Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2009 12:00:00 AM

“Amar y Servir” comenzó a cantar en Bogotá

Una bonita forma de ayudar a los niños discapacitados en esta Navidad puede tocar a la puerta de su casa.

.-Si usted vive en Bogotá y su casa está ubicada cerca de la calle 100 con 15, o de la 127 con 15, en la 72 con séptima, en el barrio La Soledad, en Kennedy o en Timiza, prepárese, ya que puede recibir sorpresivamente la visita de los “Cantores de la Estrella”, un grupo de niños que tocarán a su puerta para cantar villancicos desde hoy hasta el 24 de diciembre.

Ésta campaña de la fundación “Amar y Servir” busca recolectar fondos para un proyecto de Fe y Alegría que beneficiará a niños discapacitados. Según el padre Jorge Serrano, quien dirige el proyecto, a las casas llegarán niños vestidos de Reyes Magos, identificados con una escarapela y con un adulto responsable, cantan 3 ó 4 villancicos y reciben la ofrenda voluntaria.

“Las personas que quieran ayudar pueden hacerlo aportando dinero en efectivo que podrán echar en un sobre con sus datos para que luego conozcan de cerca qué se hará con este dinero. También lo pueden hacer a través de www.amaryservir.org.co ”, dice Serrano.

Estos pequeños, luego de cantar, harán una bendición a su hogar y escribirán “20+C+ M+B+10” en su puerta. La ‘compleja’ fórmula no es otra cosa que el año que viene y las iniciales de Christus Mantionem Benedicas, que significa “Cristo Bendiga este Hogar”.

Así que si quiere sentirse como en película navideña no tema abrirles a los niños “Cantores de la Estrella”, disfrute de su canto angelical y haga su aporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.