Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/24/2013 12:00:00 AM

Precluye investigación contra el almirante Barrera

La Fiscalía no encontró mérito para investigar al almirante Guillermo Barrera por un presunto falso testimonio.

Por considerar que la conducta no constituye un delito la Fiscalía determinó archivar la investigación que adelantaba en contra del almirante retirado Guillermo Barrera Hurtado, por presuntamente haber mentido dentro del proceso que en su momento se le adelantó al contralmirante retirado Gabriel Arango Bacci por narcotráfico. 

Según fuentes consultadas en la entidad el proceso contra Barrera fue cerrado hace dos semanas luego de que no se encontrara mérito para seguir adelante con la indagación, que se adelantaba por la conducta falso testimonio. 

El oficial era investigado por una solicitud de la Corte Suprema de Justicia. El tribunal en el momento absolver a Arango Bacci en el 2009 solicitó que se investigara si posiblemente se había incurrido en un conducta punible en el caso del uniformado. 

La decisión de la Fiscalía también cobijó a almirante Luis Jorge Tovar Neira por los mismos hechos. La determinación se conoce luego que la Procuraduría también absolviera a los dos oficiales del proceso disciplinario que les adelantaba. 

Tovar Neira, en sus declaraciones ante la Fiscalía, contó cómo cuando realizaba sus labores rutinarias de contrainteligencia, una persona en el hotel Tom de Cartagena le entregó el 14 de marzo de 2007 un recibo donde supuestamente Arango firmaba un pago clandestino. En el documento aparecía una huella de Arango al lado de dos logotipos con las figuras de una herradura y un caballo, utilizados frecuentemente por organizaciones criminales. 

El oficial llamó al DAS para verificar si tenían una validez y comprobó que la huella era del almirante. Sin embargo, Arango Bacci negó tajantemente que él hubiera puesto su dedo en ese papel y que esa fuera su firma. Más adelante, la Fiscalía ordenó un análisis minucioso y se logró probar que esta huella, aunque original, había sido estampada a través de un sello húmedo, pero que no había sido de manera directa, puesto que no quedaron registrados los poros de las yemas. Es decir, las crestas coincidían con las de Arango, pero fueron sacadas de un sello, y no del dedo del oficial. 

Por esto, la Fiscalía no tuvo en cuenta esta prueba para la acusación contra Arango. 

Así mismo, fue Tovar Neira quien acompañó Barrera, a mediados del 2007, a una reunión con la periodista María Isabel Rueda en su apartamento, donde se habló el tema de tres recibos que supuestamente involucraban a Arango Bacci con narcos. 

En entrevista con Gustavo Gómez para la revista SEMANA, Barrera dijo: “Iba acompañado por el capitán Tovar y debí preguntarle si de pronto tenía una copia y, efectivamente, él llevaba en su libreta una fotocopia que únicamente le mostré a María Isabel”. 

La absolución a Arango Bacci

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia absolvió el 3 de diciembre de 2009 al contralmirante Gabriel Arango Bacci de las acusaciones que cursaban en su contra por su presunta colaboración con el narcotráfico. Arango Bacci era procesado por los delitos de cohecho, revelación de secreto y prevaricato por omisión. 

La decisión del Alto Tribunal se dio luego de que la Fiscalía cambiara su posición frente a la investigación. Inicialmente el caso estaba bajo la dirección del entonces fiscal general Mario Iguarán, pero ante su salida del ente acusador un nuevo funcionario llegó al caso. 

El nuevo fiscal puso en duda la solidez de las pruebas en las que se había basado la resolución de acusación contra Arango Bacci. 

Ante la nueva posición de la Fiscalía, la Corte perdió capacidad de acción según explicaron analistas a Semana.com en ese entonces y ya no podía tener en cuenta los cargos imputados. 

Para ese momento la Corte también ordenó compulsar copias para que las autoridades competentes investiguen si los testimonios que sirvieron inicialmente para acusar a Arango Bacci fueron o no falsos. 

Esa petición de la Corte se debió a que la defensa de Arango argumentó que él había sido víctima de un montaje. Es decir que los denunciantes, entre ellos el almirante Guillermo Barrera, y otros que pudieron aportar a la investigación. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.