Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/02/28 01:21

El lío que enfrenta Ariadna Gutiérrez con su representante legal

A la virreina universal de la belleza le han llovido propuestas para trabajar en el extranjero. Sin embargo, un contrato que firmó con una agencia de modelaje en el 2013 tiene amarrado su futuro laboral. ¿Por qué?

El lío que enfrenta Ariadna Gutiérrez con su representante legal Foto: Jet-Set

Ariadna Gutiérrez no la está pasando nada bien. Un contrato que firmó con una agencia colombiana de modelaje cuando apenas tenía 19 años tiene cerradas todas las puertas que se le abrieron cuando fue coronada virreina universal de la belleza.

Burger King, Corona y Victoria’s Secret serían algunas de las marcas interesadas en la colombiana, luego de que el impasse ocasionado por Steve Harvey le sirviera a la sucreña para catapultarse en el ámbito comercial.

Sin embargo, desde la coronación, su vida ha sido un camino lleno de espinas. Todo por cuenta de ese contrato. En julio del 2013 Ariadna se codeó de una de las empresas más reconocidas de modelaje en el país y firmó un contrato con el Grupo 4 en el que les autorizaba su representación artística.

Cali Exposhow, Plataforma K, Colombiamoda, Feria del Cuero, Ixelmoda Mr. Tea y Jolie de Vogue fueron algunos de los espacios que conquistó desde cuando cedió los derechos exclusivos de su marca a esa compañía.

Pese a la visibilidad que consiguió, las ocho páginas que firmó se han convertido en una verdadera pesadilla. Ese es el documento que tiene “secuestrado” su “futuro profesional”, como ella ha expresado.

"Tristemente hoy me veo obligada a comentar la situación legal que enfrento con la empresa Grupo 4. Cuando tenía 19 años y sin ninguna asesoría legal, firmé un contrato con ellos para que me representaran. (...) Ahora, en virtud de ese contrato, tienen secuestrado mi futuro profesional", escribió la reina en sus redes sociales.

En su concepto, la representación iba hasta antes de entrar al Concurso Nacional de Belleza. En ese momento se rompía el vínculo que tenía con la agencia. Pero, para los representantes de la firma, las cosas son de otro tenor y Ariadna debe cumplir con los tiempos que se fijaron en el proceso contractual.

Las diferencias con sus representantes comenzaron cuando la beldad se convirtió en la segundo mujer más bonita del Universo y decidió ser representada por Latin WE, una agencia que maneja importantes rostros del entretenimiento.

Pero Ariadna no contaba con que su contrato en Colombia sigue vigente hasta mediados del 2016. De acuerdo con las especificaciones del contrato que conoció Semana.com y que fue revelado por El Heraldo, una de las clausulas indica que la sucreña otorgó un “poder amplio y suficiente” al Grupo4 el tiempo que dura el contrato.

“Ariadna se declara libre de todo compromiso u obligación que pueda limitar, restringir o impedirle el cumplimiento de los pactos y estipulaciones establecidos en él, y se define que las actividades del entretenimiento suscritas a dicho documento son modelaje; presentación, conducción y/o aparición en programas o radios de clase y televisión; interpretación o ejecución de obras musicales y promoción de marcas, productos o servicios”, se lee en el documento.

Y es que en él se determinó que ella no podría otorgarle poderes o celebrar actos, negocios o contratos con terceros que tengan por objeto o como efecto su representación.

Las cosas se complican para Ariadna en el quinto punto acordado y que tiene que ver con la vigencia. Pese a que la joven de 21 años ha señalado que el contrato se acabó, en el documento se especifica que entra en vigor el día de la firma del mismo y se extiende por un término de tres años contado a partir de la fecha. Es decir, hasta el 2 de julio del 2016.

Aunque la joven alega que con su participación en el Concurso Nacional de la Belleza se rompían los lazos con la agencia. Al parecer, las partes suscribieron un otrosí en el que se estipula la interrupción del acuerdo a partir del 11 de agosto de 2014 y hasta el 17 de noviembre del mismo año.

En ese sentido, en caso de que fuera elegida señorita Colombia, el lapso se extendía hasta el 15 de febrero del 2016.

Según ha dejado ver la joven, la pelea con sus representantes se han vuelto un dolor de cabeza. “Las acciones de Grupo 4 reafirman más que nunca mi decisión de no volver a trabajar con ellos. Ahora no puedo permitir que esta situación me asuste, me deprima, ni me desenfoque, porque ante todo soy una mujer colombiana, con pantalones, una luchadora y voy a defender mis sueños y derechos”, agregó.

Para el abogado Abelardo De la Espriella, quien representa a Grupo 4, las partes suscribieron un contrato que es claro. Por tanto, la joven tiene dos opciones: cumplir el tiempo que se fijó o pagar la penalidad correspondiente por retirarse antes de tiempo.

“Un contrato es ley para las partes, el texto del mismo es claro y contundente. Ariadna está obligada a cumplirlo porque está vigente. Si quiere ser representada por otra agencia de modelaje, tendrá en consecuencia de acuerdo a lo pactado, que pagar la respectiva cláusula penal. El hecho de que sea una figura pública querida y admirada no le da derecho a desconocer sus obligaciones contractuales y mucho menos a presentarse como víctima. Ni Ariadna, ni nadie, está por encima de la ley. Bajo la lógica de la señorita Gutiérrez, cualquier persona podría dar por terminado un contrato cuando le apetezca, sin tener en cuenta lo acordado", dijo el abogado a Semana.com.

Como se puede ver, esta incómoda diferencia va para largo y de paso afectará, el buen momento por el que pasa la bella sucreña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.