Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/2015 9:20:00 PM

¿Le volverá a hacer ‘conejo’ Uribe a Pacho Santos?

Una reunión entre el expresidente y el narrador William Vinasco, dos veces candidato a la Alcaldía de Bogotá, generó suspicacias frente a la candidatura del ex vicepresidente.

Si los uribistas hicieran un concurso para calificar la lealtad con el expresidente Álvaro Uribe, sin duda Francisco Santos estaría peleándose el podio. Pero si también existiera un escalafón entre los dirigentes de mayor confianza del expresidente, probablemente Pacho no figure en los primeros de la lista.

Uribe y Francisco Santos son de orígenes muy distintos. El expresidente, paisa, nació en una familia dedicada al campo, dueña de varias fincas en el suroriente antioqueño. Pacho, bogotano, en el seno de una de las familias más aristócratas del país y que ha tenido dos presidentes de Colombia (Eduardo Santos y Juan Manuel Santos).

Ambos consolidaron un matrimonio político desde el año 2002. Uribe, en ese intento por llegar a la Presidencia, sorprendió al nombrar a Pacho su fórmula vicepresidencial. Se dijo en ese momento que se trataba de una jugada maestra de Uribe para capitalizar el respaldo de la clase más influyente en la capital, la que históricamente ha determinado quién debe subir al poder. Pacho estuvo ocho años como vicepresidente y allí se dejó ver como uno de los más fieles y leales a la doctrina uribista.

Cuando Uribe salió de la Presidencia, en el 2010, muchos de los que se hicieron elegir bajo la sombra de su faro le dieron la espalda, o por lo menos el expresidente lo siente así (se siente traicionado por el presidente Juan Manuel Santos y por decenas de congresistas). Pero Pacho siguió a su lado. Como periodista -fue director de RCN Radio y desde allí hizo oposición- y como político –fue uno de los que levantaron su mano para recibir el guiño de Uribe como candidato a la Presidencia-.   

En el 2013, Uribe, tras declarar abiertamente su oposición al gobierno de Juan Manuel Santos, tenía cinco cartas para las elecciones presidenciales: Luis Alfredo Ramos, Óscar Iván Zuluaga, Francisco Santos, Carlos Holmes Trujillo y Juan Carlos Vélez. Con ellos había acordado hacer una consulta para definir el candidato único. Así quedó aprobado y así se lo dijo Uribe al país.

Pocos meses después, la baraja se redujo a tres (Ramos fue detenido, Vélez estaba inhabilitado) y Uribe se retractó. Reversó la consulta y decidió que el candidato saldría en una convención de militantes del Centro Democrático. Adoptó la decisión en un momento clave, cuando Francisco Santos era, de los tres, el que mejor figuraba en las encuestas, al punto de que registraba una intención de voto superior a la del presidente Santos.

A regañadientes, Pacho aceptó la Convención. Óscar Iván Zuluaga la ganó y decía que su triunfo obedecía a que era el candidato en el que Uribe más confiaba.

Pacho se alejó de Uribe. Pero tras sanar las heridas de la convención, salió a apoyar la candidatura de Uribe al Senado. Le pidió al expresidente que el Centro Democrático se metiera en la revocatoria de Gustavo Petro, pero Uribe se quedó quieto. Otro desaire. Finalmente, en las presidenciales Pacho acompañó, en la recta final de la campaña, a Óscar Iván Zuluaga. Las relaciones volvieron a su cauce.

Terminada la campaña, Pacho Santos empezó a armar su proyecto político para la Alcaldía de Bogotá, pues ha confirmado que será candidato del Centro Democrático. De hecho, Uribe y Zuluaga le enviaron una carta en diciembre del año pasado en la que así lo daban a entender: “Le pedimos a usted, doctor Francisco Santos, que lidere, como aspirante a la Alcaldía del Centro Democrático, los equipos, las propuestas y las acciones que vamos a ofrecerles a los bogotanos para devolverles la esperanza, la confianza y el sentido de futuro y bienestar que hoy han perdido”.

Se podría entender que esa es una decisión definitiva. Sin embargo, este viernes el mundillo político se revolvió por cuenta de la reunión que hace pocos días sostuvo el expresidente Uribe con William Vinasco, quien además de ser locutor de fútbol y dueño de varias emisoras populares como Candela Stereo, ha sido dos veces candidato a la Alcaldía de Bogotá.

Según el portal Lasillavacia.com, en la reunión se habló sobre las elecciones en Bogotá y posibles acercamientos. De inmediato comenzaron las “especulaciones”, como las calificó el propio Pacho Santos en diálogo con Semana.com. Que Uribe estaba buscando al narrador para ofrecerle la candidatura, que volverían a hacerle ‘conejo’ a Pacho, que sólo se trata de buscar apoyos.

Vinasco se hizo célebre por ser durante muchos años la voz de los goles de la selección Colombia y sabe mover gente como el gremio de los taxistas en la capital entre su legión de seguidores. Su popularidad llegó a tal punto, que hace ocho años, en el 2007, se lanzó a la Alcaldía. Pocos apostaban a su favor, pero alcanzó a asustar a Samuel Moreno y a Enrique Peñalosa al obtener 350.000 votos.

Desde entonces, Vinasco no pasa inadevertido y cada vez que hay elecciones en la capital su nombre suena. En el 2011, incluso, partidos como La U y el Conservador le coquetearon. Se presentó como candidato, pero al final de la campaña decidió apoyar a Gina Parody, quizás al comprobar que su popularidad ya no era la de antes.

Por eso, Pacho le restó importancia a la reunión de Uribe con Vinasco. “Esas pequeñas cosas son parte de la especulación propia de una campaña, eso es parte con lo que voy a tener que lidiar de aquí al 24 de octubre. A mí lo que me preocupa es la suerte de Bogotá, eso es lo que me trasnocha”.

El ex vicepresidente también reiteró que “de acuerdo con lo hablado con Uribe, está totalmente firme (la candidatura). Estoy preparándome para presentar una propuesta de cambio que quieren los bogotanos”.

Pacho tampoco teme que el Centro Democrático cambie las reglas de juego para escoger el candidato a la Alcaldía, de hecho, en las estatutos está la posibilidad de que sea una consulta o una nueva convención del partido.

“No me da temor, no estoy preocupado. El Centro Democrático está unido, es el único partido que sacó 1.100.000 votos en Bogotá, ganó las elecciones de Senado, las de Cámara y ganó la primera vuelta de las presidenciales. Estamos muy unidos para transformar esta ciudad. Si alguien quiere apoyarnos, tiene las puertas abiertas”.

De momento, Pacho Santos es el candidato que tendrá Uribe para la Alcaldía de Bogotá. Sin embargo, conociendo los antecedentes, nadie asegura que sea su última palabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.