazgo de figuras latinas representativas, que tuvo lugar en la capital estadounidense.

“CHLI rendirá homenaje a líderes e instituciones excepcionales que han sido involucradas previamente con CHLI y han influido en futuros líderes de nuestro país”, manifestó la institución en un comunicado.

En el texto, afirma que el premio del 2015 “será presentado al senador Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia. Este homenaje es presentado a un líder internacional que apoya el avance de la comunidad hispana en Estados Unidos”.

Una vez en el escenario, Uribe hizo gala de su oratoria: “No tengo palabras para expresar mi gratitud por este inmerecido honor. Mi único mérito es trabajar todos los días en las ciudades y las zonas rurales para defender el Estado de Derecho”. Dedicó unas palabras para enaltecer la imagen de EE. UU. como la “luz” que atrae a millones de latinos en pos de “libertades y oportunidades”.

De allí pasó a atacar al gobierno venezolano, al que se refirió como “dictadura” que “basada en elecciones ilegítimas, sin límites nacionales ni internacionales, tiene en la cárcel a representantes democráticos de la oposición”.

Manifestó también que “la violencia, el narcotráfico, la pérdida de instituciones independientes y la limitación o eliminación de la libertad de expresión son amenazas en no pocos países que se esconden detrás de campañas electorales injustas y elecciones fraudulentas”.

Recriminó que “América Latina ya no puede ver a la economía privada como el enemigo de la justicia social”.

La otra mitad del discurso, sin nombrarlo una sola vez, lo dedicó al gobierno de Juan Manuel Santos: “La violencia resurge de forma menos espectacular pero más sofisticada, los grupos terroristas, financiados por el tráfico de estupefacientes, ejercen un creciente control territorial en vastas áreas (…). El éxito de la política de seguridad democrática se ha dilapidado”.

Expresó que las Fuerzas Militares están “ubicadas al nivel de los terroristas, están silentes y desmotivadas”, mientras “en el proceso de paz, los terroristas de las FARC, el mayor cártel de cocaína en el mundo, se ha impuesto la suspensión de las aspersiones de cultivos ilícitos”.

“La economía productiva está siendo afectada con el 70 % de la carga tributaria y hay inseguridad jurídica en todos los sectores. Amenazas para las empresas que trabajan el agro están emergiendo tras las conversaciones de La Habana”, expuso.

Pero faltaba el ‘puntillazo’: “La penetración de ideologías e inclinaciones políticas en la administración de justicia, en conjunto con la orientación gubernamental, están conduciendo al país hacia la impunidad de los narcoterroristas. Y al tiempo están encarcelando a líderes democráticos, entre ellos a muchos de mis colegas”.

Añadió que “si la situación fuera diferente, yo no estaría pidiendo protección internacional para los miembros de mi gobierno, todos con trayectorias impecables a lo largo de sus vida”. Es de recordar que varios de los funcionarios de su administración fueron llamados por la justicia. Varios de ellos pretendieron evadirlo y se encuentran, precisamente, en EE. UU. bajo la figura de asilo.

Pero ¿quién da el premio? CHLI es una organización fundada en el 2003 “por miembros del Congreso y líderes corporativos para estimular el progreso económico de la comunidad hispana, con un enfoque en la responsabilidad social y la competitividad global” que es “sin ánimo de lucro, no partidista”.

Sin embargo, de su junta de ocho congresistas latinos, seis pertenecen al conservador Partido Republicano, más afín con las ideas del expresidente Uribe.

De hecho, compartió escenario con el exgobernador de Florida y seguro candidato republicano a la presidencia, Jeb Bush, heredero de la misma estirpe que puso a su padre y a su hermano en la Casa Blanca.

Nadie olvida la profunda empatía que hubo siempre entre Uribe y George Bush hijo mientras fueron mandatarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.