Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/12/07 00:00

"Apoyamos la estrategia de paz de Uribe"

SEMANA entrevistó al vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, acerca de la posición de ese organismo sobre los últimos desarrollos en Colombia.

Aunque las AUC y las Farc hacen parte de la última lista negra de Europa sobre organizaciones terroristas, la Unión Europea ve con buenos ojos y está decidida a brindar su apoyo a las negociaciones de paz emprendidas por el gobierno de Alvaro Uribe con los paramilitares y el ELN. SEMANA dialogó sobre este tema en Bruselas con el vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, uno de las mayores impulsadores de América Latina en las instituciones de la UE. Representa al Partido Popular del presidente José María Aznar y es líder de la alianza de partidos centristas, que tiene la mayoría del Parlamento Europeo y rige los destinos del continente.

SEMANA: ¿Cuál es su posición y la de la Unión Europea sobre las negociaciones iniciadas por el gobierno del presidente Alvaro Uribe con los grupos paramilitares y el ELN?

ALEJO VIDAL-QUADRAS: Colombia es un país de enorme riqueza y potencial que no puede seguir sometido al miedo y al crimen organizado. Así como ofrecimos apoyo a los esfuerzos del presidente Pastrana en el proceso que llevó a cabo con las Farc y que se arruinó por la mala voluntad de la guerrilla y porque no estaban dadas las condiciones para obtener resultados, Uribe cuenta con nuestro aval y esperamos que consiga tanto con los paramilitares como con los guerrilleros una paz negociada bajo la ley y las normas internacionales, sin hacer concesiones que pongan en entredicho el poder del Estado y la democracia colombiana.

SEMANA: Pero las Autodefensas Unidas de Colombia y las Farc hacen parte de la nueva lista negra aprobada por la Unión Europea en Luxemburgo.

A.V-Q.: Esto no debe constituir ningún impedimento para los esfuerzos de paz del gobierno ni contradice nuestra voluntad de respaldar e impulsar al presidente Uribe. De hecho, la inclusión de las Farc y las AUC en los terroristas es la señal del apoyo que le damos en la Unión Europea al gobierno de Colombia.

SEMANA: Estados Unidos pidió la extradición por narcotráfico de los dos líderes de las AUC, Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. ¿Cree que esto podría torpedear el desarme y la reinserción de las AUC?

A.V-Q.: Siempre surgen dificultades a la hora de resolver un problema tan complejo como el colombiano, pero ante ellas siempre se deben ver soluciones que no atenten contra el Estado de derecho ni sean un debilitamiento de la democracia. El gobierno colombiano debe estudiar muy bien las consecuencias de cada decisión que tome y, sobre todo, debe saber que cuenta con el respaldo internacional. Estados Unidos, España y otros miembros de la Otan hemos reorientado la organización hacia la lucha contra el terrorismo en cualquier lugar. Así que tenemos este objetivo común con Uribe.

SEMANA: Hace varios años las Farc y otros guerrilleros izquierdistas tenían audiencia en el Parlamento y las instituciones europeas. Algunos europarlamentarios de partidos socialistas recibían a portavoces de las Farc y lideraban campañas a su favor.

A.V-Q.: Eso es indudable. Pero ha cambiado mucho. Las guerrillas desataban sentimientos de solidaridad entre algunos europarlamentarios, pero se han desprestigiado con numerosas acciones terroristas y violaciones a los derechos humanos. Hoy le puedo asegurar que en el Parlamento Europeo y en las demás instituciones de la Unión no hay nadie que dé apoyo a grupos terroristas. En España somos víctimas de ETA y mucho antes de los atentados del 11 de septiembre la condena en la Unión Europea contra el terrorismo era tan unánime como ahora.

SEMANA: ¿Hasta dónde cree que debe ceder Uribe por la paz?

A.V-Q.: Hasta donde sea posible en la legalidad. En ningún caso la Unión Europea ni la comunidad internacional admitiremos que se otorguen excesivas concesiones. Una paz comprada es inadmisible, no sería auténtica, ni conseguiría la estabilidad duradera, que es lo que necesita Colombia para salir de la situación que le ha impedido crecer y expandirse hacia Europa y el mundo, que esperan grandes cosas de ese país.

SEMANA: ¿Cómo estaría dispuesta la Unión Europea a colaborar en este nuevo proceso de paz de Colombia?

A.V-Q.: Los países y las instituciones de la Unión Europea ya contribuyen de modo muy importante. Pero si el presidente Alvaro Uribe consigue acabar con la lucha terrorista en Colombia y lograr que los alzados en armas se incorporen a la vida democrática, debe saber que puede contar con nuestro apoyo político y económico pleno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.