Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2017 3:46:00 PM

248 perritos que iban a ser desalojados en Antioquia ya tienen hogar

Los Ángeles es un centro de rescate canino del municipio de Caldas, que funcionaba en un terreno que estaba siendo reclamado. Aunque los animales ya tienen adonde irse, los gestores de este proyecto se quedaron sin donde vivir.

En momentos de pura creatividad Ángela Reyes ha sufrido epifanías y a esos perritos, algunos bien maltrechos, les ha puesto nombres muy absurdos y bellos: Juguito de Borojó Reyes de los Ángeles, Debuenas, Boris Fernando, Gema Isabel, Masai Mara, Zeta Tatiana, Amapola del Río. Ella dice que cuando los ve, la inspiran, entonces trata de definirlos según sus personalidades, por ejemplo, Borojó recibió su nombre porque se vuelve empalagoso de tan juguetón.



Ángela se hizo conocida hace unos días cuando publicó en Facebook un video en el que decía que la inspección de Policía de Caldas, municipio antioqueño muy cercano a Medellín, había resuelto desalojarla de la finca donde vive y donde funciona Los Ángeles, Centro de Rescate y Adopción Canina, por lo que quedarían sin hogar 248 caninos, 12 gatos, un equino y un caprino. Con toda esa comunidad animal, Ángela se había encargado de formar un club de ancianos con cuarenta perros mayores de 8 años; un club de discapacitados de 19 perritos con deformidades o problema físicos; un club de “perros potencialmente amorosos”.

Le sugerimos: Deje de humanizar a su perro

Todo parece indicar que Ángela y su hijo de diez años serán desalojados de la finca este miércoles, “nos vamos a quedar en la calle, pero la gente se volcó en solidaridad y todos los perros ya tienen para donde irse: algunos adoptaron, otros van a hogares de pasos o a guarderías. El miedo que tenía era que los perros iban a terminar en el municipio, y la ecuación era sencilla, terminaban sacrificados”.

Catalina Tamayo Sepúlveda, abogada especialista en derecho administrativo, quien lleva el caso desde hace un par de meses, le contó a Semana.com que la lucha judicial empezó en 2015 cuando varios vecinos se quejaron por el ruido y los malos olores, todo causado por los perros, que también solían escaparse de la finca y se comían algunas aves de corral. Por esto se inició un proceso contravencional de policía, por la ordenanza 18 de 2012 del Código Departamental de Policía.

Le puede interesar: En video: el hombre que fue condenado por robar y comer gatos en Antioquia

Después de este proceso, se decide que Ángela debe instalar alambres alrededor de la finca para evitar que los perros escaparan, además, decide sembrar árboles para que aislaran el ruido de los ladridos. Así las cosas, el inspector procede a archivar el caso, por lo que queda como cosa juzgada. “Después, incluso, instalamos unas tejas alrededor para que los perros no salieran, y los vecinos venían y tiraban piedras a la medianoche para alborotar a los animalitos”.



Según Tamayo, ahora el desalojo se va a dar por la ley 232 de 1995, que regula el funcionamiento de establecimientos de comercio. Sin embargo, Los Ángeles no es un establecimiento de comercio, pero según la Inspección de Policía, no estaba cumpliendo con el uso del suelo dado por el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

“Doña Ángela va y rinde descargos y dice que no tiene un establecimiento comercial. No obstante, la parte acusadora presenta una constancia de Planeación Municipal donde dice que la actividad industrial 17 está prohibida en ese suelo, y que esta era albergue, tenencia y cría de animales domésticos. Sin embargo, después buscamos, y vemos que la constancia está basada en el POT, pero la actividad 17 del POT es industria pecuaria de mediana o baja intensidad. O sea, en el informe que mandó planeación están diciendo una mentira de acuerdo al POT. Pese a las pruebas, el Inspector ordena el cierre definitivo del establecimiento e interpone recurso de reposición, que en Caldas no tiene apelación”.

Puede leer: Los perros peligrosos y el Código de Policía

Hasta el momento, las autoridades de Caldas no se han referido al caso y Ángela se quedara sin un techo, pero la tranquiliza saber que sus perritos tendrán hogares a los cuáles llegar, “yo creo que algunos de ellos nos los van a devolver, pero les hemos pedido a quienes nos los han recibido, que nos den unos días, porque ya estoy buscando otra finca”.

Después del video en Facebook, Ángela ha recordado los inicios de su compromiso con los animales, que empezó 17 años cuando Tata, su mascota de juventud, murió de cáncer. Luego vinieron dos más, con las que compartió el deporte, y el rescate de toda una camada de cachorros que iban a sacrificar en una quebrada de Caldas, “y así empezó mi historia con los animales, todo por culpa del de arriba, que me trazó este destino”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.