Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/01/14 22:00

Cumbre en la Casa Blanca: la otra encrucijada del alma de Uribe

Aun cuando se ha dicho que Uribe no irá a la ceremonia de conmemoración del Plan Colombia en Washington, sus allegados dicen que, en las últimas horas, el hoy senador no ha cerrado la puerta.

El encuentro tiene por objeto destacar los logros de la cooperación bilateral en el período 2000-2015. Foto: Archivo particular

Aunque se ha dicho que el expresidente Álvaro Uribe no asistirá a la ceremonia de conmemoración de los 15 años del Plan Colombia en Washington, el próximo 4 de febrero, personas muy allegadas al exmandatario que han hablado con él en las últimas horas aseguran que lo está pensando y que no ha cerrado la puerta del todo.

El encuentro, encabezado por los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos, tiene por objeto destacar los logros de la cooperación bilateral en el período 2000-2015. Se sabe que Uribe es poco amigo de actos protocolarios, que sus relaciones con su sucesor están muy deterioradas y que no quiere aparecer en la misma foto con Santos.

Las diferencias entre los dos, además, se han profundizado a raíz de la oposición del Centro Democrático a la venta de Isagén y al proceso de paz, tema que será tocado en Washington y que la Casa Blanca apoya con entusiasmo.

Sin embargo, más allá de su enfrentamiento con Santos y de que no es un hombre apegado a las reuniones sociales, para Uribe es importante mantener los lazos con Estados Unidos y con miembros de la comunidad de Washington que lo apoyaron durante su gobierno. En especial, el expresidente George W. Bush, quien estaría presente en la reunión.

De hecho, en diciembre pasado, en una entrevista con Blu Radio, Uribe dijo: “He sido muy respetuoso con el tema y me obliga a ser prudente”. El hoy senador aprovechó para hablar sobre los beneficios del acuerdo sobre narcotráfico y guerrilla entre Colombia y Estados Unidos que se puso en marcha durante el gobierno de Pastrana.
 
“Celebré el acuerdo del Plan Colombia. Mantengo mucha gratitud a Estados Unidos y tengo enorme gratitud por el presidente George Bush”, puntualizó.
 
Uribe, en esa oportunidad lanzó dardos al nuevo gobierno. Dijo que luego del Plan Colombia el país va para atrás en materia de narcotráfico. “Este país había rebajado la producción de coca a 170 toneladas métricas por año, el año pasado fueron 400 y este año supera eso. El narcotráfico, encabezado por las FARC, está tomándose el país nuevamente”. Por último criticó los acuerdos de la Habana con base en la suspensión de la extradición de guerrilleros y cero castigo en Colombia.

En conclusión, por ahora, Uribe sigue con una verdadera encrucijada en el alma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.