Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/09/03 00:00

¿Qué va a pasar en la Universidad Nacional?

Este martes se suspendieron de manera indefinida los exámenes de admisión.

Universidad Nacional, sede Bogotá. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

Incertidumbre. Esa es la palabra para definir lo que pasa dentro de la Universidad Nacional luego de que tanto trabajadores como directivas no avanzaran en la discusión por el aumento salarial que piden los empleados desde hace meses.  

Este martes se conoció que las directivas de la universidad decidieron aplazar los exámenes de admisión para cerca de 60.000 personas. Estos estaban previstos para este fin de semana. Pero las medidas podrían ir más allá. Así lo señaló el propio vicerrector, Jorge Iván Bula.  

“Más adelante habrá que mirar qué decisiones se van a tomar sobre el desarrollo del semestre”, dijo Bula. Una de ellas podría ser la suspensión definitiva del calendario académico. La medida se estudiaría si se completan ocho semanas de cese de actividades.  

Desde el pasado 27 de agosto, tan solo unos días después de que se presentaran graves disturbios entre estudiantes y la Policía, los trabajadores se declararon en asamblea permanente y bloquearon las entradas a los diferentes edificios.

Aunque los trabajadores reconocen que se ha discutido el 95 % el pliego de peticiones, rechazan que las directivas de la universidad no se hayan comprometido en el apoyo al aumento salarial del 30 %. El vocero del comité Pro-mejora salarial de la Universidad Nacional, Jaime Salamandra, aseguró: “Necesitamos que la universidad no sea negligente en este paso”.

Otra cosa piensan las directivas puesto que aseguran que el tema ya no les compete y por eso esperan el resultado de un estudio elaborado por un grupo de expertos. Ellos van a entregarlo al Ministerio de Hacienda, que evaluaría la posibilidad de incluir el aumento en el presupuesto nacional. “Cómo va la universidad a decidir qué va en el presupuesto nacional, eso no nos compete”, resaltó Bula.  

En el pliego de peticiones los trabajadores tienen cuatro puntos para levantar el bloqueo. El primero es una hoja de ruta para programar reuniones con los entes del Gobierno y de esta manera impulsar el aumento. También buscan que se les restituya la carrera administrativa a 126 trabajadores que quedaron en cargos de libre nombramiento y remoción.

Adicionalmente buscan que se restablezca en sus puestos a los diez trabajadores que fueron trasladados como consecuencia de la participación del cese de actividades de principio de año. La última petición es que no haya retaliaciones.

Por ahora no parece clara la salida al conflicto entre trabajadores, directivas de la Universidad Nacional y el Ministerio de Hacienda. Este último determinará si mete en el presupuesto nacional el aumento salarial que alcanzaría los 19.000 millones de pesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×