Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2012 12:00:00 AM

Angelino salva la patria

El vicepresidente Angelino Garzón entró en el segundo tiempo y de tiro penal, consiguió el gol con que Colombia empató el juego contra Bolivia, que con un fútbol superior, pudo ganar si su presidente Evo Morales no desperdicia un penalti en el primer tiempo.

La convocatoria del capitán del seleccionado colombiano, Juan Manuel Santos, fue de unidad nacional. Por la derecha puso a marcar a Germán Vargas Lleras, en una apuesta por la experiencia, y con la presión de contener los ataques bolivianos.
 
En zona de creación, alineó a Mauricio Santamaría (no en vano es director de Planeación Nacional). Atrás, rechazando todos los ataques, a Jhon Jairo Ocampo (secretario de prensa). A la izquierda, de forma sorpresiva, le dio la confianza a su hijo Martín. El mismo Santos asumió el ataque.

En frente, el famoso equipo boliviano, que desde cuando su capitán Evo Morales asumió la Presidencia del país del altiplano, no sólo ha desafiado a muchos equipos suramericanos, sino que se ha convertido en la amenaza futbolística en el continente.

Por eso, Santos, como buen jugador de póker, sacó varios ases que tenía bajo la manga. Mauricio Serna, un antioqueño para dar equilibrio en la mitad de la cancha; Harold Lozano, para darle mejor manejo a la pelota, y Faustino Asprilla, encargado de darle el toque de magia al ataque colombiano.

Sobre el papel, la estrategia de Santos parecía indestructible. Pero los bolivianos saltaron a la cancha como si la humedad del Caribe colombiano no les hiciera mella, a pesar de su preparación a más de 3.600 metros de altura. Morales decidió llegar a la ‘Heroica’ el mismo día del juego. Y su estrategia fue más efectiva.

Los bolivianos se adueñaron de la pelota rápidamente, le dieron buen manejo, siempre con su 10, Evo Morales, dirigiendo la orquesta.

Evo se vio más dúctil que el capitán colombiano. La paraba bien y tocaba de primera intención. Rápidamente, la selección boliviana encontró una zona fácil de penetrar. La derecha. Vargas Lleras, muy voluntarioso, que estrenaba guayos azules, aunque no muy conservadores, se vio fácilmente superado por los atacantes verdes. El ministro se dio cuenta de sus falencias y abandonó la cancha a los diez minutos y dio paso al delantero Carlos Castro.

Colombia atacaba por izquierda gracias al ímpetu de Martín Santos, quien siempre buscaba a su capitán, Juan Manuel, que lucía guayos naranja.

Una combinación entre Martín y Asprilla precedió el primer gol. Carlos Castro, a la salida del portero boliviano, puso la ventaja para Colombia. El capitán Santos dirigió la coreografía de la celebración.

Bolivia no tardó en igualar el marcador. Y pudo irse en ventaja cuando Jhon Jairo Ocampo cometió una falta en el área. El penalti fue disparado con fiereza por Evo Morales, pero Andrés Cadavid (preparador de arqueros del Real Cartagena) se lució en una estirada que evitó el gol.

En el segundo tiempo, el capitán Santos tuvo que abandonar la cancha. Dejó su lugar a Carlos Fernando Galán, que trató de ser el revulsivo. Sin embargo, Bolivia seguía inquietando el arco colombiano y se puso en ventaja.

Asprilla, el llamado a salvar al equipo, se perdió en jugadas individuales. Intentó hacer varios túneles a Evo, incluso exponiéndose a que el temperamental capital boliviano reaccionara. Pero esta vez Morales no se dejó provocar.

Pero el cambio determinante, que le cambió la cara al juego, fue el ingreso de Angelino Garzón por Harold Lozano. El vicepresidente se movió muy bien en el frente de ataque, especialmente por la izquierda. Sin embargo, dejó ver que ahora se mueve mejor por el centro.
 
Una falta contra Carlos Castro en el área supuso la oportunidad para el empate. El juez sancionó la pena máxima. Angelino, aprovechando la ausencia del capitán, cogió la pelota y de certero puntazo a la mitad del arco puso el empate a dos tantos y salvó el honor para el combinado colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.