Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2017 10:23:00 AM

Los caníbales que dicen haber devorado más de 30 personas

Dmitry y su esposa Natalia fueron arrestados después de que la policía encontrara un celular en el que se tomaron selfis con los cuerpos de sus víctimas.

La historia de Natalia y Dimitry fue tan increíble que la policía tuvo que mandar a un psicólogo desde lejos para asegurarse de que dijeran la verdad. Como en la película del Silencio de los inocentes, la pareja rusa afirmó haber asesinado y devorado a más de 30 personas a lo largo de dos décadas. A pesar de que había amplias evidencias de que ese fuera el caso, tomó un tiempo para que los investigadores lo asumieran como una verdadera posibilidad.

El hombre que descubrió la trama criminal se llama Roman Khomyakov y es obrero de la construcción. "Estábamos asfaltando la calle Gastello cuando encontré el celular. Al principio no entendí bien de qué se trataba, parecía una mano y una cabeza, pensé que eran imágenes reales", explicó a los oficiales de policía.

En el aparato encontró las selfies de un sujeto posando con cuerpos desmembrados. Pronto, Dimitry regresó para buscar el teléfono, preguntando alrededor de la obra si lo habían encontrado.

Recomendamos: El caníbal que se cansó de comer carne humana

"El hombre parecía aturdido, decía: ‘¡perdí mi celular!‘. Yo lo reconocí como el hombre que posó en las imágenes en el celular. Entonces no le devolví el teléfono (...) cuando pasó una patrulla de policía, les entregué el celular. Dije: ‘es su trabajo, encárguense‘" reportó Khomyakov.

A partir de allí, los peritos fueron remontando la pista del caso hasta descubrir el horror que albergó en su casa la pareja Baksheev que parece extenderse más allá de los dos homicidios que ha podido descifrar la policía hasta el momento.

Después de que lo arrestaran, Dimitro reconoció e incluso clamó haber cometido decenas de otros asesinatos. Mientras que su mujer, Natalia, identificó más de 30 rostros de mujeres desaparecidas en el sur de la Rusia. Durante el allanamiento de su casa, la policía encontró 7 bolsas con partes de cuerpos en su refrigerador así como fotografías de cuerpos humanos y recetas de como cocinar carne humana en el cuerpo de Natalia, según el medio Komsomolskaya Pravda que cubrió esta historia lúgubre.

De acuerdo con el medio eslavo, Dimitri es un huérfano de Siberia que fue adoptado por un pareja que no podía tener hijos. Era adolescente cuando su madre Svetlana murió de cáncer y su padre adoptivo lo echó de casa. Antes de partir, prendió fuego a su dormitorio.

"Traté de ayudarlo, le encontré trabajo en varias ocasiones, ¿Qué más puedo hacer? No tiene sentido hablar con él. Sus ojos son de vidrio" dijo el padre del chico que luego conoció a Natalia, una mujer 7 años mayor que el con la que contrajo matrimonio.

Puede leer: Capturado el caníbal de los Llanos Orientales

Según pareciera, la obra macabra de la sórdida pareja comenzó en 1999, en una cena de navidad. En una de las fotografías filtradas se puede observar un plato en el que aparentemente reposa una cabeza humana rodeada de rodajas de mandarina. Lo que dijo la policía es que se trataría de Elena B., quien vivió en el mismo complejo militar que la pareja de caníbales.

Pero la historia de horror no termina allí, sino que existen sospechas de que Natalia, quien trabajó como enfermera en la academia militar de Krasnodar, haya alimentado con restos humanos a los cadetes del lugar. En estos momentos, la policía que ha logrado identificar los restos de dos mujeres asesinadas por la pareja está tratando de resolver las otras posibles muertes relacionadas con el caso de Dmitry Baksheev y su esposa Natalia, los caníbales de Siberia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.