Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/27/2015 11:30:00 AM

Se entregó padre y presunto asesino de jovencita en Antioquia

Se trata de Jorge Elías Álvarez Yotagrí, un exsoldado que la Fiscalía presentará ante un juez como presunto responsable del asesinato de su propia hija y de su suegra.

Pocos hubieran pensado que la mano criminal que estaba detrás de los asesinatos de Paula Natalia Álvarez, de 17 años, y el de su abuela, doña Rosa María Pavas, de 67, estaba en el seno de la propia familia.

En la mañana de este viernes se entregó en el municipio de Itagüí, Antioquia, Jorge Elías Álvarez Yotagrí, por quien la Policía ofrecía una recompensa de 20 millones de pesos. Jorge Elías es el padre de Paula Natalia y yerno de doña Rosa.

Paula Natalia había sido reportada como desaparecida el 18 de marzo pasado, el mismo día en que su abuela Rosa fue hallada muerta en su casa del barrio Las Margaritas, de Caldas (Antioquia), con signos de asfixia.

Las esperanzas de encontrar viva a la jovencita se disiparon tres días después, cuando agentes del CTI de la Fiscalía hallaron un cráneo en una quebrada que circunda algunos barrios del municipio. Medicina Legal certificó que los restos encontrados pertenecían a Paula.

En las próximas horas Álvarez Yotagrí será presentado ante un juez de control de garantías para que responda por los dos crímenes. Sin embargo, su captura no indica de entrada una responsabilidad. Eso tendrá que demostrarlo la Fiscalía ante el juez. La pregunta que surge ahora es: ¿Qué pruebas tiene el ente acusador como para implicar a este hombre en los asesinatos?

Álvarez Yotagrí ya había sido sentenciado, en el pasado, a 22 años de cárcel por el homicidio a puñaladas de su novia. Por ese delito, este hombre estaba recluido en la Cárcel de Máxima Seguridad de Itagüí, en una etapa que el Inpec llama “de confianza”.

A estas alturas de su condena, Álvarez Yotagrí ya había disfrutado, con autorización de un juez, de varios permisos de 72 horas. Según la tesis del fiscal que investiga los asesinatos de Paula y su abuela, en una de esas ocasiones el interno salió a cometer los dos crímenes, luego de lo cual regresó a la cárcel.

Una vez allí y mientras ejercía labores en una granja bajo la supervisión del Inpec, Álvarez Yotagrí decidió fugarse. Algunos de sus compañeros de reclusión dijeron haberlo visto preocupado y diciendo que tenía que ir a solucionar un problema familiar.

El Inpec ha aclarado que en una etapa de “confianza” es muy raro que un interno decida fugarse, pues se trata de presos que están muy cercanos a recuperar la libertad definitiva. “En esta etapa los internos ya han salido a permisos. Nadie se arriesga a ser procesado por fuga de presos, cuando su libertad ya prácticamente es un hecho”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.