Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/4/2015 10:19:00 PM

Uribe cumplió su cita con la justicia

El expresidente responderá por los señalamientos realizados en su contra por el ‘hacker’ Andrés Sepúlveda. Uribe aprovechará para hablar sobre las condenas a María del Pilar Hurtado y Bernardo Moreno.

Como estaba previsto, el expresidente Uribe llegó a las 7:50 de la mañana de este martes a la sede de la Corte Suprema para cumplir su cita con el magistrado José Luis Barceló. No se trata de una cita cualquiera. La diligencia se demoró un par de horas. El exmandatario entregó una versión libre para responder por señalamientos que sobre él vertió el ‘hacker’ Andrés Sepúlveda, quien ha dicho que el ahora senador conoció de sus actividades poco claras durante la campaña presidencial del Centro Democrático.

En su momento el ‘hacker’, en entrevista con SEMANA, habló de esas actividades que ha ido corroborando en sus distintas declaraciones ante la Fiscalía y la Corte Suprema. Lo que dicho se ha derivado de un proceso de colaboración con el ente acusador a cambio de una rebaja de pena.

Semana.com indagó con fuentes de la Corte Suprema de Justicia sobre la mecánica de la diligencia. Consistirá en responder a más de 30 preguntas relacionadas, en una primera fase, a controvertir o confirmar si conocía -como se ha dicho- de las actividades ilegales del ‘hacker’.


Foto: Guillermo Torres

Como se sabe, Sepúlveda intentó interceptar las comunicaciones de algunos miembros del equipo negociador del gobierno y de las FARC en el proceso de paz de La Habana. El senador Uribe ha dicho que ni Óscar y David Zuluaga, ni Luis Alfonso Hoyos ni persona alguna le trajo información sobre temas que les hubiera transmitido el señor Sepúlveda.

“Al señor Sepúlveda no lo identifico. Si de la campaña me hubieran preguntado por él, les habría recomendado no contratarlo por el solo hecho de haber trabajado con el señor J. J. Rendón y el presidente Juan Manuel Santos”, dijo ya Uribe.

Y ha dicho también: “En el caso del señor Sepúlveda estamos ante un joven con trastornos mentales. A quien indujeron en falso testimonio e infiltraron en la campaña y a quien mantienen confinado en el búnker, cuya débil psicología ha sido manipulada y torturada por la Fiscalía General, lo cual genera el mayor daño a la Justicia”, dijo Uribe.

Posterior a esta diligencia, el despacho continuará recaudando material documental y testimonial para verificar las posibles irregularidades en las que pudo incurrir el hoy senador por estos hechos. Al término de este recaudo probatorio, el magistrado Barceló deberá presentar un proyecto del caso, es decir, archivarlo por falta de pruebas o, por el contrario, darle paso a una investigación formal por los hechos. Este proyecto debe ser debatido por los magistrados María del Rosario González y Luis Guillermo Salazar.

Cabe destacar que la diligencia fue solicitada por el propio senador Uribe y se ha postergado en tres oportunidades. En dos ocasiones por disponibilidad del senador y en otras por una solicitud relacionada con la posibilidad de ser oído por toda la Sala Penal. Dicha solicitud fue negada, por lo cual el expresidente sólo será escuchado por el magistrado Barceló, quien tiene el proceso en sus manos.

Uribe, como ha dejado ver, aprovechará para hablar de las condenas a la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado y Bernardo Moreno a 12 y ocho años de cárcel, respectivamente. De hecho, este lunes se fue lanza en ristre contra la Fiscalía que, por la tramitología judicial, confinó temporalmente en los calabozos del búnker a Moreno, al que la Corte le dio la casa por cárcel.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.