Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2014 12:00:00 AM

“Es el evento más grande en toda la historia de Medellín”: Aníbal Gaviria

El Foro Urbano Mundial de la ONU llevará a la ciudad más de 20.000 personas.

El planeta Tierra es una burbuja en la que flotan 7.000 millones de habitantes, de los cuales la mitad vive en áreas urbanas. El dato no diría mucho, si se desconociera que una de cada cuatro personas de esa misma burbuja reside en tugurios.

La trascendencia de lo que se discutirá en el Séptimo Foro Urbano Mundial (Wuf7), que comienza este fin de semana en Medellín, apunta hacia ese segmento de la población para la cual el mundo no ha tenido un sitio mejor. 

Medellín, que por supuesto carga con sus propias dificultades (es la ciudad más desigual de Colombia, según un informe de la ONU-Hábitat) ha querido sacudirse, en la última década, de las esquirlas que dejó el narcotráfico en los 90.

Y ahí va. Algo tiene esa Medellín en la que se presentan Madonna y Beyoncé, o en la que se puede llevar con éxito una reunión anual del BID, o una Asamblea de la OEA y ahora un Foro Urbano Mundial. 

Semana.com entrevistó al alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, sobre qué significa el evento y por qué la capital antioqueña fue elegida como sede. 

Semana.com: ¿Cómo se preparó la ciudad?

Aníbal Gaviria: En términos de seguridad, todas las prevenciones se han hecho. De 2.000 policías nuevos con los que se comprometió el gobierno nacional, ya llegaron 1.000. Pero adicionalmente arribaron otros 600 policías específicamente para el tema del Foro. Sin contar los oficiales de la ONU, que serán los directamente responsables de la seguridad en el área de Plaza Mayor, porque a partir de este viernes, a las 4 p. m. y en forma oficial, esa área de la ciudad se convertirá en territorio ONU. 

Semana.com: Sorprende para bien que a los hoteles no les cabe ni un solo visitante… 

A. G.: Así es. La ocupación de la ciudad ya está al 100 %. La inscripción al Foro fue récord, por encima de lo que ONU Hábitat había presupuestado y de lo que se había registrado en otras partes del mundo. Y estamos haciendo arreglos para ocupar hoteles del Oriente cercano, facilitando rutas de transporte para que puedan ser usadas por los visitantes. 

Semana.com: ¿Para el ciudadano de a pie qué significa este Foro?

A. G.: Este es el Foro más importante para estudiar y analizar el desarrollo urbano actual y futuro del mundo. Vamos a tener a 164 países representados en 20.000 visitantes  nacionales y extranjeros. Eso lo convierte en el evento más grande en toda la historia de Medellín y en el evento más grande del año en Colombia. Y va a tener un impacto económico gigante. Esos visitantes van a incidir en el flujo económico del transporte, la hotelería, los restaurantes y sobre la ciudad en general. Todo esto le representará a Medellín unos 30.000 millones de pesos. La otra gran ventaja es que vamos a compartir, oír y discutir con las demás ciudades del mundo sus programas y sus prácticas, de las que saldrán conclusiones de lado y lado. 

Semana.com: ¿Qué tiene Medellín que la hace tan atractiva para este tipo de eventos?

A. G.: Una fortaleza de la ciudad es su gente. A la gente le encanta recibir al visitante tanto nacional como extranjero. Es un anfitrión natural. Lo otro es que Medellín está en capacidad de mostrarle al mundo una transformación que es inspiradora. Hoy muchas ciudades quieren ver cómo pasamos de ser la ciudad más violenta del mundo hace 20 años, a ser hoy una ciudad conocida por su innovación, por su resiliencia, por su sostenibilidad. Y el tercer punto es que Medellín es una ciudad llena de oportunidades alternativas de negocio e inversión. 

Semana.com: ¿Es posible que conclusiones y resultados del Foro puedan aplicarse inmediatamente en la ciudad?

A. G.: Claro que sí. Muchos de los resultados, tanto para nosotros como para los invitados, pueden y deben convertirse en acciones inmediatas. Aquí vamos a tener aproximadamente 500 alcaldes, 50 ministros de Vivienda, académicos y lo que haremos es discutir y sacar conclusiones. Inmediatamente termine el Foro podemos comenzar a adoptar alguna práctica de otra ciudad que hayamos visto expuesta. Y lo mismo otras ciudades con respecto a Medellín. Por supuesto habrá otros temas a mediano y a largo plazo que harán parte de la agenda de las ciudades en los próximos años.

Semana.com: Medellín también tiene problemas. La desigualdad y la inseguridad, por ejemplo…

A. G.: Por Dios, claro. Retos tenemos muchísimos. En Medellín hemos avanzado, pero nos falta. Por ejemplo, en términos de violencia. Así hayamos bajado más de 10 veces las cifras de homicidios en los últimos años, la tasa sigue siendo alta. Y además tenemos otros indicadores que aquejan la tranquilidad de los ciudadanos. Otro de los retos es la lucha contra la desigualdad. Si vos ves la convocatoria del Foro Urbano Mundial, te das cuenta de que es coherente con esas dos necesidades: desarrollo con equidad y ciudades para la vida. Nosotros tenemos que seguir construyendo equidad territorial en Medellín. Hay barrios muy desarrollados, zonas muy ricas, pero otras muy olvidadas. Por eso les seguiremos apostando a equipamientos públicos de calidad para esos sectores. Me refiero a mejores vías, transporte público, bibliotecas, unidades de vida articulada, que son espacios para el deporte y el encuentro ciudadano. 

Semana.com: ¿Cuál es el evento del foro que no se quiere perder?

A. G.: El domingo, a las 4 p. m., como antesala de la inauguración, entregaremos las primeras dos unidades de vida articulada en el sector nororiental de Medellín. Ese no quiero perdérmelo porque vamos a construir 20 en los dos años próximos. El segundo es la inauguración, que comienza a las 5:30 p. m. Y tercero los llamados urban talks, que son las conversaciones urbanas con grandes figuras y conferencistas de talla mundial. En el aspecto cultural tendremos un gran acto, que es una especie de musical sobre Medellín que se llama Guayacán Amarillo. Ese es un evento estrella. 

Semana.com: Ha habido críticas frente a que la Administración recogió a los habitantes de la calle para los días del evento, ¿qué tiene para decir?

A. G.: Ese deberá seguir siendo uno de los temas de debate en las ciudades. Y mucho más en el propósito de ciudades equitativas para la vida. Bienvenido el debate. No sólo el debate local y nacional, sino el internacional, en torno a que las ciudades están obligadas a tratar de forma cada vez más humana al habitante de calle, que goza de una dignidad que a veces la sociedad le desconoce. Pero hay que tener en cuenta que esta problemática está ligada a la drogadicción, a las ollas de vicio y a las bandas criminales que esclavizan a los habitantes de calle a través de la droga. El debate es totalmente bienvenido por dentro y fuera del Foro.

Semana.com: ¿Pero qué dice concretamente frente a las medidas que tomó la Administración? 

A. G.: Son completamente malintencionadas, oportunistas y desorientadoras las informaciones que han querido hacer ver que nosotros les hemos dado un tratamiento diferente a los habitantes de calle sólo porque viene el Foro. No. El tema del habitante de calle lo hemos tratado desde que comenzó el gobierno, con diferentes políticas y estrategias y seguiremos haciéndolo. Esas estrategias van en dos vías. Una: el trabajo social para buscar que los habitantes de calle recuperen su proyecto de vida y su dignidad. Y segundo, el ataque definitivo y contundente a las ollas de vicio, sean enterradas o al aire libre. Además de todo ese trabajo, hemos destinado 75.000 millones de pesos adicionales para avanzar verdaderamente en el sistema de protección al habitante de calle. 

Semana.com: ¿Para los días del Foro los habitantes de calle tienen libertad de locomoción? 

A. G.: Lo que podemos decir es que hay dos estrategias. Una que es voluntaria, en la que trabajadores sociales y personas de espacio público han invitado a los habitantes de calle a que accedan a la oferta de servicios de la Alcaldía de Medellín. Pero hay otra acción que no es voluntaria y que está completamente regida por la ley. Es una actividad de conducción de habitantes de calle que estén consumiendo alucinógenos y que se hallen en condiciones que ponen en peligro sus propias vidas. Si alguien está completamente drogado, tirado en la calle, el Estado tiene como función buscar la protección de su vida. Y una forma de proteger su vida es conducirlo a un sitio adecuado para que allá reciba la atención. 

Semana.com: ¿Alguna última recomendación para los ciudadanos en los días del Foro?

A. G.: Decirles a todos los ciudadanos de Colombia, y muy especialmente a los de Medellín, que esta es una gran oportunidad para que nos luzcamos, para que mostremos nuestro civismo, nuestra capacidad de atender estos eventos de talla mundial. El compromiso de todos es importante. Desde el taxista, pasando por el que trabaja en un restaurante, hasta el ciudadano de la calle, el funcionario, el policía, el guarda de transito, todos. Vamos a hacer el mejor Foro Urbano Mundial de las siete ediciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.