Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/04/05 00:00

“Aquí todo lo hemos vuelto politiquería”

Al referirse a Santos, Pastrana y Uribe, monseñor Salazar pide que la paz “no sea manzana de discordia”.

Para monseñor Salazar no se puede convertir la paz "en una manzana de discordia. Foto: Guillermo Torres / SEMANA.

Monseñor Rubén Salazar, máximo jerarca de la Iglesia Católica colombiana, al ser consultado sobre la confrontación que comenzó en Semana Santa entre los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, quienes coincidieron en cuestionar el proceso de paz del gobierno del presidente, Juan Manuel Santos, pidió no convertir ese anhelo en un nuevo motivo de conflicto, en sus propias palabras, en que la paz “no sea una manzana de discordia”.

El cardenal colombiano, al referirse al proceso de paz, aclaró que “el bien común de la paz no tiene color político, no le pertenece a una u otra persona, sino que le pertenece a toda la Nación”. Pero dijo con preocupación que uno de los problemas “más graves de Colombia” es que la construcción del bien común no se ha manejado con política sino con politiquería.

“Aquí todo lo hemos vuelto politiquería en el sentido de que todo se ha pegado a  una persona, o  a un grupo, o a los intereses de alguien y eso ha hecho que nunca tengamos nosotros propósitos comunes. Si en Colombia debería haber un propósito común es precisamente el propósito de la paz, porque Colombia no ha tenido paz nunca en su historia, hemos vivido una historia llena de guerras de confrontaciones llena de sangre, llena de víctimas. Entonces si algo debería verdaderamente unirnos a todos por encima de cualquier ideología, por encima cualquier interés, por encima de cualquier consideración, es la búsqueda sincera de la paz”, dijo el jerarca.

Pero monseñor Salazar calificó de “naturales” las opiniones diversas frente al proceso. Y sin entrar a justificarlas, recomendó manejar esas posiciones encontradas en el marco “del diálogo, en el respeto de los unos a los otros, en la búsqueda entre todos de lo que parezca más conveniente para el país”. Por eso, en su mensaje de pascua, pidió “no convertir la paz en una manzana de discordia. En un motivo más de conflicto y confrontación”.

El cardenal envió este mensaje político al anunciar que el próximo martes 9 de abril la Iglesia se vinculará a la convocatoria de la Marcha por la paz, pero marcando distancia frente a la convocatoria que ha hecho el Gobierno alrededor de la marcha. “No sabemos nada de lo que vaya a hacer ese día el presidente”.   

Según la orden de Salazar, la Iglesia se manifestará como más se le identifica, con el sonido de las campanas. “tal como sonaron el día en que se eligió al papa Francisco”, recordó. Y a manera de parábola dijo que con el repicar de las campanas quiere recordar “que todos debemos unirnos para la búsqueda y la consecución de la paz”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×