Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2001 12:00:00 AM

Aplausos al jefe

La ovación a Ernesto Samper en la convención liberal demuestra que en política no hay muertos.

Si el comentario en el lanzamiento de Noemí Sanín en Cartagena fue el desmayo de la candidata, el del lanzamiento de Horacio Serpa en la convención liberal fue la ovación a Ernesto Samper. Y no una sino tres. Y todas espontáneas, nutridas y alegres. Los pobres ex presidentes tradicionales, Alfonso López, Julio César Turbay y compañía tuvieron que contentarse con un respetuoso aplauso.

La convención liberal del año 2001 era de Ernesto Samper. Tenía que serlo. El ex presidente se encontraba entre sus tropas. Su protegido era el candidato. Y el delirio que despertaba Serpa en cierta forma se extendía a su antiguo jefe.

Aun así todos los que estuvieron presentes en el Palacio de los Deportes de Bogotá sintieron que estaban presenciando algo inusual. No se sabía si era una resurrección o una reivindicación. Pero de lo que no hubo duda es que ese día quedó confirmado el viejo proverbio de que en política nunca hay muertos.

El ex presidente más controvertido de la historia de Colombia está vivito y coleando, por los menos en su partido. Y ese partido ha demostrado, a través de Horacio Serpa, que sus masas y su maquinaria son una fuerza formidable. Serpa es el candidato y el jefe único de esa fuerza. Samper es lo que se podría llamar el jefe natural.

Al fin y al cabo es el único ex presidente activo. López y Turbay están semirretirados y César Gaviria está en receso. Afortunadamente para este último, porque de haber estado presente en la convención que sepultó al neoliberalismo nadie sabe cómo le habría ido en el aplausómetro.

Los tentáculos del nuevo Samper son muchos y largos. De los tres candidatos principales dos son cercanos a él. Alvaro Uribe Vélez no participó directamente en su gobierno pero le tiene respeto. Su único problema político en los próximos cuatro años sería el triunfo de Noemí Sanín. Y aun si ella gana el Congreso sería controlado por Samper. El 60 por ciento de la bancada liberal sigue sus orientaciones. Y no sólo por jerarquía sino por química. Los caciques liberales tienen con él una relación personal de tiempo atrás que no sólo sobrevivió al proceso 8.000 sino que se fortaleció con el mismo.

Y como si todo esto fuera poco ha logrado neutralizar a muchos de sus detractores. Una de sus debilidades eran los medios, que precisamente habían sido el fuerte de Gaviria. Hoy, haciendo un repaso del panorama de los medios de comunicación en Colombia, no se ven muchos fanáticos antisamperistas. En el periódico El Tiempo, que se quedó solo en la plaza después del cierre del diario El Espectador, el ex presidente tiene muchos amigos. El editor general, Rodrigo Pardo, aunque ha tomado distancia política fue su canciller. Roberto Posada, el columnista más influyente del país, es su pupilo. Carlos Lemos, otro peso pesado de la página editorial, fue su vicepresidente.

No pintan mal las cosas para un personaje que hace cuatro años perdió la visa estadounidense y estuvo a punto de ser condenado a perder la primera magistratura. Hoy tiene candidatos, Congreso y hasta medios. La ovación en la convención liberal es el reconocimiento del ascendiente que tiene dentro de su partido.

Por fuera de éste las cosas son diferentes. Uno de sus detractores, poco impresionado por la ovación en la convención liberal, afirma: “Allá Samper estaba jugando de local. Hay que ver si le va igual en la Plaza de Toros”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.