Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2015 11:44:00 AM

“Tengo buena relación con el Centro Democrático”

El ex vicepresidente y ahora precandidato a la Alcaldía de Cali por La U, Angelino Garzón, responde a las críticas por sus alianzas y anuncia que habrá otras.

Luego de varios meses de especulaciones, el ex vicepresidente Angelino Garzón aterrizó su aspiración política para las elecciones de octubre próximo.

Competirá por la Alcaldía de Cali y no lo hará por firmas como quiso a través de una tutela cuyo fallo le fue adverso, sino que irá avalado por el partido de La U, el mismo al que renunció en agosto del 2014 cuando dejó la Vicepresidencia en medio de una fuerte tensión con el gobierno del presidente Santos y voceros del partido de Unidad Nacional.

Pero cuando se trata de cálculos políticos, los odios, rencores y las ofensas del pasado se transforman en sutiles diferencias coyunturales. Por eso sorprendió ver a Garzón en una foto junto a Roy Barreras, uno de sus mayores contradictores, y en otra imagen al lado de la exsenadora Dilian Francisca Toro, una de las baronesas electorales más cuestionadas del Valle del Cauca, que aspira a convertirse en la primera mujer que gobernará ese departamento.

Semana.com habló con Garzón de esas alianzas, donde dejó abierta la posibilidad para otras más polémicas; se refirió a sus acercamientos con el Centro Democrático y la reconciliación con el presidente Santos y dejó claro que no está enfermo sino que padece una discapacidad producto de un accidente cerebrovascular que sufrió en el 2012.

Semana.com: Le puso fin a su encrucijada electoral de ser candidato por las alcaldías de Cali o Bogotá.

Angelino Garzón:
Pues yo le tengo cariño tanto a Bogotá como a Cali. He vivido más de 25 años en Bogotá, allí me formé política y socialmente, allí estudiaron mis hijas, una de ellas nació en Bogotá. Y por otra parte le tengo un gran cariño a Cali porque soy vallecaucano, fui gobernador del departamento y conozco bien a su capital.

Semana.com: Si el fallo de tutela hubiera sido a su favor, para presentarse a las elecciones por firmas, ¿en qué ciudad se habría postulado?

A. G.:
Cuando presenté la acción de tutela dije que sería ser candidatos por firmas, pero la Ley me lo impidió y si hubiera podido ir por firmas, lo habría hecho en Cali.

Semana.com: Eso quiere decir que la decisión de ser candidato a la Alcaldía de Cali la tomó hace tiempo.

A. G.: No, la decisión de ser candidato por Cali la tomé el día 22 de abril.

Semana.com: Usted era consciente de que esa indecisión tenía en ascuas el ajedrez político en el Valle.

A. G.: Yo tengo que respetar la diversidad política y social en Cali y en cualquier otra parte del país y entiendo por principio que toda persona tiene derecho a ser candidato a cualquier cargo de elección popular y por principios también entiendo que todo partido político tiene derecho a presentar sus candidatos.

Semana.com: No le da guayabo enfrentarse a otros dos candidatos que son de sus entrañas, como el chancero Roberto Ortiz y el empresario Maurice Armitage...

A. G.: Pues del señor Maurice Armitage tengo una muy buena opinión, es un buen hombre, y con Roberto Ortiz me ha unido una amistad y por lo tanto tengo que respetar el derecho legítimo de ellos de aspirar a cualquier cargo de elección y no puedo confundir la amistad con derechos.

Semana.com: ¿Ve posible una alianza con ellos?

A. G.: No, ni mucho menos, porque el señor Armitage recoge firmas para ser candidato de Cali y tengo que respetar esa decisión política, y el señor Ortiz está trabajando por el Partido Liberal. No olviden que yo gozo con los triunfos de los demás.

Semana.com: Desde varios sectores le reclaman falta de coherencia al aceptar un aval de un partido que criticó y lo maltrató...

A. G.: No tengo sino palabras de reconocimiento a la decisión valiente y generosa del partido de La U, cuando por iniciativa del senador Roy Barreras y la exsenadora Dilian Francisca Toro tomaron la decisión de ofrecerle el aval a Angelino Garzón. A la generosidad hay que responder con generosidad y debo decir públicamente que no me han exigido absolutamente nada.

Semana.com: Pero ¿veremos al hijo del senador Roy Barreras en su cuadro de campaña y en su futuro gabinete municipal?

A. G.: Pues he tenido la oportunidad de conocer al hijo del senador Barreras y lo admiro como concejal de Cali junto a otros tres concejales jóvenes que admiro y le puedo adelantar que si soy elegido alcalde, tendré una política pública en favor de los derechos de los jóvenes y por lo tanto esperemos al 25 de junio que reciba el aval.

Semana.com: Hay quienes creen que ese aval no es más que el preludio de que usted hará alianzas con los que sea para llegar a la Alcaldía de Cali. ¿Usted qué cree?

A. G.: Pues voy a procurar a partir del 25 de junio de ser el candidato ganador a la Alcaldía de Cali y trabajaré para que diversos sectores sociales me respalden como candidato porque yo no voy a trabajar para ser excandidato y por lo tanto aplicaré el principio de que las elecciones se ganan sumando, no restando.

Semana.com: Es decir, ¿veremos en su campaña apoyos de personas cuestionadas o condenadas?

A. G.: Pues esperemos a ver, no nos precipitemos. Yo aprendí también de mi mamá que no podemos ensillar un caballo que no tenemos. Primero tengo que esperar que el partido de La U me inscriba como candidato el 25 de junio.

Semana.com: Le cambio la pregunta: ¿Le preocupa recibir respaldos de personajes o figuras políticas cuestionadas o condenadas?

A. G.: Permítame decirle, yo creo en el proceso de la reconciliación con camino de paz. Lo que quiero decir es que de mi boca no saldrá en ningún momento una palabra de maltrato o descalificación hacia una persona que en el pasado haya sido investigada o condenada por la justicia, porque yo creo que Colombia necesita un camino de reconciliación.

Semana.com: ¿Esa respuesta quiere decir que sí recibiría esos respaldos?

A. G.: Esperemos a ver, vuelvo y le repito; eso es una opinión muy suya.

Semana.com: La famosa foto suya con Dilian fue objeto de muchas críticas en redes sociales y vista por algunos como el abrazo del oso. ¿Usted qué piensa?

A. G.: No, ni mucho menos. Conozco a la doctora Dilian desde cuando ella era senadora y yo gobernador del Valle y por lo tanto con ella he tenido una buena relación personal y hoy defiendo que ella tiene derecho al debido proceso y demostrar su inocencia ante la justicia colombiana.

Semana.com: ¿En ese discurso de reconciliación cabe el presidente Santos?

A. G.: He dicho públicamente que si soy elegido alcalde de Cali, a la segunda persona que llamaré es al presidente de la República, para manifestarle que quiero trabajar de la mano con el Ggobierno nacional por el bien de Cali y lo mismo haré con quien salga elegido gobernador o gobernadora del Valle.

Semana.com: ¿Ahora sí le contará al país por qué rechazó la embajada en Brasil, o insistirá en la excusa del perro?

A. G.: Fue una razón personal y familiar. Eso es un derecho que yo tenía; el derecho de decirle al presidente de la República que por razones personales y familiares no acepté ser embajador en Brasil.

Semana.com: Como alcalde de Cali, ¿trabajará de la mano del partido de La U?

A. G.: “Procuraré que el partido de La U me respalde en mi gestión como alcalde”.

Semana.com: Le critican que siendo vicepresidente de Santos se haya convertido en un palo en la rueda de un Gobierno que intenta firmar la paz con las FARC...

A. G.: Yo quiero que el diálogo con la guerrilla de las FARC llegue a buen término. Ahora, yo lo que creo es que el camino de la paz en Colombia pasa por el camino de la reconciliación y he dicho que si soy elegido alcalde, convocaré a un encuentro nacional por la paz y la reconciliación en mayo del 2016 en Cali.

Semana.com: ¿Qué responde a quienes temen que usted se haga elegir alcalde de Cali por La U, pero gobierne con el Centro Democrático?

A. G.: Yo tengo buena relación con el Centro Democrático y estoy procurando tener una conversación con dirigentes de ese partido en Cali, como la senadora Susana Correa, Carlos Cuero y ojalá que esté el expresidente Uribe, porque si soy elegido con el aval de La U, eso no significa que voy a desconocer a otros sectores políticos y sociales.

Semana.com: ¿Le preocupa la acción de repetición que podrían instaurar contra usted por el famoso pleito de la vía Cali-Candelaria, que no se hizo?


A. G.: Si soy elegido alcalde de Cali mantendré la misma postura contra la corrupción. Si alguien no quiere votar por mí por lo que hice en defensa de lo público cuando por orden judicial me tocó pagar por esa carretera que nunca se construyó, pues que no vote”.

Semana.com: ¿Cómo está su salud, que es otro de los temores?

A. G.: Si yo estuviera enfermo realmente, no estaría hablando con usted, sino en una clínica o en un hospital. Me duele humanamente y políticamente que algunas personas, por ignorancia o por sectarismo político, confundan discapacidad con enfermedad. En mi caso particular tengo un problema de una discapacidad a raíz de un accidente cerebrovascular que sufrí en el 2012, pero eso no es una enfermedad”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.