Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/01/16 00:00

Arrestan testigos ‘estrella’ en caso Colmenares

Detenidos Jonathan Martínez, Jesús Martínez y Wilmer Ayola. Se cae acusación contra Carlos Cárdenas

Wílmer Ayola, Jesús Martínez y Jonathan Martínez. Foto: .

El proceso por el presunto homicidio del estudiante Luis Andrés Colmenares no deja de entregar nuevos elementos. Este miércoles, la Fiscalía solicitó la nulidad del proceso contra Carlos Cárdenas, investigado por ese supuesto asesinato, por considerar que los principales testigos de cargos en contra del estudiante le han mentido a la Fiscalía.


Se trata de Wílmer Ayola, Jonathan Martínez y Jesús Martínez, quienes serán investigados por falso testimonio, fraude procesal y fraude subvenciones (el que ha obtenido ayuda o subsidio de recursos públicos mediante engaño). Los tres eran considerados los testigos ‘estrella’ del caso Colmenares.


Semana.com estableció que minutos después de anunciar la nulidad de la acusación contra Cárdenas, el ente acusador capturó a dos de ellos: Jonathan Martínez y Jesús Martínez, por mentir a la justicia. En la tarde del miércoles se entregó Wilmer Ayola.


Los tres hombres, con los mismos argumentos, le han dicho a la Fiscalía que vieron el momento en que Colmenares era golpeado por varios jóvenes, entre ellos Carlos Cárdenas, Daniel Giraldo y Laura Moreno. Fue por sus testimonios que la Fiscalía preparó la acusación formal contra Cárdenas, programada para este miércoles. Pero las nuevas decisiones le dan un giro a este proceso que, de todas maneras, seguirá siendo investigado pero con otros elementos.


Para empezar, Jonathan Martínez, quien se hizo testigo en la época en que el expediente era liderado por el fiscal Antonio González, se ha negado sistemáticamente a entregar las pruebas que dijo tener sobre el hecho.


En sus declaraciones dijo que el 31 de octubre del 2010 tenía una cita en la discoteca Penthouse, con Daniel Giraldo, un estudiante de 22 años a quien supuestamente conocía de tiempo atrás. En esa misma discoteca, coincidencialmente, se encontraba Colmenares con un grupo de amigos. Aseguró que no llegó a la cita porque se extravió en el camino y que terminó en el parque El Virrey porque tenía una necesidad fisiológica. Fue en ese instante cuando, inexplicablemente, vio a su ‘amigo’ Giraldo (disfrazado de bebé) y a Carlos Cárdenas golpeando a Colmenares. 


Semana.com conoció en exclusiva que los investigadores rastrearon las actividades de Giraldo y encontraron que este no fue a la mencionada discoteca y que, por el contrario, fue a una fiesta de disfraces en el restaurante ‘5mentarios’, en el sector de El Salitre, en el occidente de Bogotá. La Fiscalía tiene registros de ese evento, donde Giraldo estuvo en la noche del 30 y la madrugada del 31 de octubre. 


Martínez también ha dicho que en el instante en que golpeaban a Colmenares recibió llamadas a su teléfono celular. Los investigadores le pidieron el número que utilizaba en esa época para revisar técnicamente si fue a la zona aledaña al parque El Virrey, pero este dijo haberlo olvidado. Posteriormente, entregó un número cuyo rastreo no arrojó evidencia de haber estado en ese lugar.


Quienes están a cargo de las pesquisas empezaron a dudar de su testimonio, entre otras cosas, porque aseguró que Colmenares fue golpeado entre la 1:00 y la 1:30 de la madrugada. Sin embargo, a esas horas Colmenares se encontraba en la discoteca y fue uno de los últimos en salir de allí, hacia las 3:00 a. m.


Este testigo ha sido confrontado por fiscales en los últimos días y ha mostrado nerviosismo. Tal vez por eso en su cuenta de Twitter escribió  cosas que desconciertan a la Fiscalía. Al referirse a la fiscal Marta Lucía Zamora, quien lleva el proceso, asegura: “Manos sucias..! Dinero! Manipulación de información, esto no me gusta para nada! En otro trino escribió: “No confío en nadie. Necesito fuerzas”. Posteriormente, escribió: “Definitivamente en el #casocolmenares ya no se sabe quién está con uno..! No me confío de nadie”.


“Si se trata de un testigo protegido, ¿cómo se entiende que ande en Twitter haciendo comentarios de ese tipo? ¿Buscará protagonismo?”, se pregunta un investigador.


El costeño y el vigilante


El otro testigo es Jesús Martínez, un barranquillero vendedor callejero de licor, quien también sostuvo haber presenciado el momento en que Cárdenas, Giraldo (vestido con un disfraz de bebé) y Laura Moreno golpeaban a Colmenares.


Jesús aseguró que al estudiante lo golpearon entre la 1:30 a. m. y la 1:45 a.m., una hora que no concuerda con los hechos investigados. Lo mismo ocurre con el detalle de los zapatos de Laura, de quien indicó calzaba plataformas, pero ella asegura que llevaba baletas. Jesús entregó la supuesta placa de la camioneta en la que habrían montado a Colmenares después de recibir los golpes. Pero estas no coinciden con un vehículo de esas características.


Pero hay algo más grave. Jesús, según pruebas que tiene la Fiscalía, ha pedido dinero a los intervinientes del proceso bajo el argumento de entregárselo a una persona que, supuestamente, conocía el lugar  a donde llevaron sin vida al joven universitario antes de devolverlo al caño del Parque El Virrey.


Aseguró que esta persona podría ayudar en el caso. Los investigadores dieron con este hombre, quien dijo no saber nada del asunto de Colmenares y que el dinero que recibió era para una exesposa de Jesús.


El tercer testigo es Wílmer Ayola, de 33 años , excoordinador de celaduría en un edificio del occidente de Bogotá, quien dijo que había abandonado su sitio de trabajo en la madrugada del 31 de octubre del 2010 para cumplir una cita en la zona rosa. 


Fue allí donde, al parecer, vio a Carlos Cárdenas golpear con una botella a Colmenares. Los abogados de Laura Moreno descubrieron que en esa madrugada, Ayola estaba en su lugar de trabajo. 


La Fiscalía revisó su testimonio. En una primera declaración, Ayola dijo que del parque El Virrey había ido a su casa. Pero en una segunda declaración aseguró que de ese sitio fue a su sitio de trabajo, del que estaba evadido, para firmar las planillas de celaduría. Su versión presenta inconsistencias y por eso la Fiscalía ha concluido que también engañó a la justicia.


Los testimonios de estos testigos presentan tantas fisuras, que, por esa razón, el ente acusador no solicitó la orden de captura en contra Daniel Giraldo y echó para atrás la acusación contra Cárdenas.


Con esto se podría ver afectado el proceso paralelo de Laura Moreno y Jessy Quintero, pues estos testigos han mencionado en especial a Laura como partícipe del episodio en el que habría muerto Colmenares. Sin embargo, fuentes de la Fiscalía aseguran que pueden sostener el juicio contra ellas porque existen otras pruebas indiciarias.                                                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×