10 julio 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Apple se confabuló para fijar precios de libros electrónicos

TECNOLOGÍAUna corte encontró culpable a la firma de la práctica monopólica. Apple anunció que apelará.

Apple se confabuló para fijar precios de libros electrónicos. Cuarteles generales de Apple, en Cupertino, California.

Cuarteles generales de Apple, en Cupertino, California.

Foto: AP

Apple Inc. se confabuló con casas editoriales para aumentar el precio de los libros electrónicos, falló una jueza federal el miércoles, alegando que las pruebas no dejan lugar a dudas de que el gigante informático infringió leyes antimonopólicas.

La jueza federal de distrito Denise Cote dijo que Apple sabía que ninguna casa editorial podía arriesgarse a tratar de eliminar el precio de 9,99 dólares de Amazon.com por la mayoría de los libros electrónicos, de manera que "creó un mecanismo y entorno que le permitiera tomar medidas juntos en materia de semanas para eliminar toda la competencia en los precios minoristas para sus libros electrónicos".

La magistrada de Manhattan agregó: "Las pruebas son abrumadoras en el sentido que Apple conocía la ilegalidad de la confabulación y se unió a esta con el interés específico de que saliera adelante".

La jueza agregó que la compensación por daños y perjuicios se establecerá más adelante.

Tom Neumayr, portavoz de Apple, dijo que la empresa, con sede en Cupertino, California, planea apelar el fallo.

"Apple no se confabuló para fijar los precios de los libros electrónicos y continuará defendiéndose de acusaciones falsas", dijo. "No hemos hecho nada indebido".

Hill Baer, subsecretario de Justicia federal, calificó el fallo de "una victoria para millones de consumidores que compran libros electrónicos".

Baer agregó que la jueza concordó con el Departamento de Justicia y 33 procuradores generales estatales de que ejecutivos de Apple al más alto nivel orquestaron una confabulación con cinco grandes casas editoriales para aumentar los precios.

"Con la decisión del tribunal hoy y varios acuerdos ya logrados con cinco grandes casas editoriales, los consumidores se benefician de la competencia en los precios minoristas y pagan menos por los libros electrónicos", dijo.

Orin Snyder, abogado de Apple, dijo que le había expresado a Cote que fijaría un "precedente peligroso" si fallaba que Apple manipuló los precios de los libros electrónicos cuando entró a ese mercado en 2010. Snyder no respondió de inmediato a un mensaje que le solicitaba comentar al respecto.

Neumayr dijo que cuando Apple presentó su librería iBookstore en 2010 eso "dio a los consumidores más opciones e inyectó una muy necesaria innovación y competencia en el mercado, que rompió el control monopólico de Amazon.com sobre el sector editorial".

La demanda se presentó el año pasado contra Apple y grandes casas editoriales.

En el juicio declararon ejecutivos de Apple, casas editoriales y Amazon.com.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad