Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2000 12:00:00 AM

Aquí están, esos son..

Las Farc son responsables del crecimiento del secuestro en el país. SEMANA revela sus autores materiales.

Romaña’, el ‘Negro Antonio’, ‘Rambo’, Grannobles’, el ‘Negro Acacio’, ‘Simanca’, ‘Abel Garzón’, ‘Pablo Catatumbo’, ‘Martín Caballero’, ‘Pistolas’, ‘El Campesino’ o ‘Hugo’ son sólo algunos de los nombres que se han vuelto comunes y repetitivos en los temas de conversación de muchos colombianos. Es más, estos mismos personajes —ya no tan míticos— se han convertido en el motivo principal por el cual algunos colombianos han tenido que empacar maletas y huir a otro país. Según las autoridades expertas en los temas de secuestro y extorsión, ellos son los más temidos autores de estos terribles delitos.

Quién ha podido olvidar el nombre de ‘Romaña’ después de que protagonizara la pesca milagrosa en la vía al Llano, en la que secuestró a más de 20 personas, entre ellas a cinco ornitólogos norteamericanos; o el de ‘Grannobles’, célebre por el secuestro y homicidio de los indigenistas norteamericanos que defendían los intereses de los u’wa y fueron encontrados muertos en la frontera con Venezuela. El ‘Negro Antonio’, por su parte, se ha convertido en la pesadilla de los habitantes de varios municipios de Cundinamarca, a tal punto que las autoridades del departamento se vieron obligadas a ofrecer una recompensa de 150 millones de pesos por información que dé con su paradero. Así, cada uno de estos nombres representa una desafortunada historia para alguna familia y para el país en general.

Mientras que estos personajes saltan a la fama y se hacen célebres por sus temidos actos las autoridades trabajan intensamente en seguirles los pasos. El comandante del Gaula de la Policía, general Jorge Daniel Castro, tiene muy claro lo que debe hacer para acabar con lo que ha denominado la empresa del secuestro. “La única manera de frenarla es capturando a los cabecillas. Ellos son los principales secuestradores”. Eso fue precisamente lo que hicieron sus hombres hace un par de semanas. La captura de Wilmer Antonio Marín Cano, ‘Hugo’, en Bogotá, fue uno de los golpes más importantes que se le ha dado a la guerrilla.

‘Hugo’ comandaba el frente 22 de las Farc, en Cundinamarca. La Fiscalía lo buscaba desde el año 1998. ‘Hugo’, como muchos otros guerrilleros de las Farc, trasladó sus operaciones a la capital. Por eso se incrementó el secuestro en Bogotá. “Cuando la gente dejó de ir a la provincia, a sus fincas de trabajo o de recreo, los secuestradores empezaron a buscar a sus víctimas en las ciudades”, dijo el comandante del Gaula de la Policía.

Al principio los agentes especiales no entendían cómo la guerrilla podía ejecutar y manejar tantos secuestros desde las principales ciudades, donde hay más vigilancia y la gente asume más controles para su protección. Los investigadores detectaron, entonces, que ante los riesgos de desplazarse hasta las ciudades las Farc comenzaron a trabajar con bandas de delincuentes comunes o ‘levantadores’.

Según el Gaula, una de las más temidas es la de ‘Los Calvos’. Como ésta operan varias en Bogotá. Los datos que manejan los investigadores indican que reciben las instrucciones directamente del ‘Mono Jojoy’ y que trabajan para varios frentes guerrilleros. Una vez tienen a las víctimas en su poder las entregan rápidamente. Los secuestrados son llevados a las zonas de influencia de la guerrilla para evitar rescates por parte de los organismos de seguridad. Las bandas, según los Gaula, cobran entre el 15 y el 30 por ciento del total de la cuantía que recaudan las Farc. Toda esta situación ha llevado a que los escuadrones antisecuestro de la Policía centren sus esfuerzos en desmantelar estas organizaciones criminales.

Las negociaciones para las liberaciones no se hacen con estas bandas comunes. Para eso cada frente asume la negociación. En algunos casos es el mismo comandante el que pide el dinero a los familiares. En otros se designan unos negociadores. Quienes han tenido contacto con algunos de ellos aseguraron que, en la mayoría de los casos, eran personas rudas e inflexibles. Afirmaron que guerrilleros como ‘Romaña’ tienen fama de ‘poner conejo’, refundir la plata e incumplir. Por esa razón —y dependiendo del monto— hay secuestros que pueden durar años pero, si se trata de sumas inferiores a 30 millones de pesos, pocos meses.

El dinero, según investigaciones del Ejército, es recaudado por cada frente o cuadrilla. Estas tienen que cumplirles a los bloques con unas cuotas previamente determinadas por el estado mayor central. Por ejemplo, en 1997, cada frente debió entregar 15.000 millones de pesos para un total de 105.000 millones. Para el manejo de estos dineros el Secretariado general cuenta con el apoyo de un secretariado logístico y de una comisión de finanzas. Ellos son los que regulan la entrada y distribución de la plata.

A pesar de que todos los grupos guerrilleros se nutren del secuestro las Farc son las que siembran el terror. Según informaciones de las autoridades, los departamentos más afectados, en lo que va corrido de este año, son Cundinamarca, Antioquia, Meta, Caldas, Magdalena, Tolima, Boyacá y Cauca.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.