Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2016 9:29:00 PM

“No estamos cerca de un acuerdo”: Gobierno

El Centro Democrático debía presentar sus propuestas concretas para modificar los acuerdos de La Habana, pero no las llevaron por escrito. La negociación del Gobierno con los del No completa seis días y no arroja resultados.

Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa, resumió con claridad el actual estado del Diálogo Nacional por la Paz, abierto por el Gobierno después de que fueron rechazados en las urnas los acuerdos de paz firmados en La Habana con la guerrilla de las FARC: “¿Estamos cerca de un acuerdo? No; ¿Que hemos comenzado bien? Sí”.

Las palabras del ministro Villegas sucedieron ante los micrófonos de los medios de comunicación que este martes volvieron a esperar más de cuatro horas por una noticia. Era la segunda vez que los negociadores del Gobierno y los voceros del uribismo se reunían en la Casa del Ingeniero Militar, en el exclusivo barrio del Chicó, en el norte de Bogotá.

Según lo acordado el jueves de la semana pasada, los voceros del Centro Democrático debían traer por escrito las propuestas de ajustes al contenido de los acuerdos de La Habana. Las propuestas no llegaron, al menos en un documento escrito.

Quienes sí llegaron fueron Álvaro Uribe, senador de Centro Democrático, y el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle. La reunión comenzó a las 3:10 de la tarde y se prolongó hasta las 7:30 de la noche, cuando las partes reunidas se asomaron para dar declaraciones. Cada parte coincidió en la buena voluntad, pero entregó un parte diferente sobre lo que representan las actuales conversaciones para cada orilla.

A las 6:00 de la tarde, el senador Roy Barreras salió por la puerta del Club Militar y aprovechó que las cámaras estaban listas y encendidas para informar que los uribistas llegaron sin la tarea a la reunión. “Nos habían prometido entregar el documento por escrito la semana pasada, pero no lo entregaron. Hoy debían entregarlo, tampoco lo hicieron. Hay buen ambiente, pero necesitamos las propuestas por escrito”.

El congresista, quien fue negociador en La Habana en la recta final del proceso de paz con las FARC, reiteró la urgencia por alcanzar un acuerdo, pero aclaró que la que se está desarrollando en Bogotá “no es una mesa de renegociación”. 

Tras esas palabras, Barreras dio media vuelta y entró de nuevo al lugar donde se desarrollaba la reunión.

Al término de las casi cuatro horas de conversación, Herbin Hoyos, vocero de un sector de víctimas de las FARC, le pidió al Gobierno que en esta fase le imponga a la guerrilla la condición de liberar a los demás secuestrados de los que aún no se tiene noticia, o por lo menos entregar la información sobre su paradero. Todo con el propósito de depurar la lista de secuestrados, que, según Hoyos, está vigente. “Son muchas las víctimas que aún no han podido hacer un duelo, no tienen a quién ponerle flores”. También pidió que sean escuchados por el Gobierno y las FARC.

Álvaro Uribe dijo que la reunión trascurrió en un ambiente de diálogo “franco y constructivo”. Reiteró algunas de sus observaciones al acuerdo, propuso que la justicia transicional sea competencia de la Corte Suprema de Justicia y no de un tribunal alterno creado para el investigar y sancionar los delitos sistemáticos de las FARC y de otros actores con ocasión del conflicto armado.

Insistió en que el narcotráfico no puede ser delito conexo al político, señaló que otros voceros del No serán los que se refieran al tema de la equidad de género y pidió un ‘cara a cara’ de los diferentes capítulos del acuerdo final de la Mesa de La Habana. Apuntó que si existe voluntad para ello, se podría resolver en cuestión de minutos. “Esto no se trata de simples retoques al acuerdo”, apuntó.

Otra idea tiene el jefe negociador, Humberto de la Calle, quien recordó que la negociación es entre el Gobierno y las FARC, y que esta se cerró en La Habana, a la vez que aclaró la disposición para atender “ajustes y precisiones”. “Eso es lo que nos anima (…) nos han prometido un documento con esas inquietudes”.

El ministro Villegas informó que ambas comisiones volverán a encontrarse el miércoles, pero sólo para intercambiar los documentos. El jueves, se comprometió, el Gobierno daría respuesta, claro está, siempre y cuando los voceros del Centro Democrático lleven el documento.

Mientras tanto, casi en simultáneo, durante su alocución sobre la apertura de las negociaciones públicas con el ELN, el presidente Santos hizo un llamado para que diálogo con los voceros del No sea fructífero. Para ese fin, apuntó, esos voceros deben evitar presentar propuestas imposibles, avanzar con sentido de urgencia sin dilatar las conversaciones y trabajar sobre dos bases fundamentales: realismo y verdad. 

Este martes, otros voceros del No también tuvieron actividades. El exprocurador Alejandro Ordóñez publicó un documento de propuestas, mientras que Marta Lucía Ramírez se reunió con el presidente Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño. 

Las reuniones entre el Gobierno y el uribismo para construir un nuevo acuerdo no arrojan resultados. A pesar de las palabras a la galería, lo que se aún se percibe es un ambiente de desconfianza. El Gobierno siente que el uribismo está dilatando el acuerdo nacional por la paz, mientras que los segundos tienen la sensación de que el Gobierno no les hará caso. Pese a que en el país pasan noticias con mucho vértigo, la negociación para salvar el acuerdo de paz completa seis días sin arrojar resultados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.