Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/09/13 10:50

Terminan los problemas judiciales de Ariadna Gutiérrez y su exrepresentante legal

La ex virreina universal llegó a un acuerdo con Grupo 4 y solicitará terminar los procesos que cursaban en un Tribunal de Arbitramento.

Ariadna Gutiérrez, ganó el Reinado Nacional de la Belleza en 2014. Foto: EFE

La novela judicial de la que fue protagonista la ex virreina universal colombiana, Ariadna Gutiérrez, terminó. Después de varios meses de negociar con Grupo 4, firma que la representaba legalmente antes de Miss Universo, alcanzaron un acuerdo económico que pone fin a las demandas que cursaban en un Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Los líos comenzaron luego de que Ariadna fue coronada en el certamen de belleza. A partir del impasse ocasionado por el presentador del reinado, Steve Harvey, en el que la nombró reina universal por error, la sucreña saltó a la fama y diferentes marcas comerciales la buscaron para que trabajara con ellas.

Podría leer: “Fue muy humillante para mí”: Ariadna Gutiérrez

Sin embargo, un contrato firmado con Grupo 4, en el que autorizaba su representación artística, se convirtió en una piedra en el zapato. Las diferencias con sus representantes comenzaron cuando ella decidió ser representada por Latin WE, una agencia que maneja importantes rostros del entretenimiento.

Ariadna no contaba con que su contrato en Colombia seguía vigente hasta mediados del 2016. Y es que en el documento que la modelo firmó se determinó que ella no podría otorgar poderes o celebrar actos, negocios o contratos con terceros que tengan por objeto o como efecto su representación.

Le podría interesar: La insólita propuesta a Ariadna Gutiérrez

Además, en el quinto punto acordado, que tenía que ver con la vigencia, se especificaba que el contrato finalizaba el 2 de julio del 2016.

Así las cosas, según dijo en su momento Abelardo De La Espriella, abogado de Grupo 4, era claro que Ariadna tenía dos opciones: cumplir el tiempo que se fijó o pagar la penalidad correspondiente por retirarse antes de tiempo.

El caso pasó a un Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá. Sin embargo, luego de varios meses de negociación, se llegó a una conciliación en la que la modelo se comprometió a pagar una suma importante de dinero a Grupo 4, como penalidad por haber terminado el contrato antes de lo estipulado.

Además, como resultado del arreglo económico al que se llegó, las partes se comprometieron a abstenerse de cualquier tipo de “acción judicial, denuncia o reclamación civil, comercial o penal, en Colombia o en el exterior”, a futuro. Y así terminó el episodio judicial en el que se vio envuelta la ex virreina en los últimos meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.