Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/25/2012 12:00:00 AM

Anuncio de las Farc: luces y sombras

El país amaneció con una buena noticia, los nombres de tres secuestrados que serían liberados próximamente por la guerrilla. Sin embargo, el comunicado de 'Iván Marquez' incluye reivindicaciones que se creían del pasado y que van en contravía del tono que muchos han advertido en 'Timochenko'.

El pasado 27 de diciembre las FARC anunciaron que seis secuestrados serían puestos en libertad, pero sólo revelaron los nombres de tres de ellos. Desde entonces, y durante cada uno de esos días, la zozobra y la ilusión se apoderó de los familiares de los otros ocho uniformados de quienes se desconocía su futuro. Hoy esas dudas terminaron, pero sólo para tres de esas familias.
 
En un video publicado por las FARC, ‘Iván Márquez’ miembro del secretariado de este grupo, indicó que César Augusto Lasso, Carlos José Duarte y Luis Alfonso Beltrán serían liberados, en “un hecho de paz, de quienes nos exigen hechos y no palabras”. 
 
Esta primera noticia es el elemento más positivo del comunicado. Para Jorge Restrepo, director del CERAC y analista de Razón Pública, la confirmación de entregar a seis secuestrados, junto a la liberación que hicieron días atrás en Cauca de otro soldado secuestrado, son gestos de paz. “En este caso hay que destacar los hechos más que las palabras, que hacen parte de una retórica más fanfarrona que otra cosa”. El analista también recuerda que los secuestrados significan un gran costo militar y político, y que hay que resaltar que esa guerrilla los está presentando como un gesto de paz.
 
La liberación del agente de policía Harrison Stiven Giraldo, quien había sido secuestrado 24 horas antes, realizada el pasado lunes 23 de enero en una zona rural del municipio de El Tambo, Cauca, es un hecho que los analistas traen a colación. “La opinión pública debe examinar algunas cosas: el cambio de código de ‘Timochenko’, la liberación de Harrison Giraldo y el anuncio de las próximas liberaciones como puntos para una posible negociación”, interpreta el historiador Medófilo Medina.
 
El video, perfectamente editado y con un muy buen sonido, fue también el soporte utilizado por el grupo subversivo para enviar un nuevo mensaje con tres peticiones: la creación de una comisión veedora internacional “para frenar el atropello a la dignidad humana que ocurre en las cárceles del Estado y que evite lo que ocurrió en la cárcel de La Dorada, donde murió el guerrillero Franklin Morales; la repatriación de los guerrilleros ‘Simón Trinidad’, ‘Iván Vargas’ y ‘Sonia’, y la petición de que mientras persista el conflicto, “el canje de prisionero de guerra se debe elevar a norma constitucional que obligue al Estado”.
 
Sobre el primero de estos puntos, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), desmintió que exista interno alguno con el nombre de Franklin Morales en el establecimiento de La Dorada y que durante el mes de diciembre del año 2011 y lo transcurrido del año 2012 no ha fallecido ningún interno.
 
Para el analista y experto en seguridad Alfredo Rangel, las FARC se muestran hipócritas al pedir que se revise la situación de las cárceles del país cuando decenas de secuestrados permanecen en condiciones infrahumanas y sin los mínimos requisitos que el derecho internacional humanitario que les reconoce las visitas de la Cruz Roja.
 
“Propuestas absurdas”
 
Los planteamientos propuestos por ‘Iván Márquez’ recibieron diferentes calificativos por parte de los analistas. “Independientemente de cómo califiquemos los requerimientos planteados por las FARC, estos no son elementos que signifiquen el retroceso ni cambios en las estructuras sociales del país. No se puede declarar ilógico que la insurgencia plantee unos puntos de negociación ni desconocer que hay voluntad”, asegura Medina.
 
El director del CERAC indica que las palabras de Márquez significan una “descoordinación al interior de la guerrilla, porque una segunda vocería se está refiriendo al tema de la liberaciones con un argumento diferente, sin una actitud coordinada, con lo expresado anteriormente por ‘Timochenko’, situación que resulta muy notoria”.
 
El punto del comunicado que más indignación produjo en diferentes sectores del país fue la petición de elevar a norma constitucional el canje de prisioneros. Sobre este asunto, Rangel dice que “si esa es la expectativa, nos estamos viendo ante una realidad de continuar indefinidamente el conflicto interno. Una reforma constitucional necesita por lo menos dos años y significa que es para aplicarla al futuro, lo que da a entender que no están interesados en conseguir la firma de la paz en un mediano plazo”.
 
En ese sentido Roy Barreras, en su condición de presidente de la comisión de paz del Senado y autor del marco jurídico para la paz que se discute en el Congreso, rechazó la propuesta de las FARC. “La petición unánime de los colombianos es la liberación de todos los secuestrados y esta no se puede convertir en instrumento mañoso ni en trampa de las FARC para hacer propuestas absurdas como esta de constitucionalizar lo que ellos llaman “el intercambio humanitario”, que no es otra cosa que el intercambio de seres humanos”.
 
El senador de la ‘U’, dijo que se trataría ni más ni menos que constitucionalizar la táctica del secuestro, propuesta aberrante a la que no queda más que emitir un enfático rechazo”.
 
De igual manera, el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, calificó de “absurdo” este punto y aseguró que "el día que tengamos un proceso de paz o de sometimiento a la justicia, hablamos”.
 
¿Condiciones para las próximas liberaciones?
 
Las peticiones hechas por ‘Iván Márquez’ sobre sus compañeros de armas que fueron extraditados pueden ser interpretadas como una condición de cara a las próximas liberaciones de los uniformados y que significarían un retroceso en un hipotético diálogo de paz.
 
“Los elementos que plantea el comunicado y sus exigencias no son sujetas a la liberación de los seis militares ni de futuras liberaciones”, comenta Medina. En ese sentido, Restrepo concluye que las solicitudes realizadas por ‘Iván Marquez’ hacen parte de la retórica pública y que no forma parte de una posición negociadora sino una muestra de fortaleza y de ‘fanfarronería’.
 
Sin embargo, y con una mirada distinta, Rangel, interpreta que la repatriación de los tres guerrilleros mencionados se concibe en el sentido de que se quieren condicionar las próximas liberaciones de los otros uniformados hasta que se cumplan estas condiciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.