Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/8/2017 8:11:00 PM

Murió la mujer que buscó una Colombia libre de asbesto

Ana Cecilia Niño demandó a la Nación por no prohibir el material al que estuvo expuesta durante 17 años, y que le causó cáncer.

Después de una batalla con el cáncer que le provocó estar expuesta durante años al asbesto, Ana Cecilia Niño falleció este domingo, informó su esposo por medio de un sentido mensaje en redes sociales.

“Hoy partió de este mundo el ser que yo más amo, Ana C. Niño, mi esposa, mi maestra y mi guerrera favorita. Comparto esta entrada con quienes la conocieron y con quienes aun sin conocerla apoyaron su lucha contra el asbesto, y admiraban al igual que yo, su coraje, su valentía y su alegría”, escribió su marido Daniel José Pineda González.

“Sí es posible luchar por construir sin tóxicos que nos contaminen, sí es posible sonreír aun en las más fuertes tempestades, sí es posible ser feliz aun con una enfermedad como el cáncer mesotelioma”, añadió en el mensaje que solicitaba compartir. “Sí es posible creer en un planeta mejor, más humano, más sano y más sostenible”.

Puede leer: La mujer que demandó a la Nación por no prohibir el asbesto

Ana Cecilia convivió con un enemigo que de forma silenciosa se fue instalando en su cuerpo y la carcomió por dentro, después de que vivió 17 años en Sibaté y estuvo expuesta al asbesto o amianto en los lugares de almacenamiento de desechos al aire libre de la planta de Eternit.

El 22 de febrero de 2013 se casó con Pineda González, un físico de familia boyacense, padre de Ana Sofía, su única hija. Año y medio después, el 5 de septiembre de 2014, recibió la noticia. En el hospital Meredi, tras una biopsia que le practicaron a su tejido pulmonar, el diagnóstico arrojó: “Compromiso de la pleura por tumor maligno de célula grande apoyado en los marcadores inmunohisoquimicos que confirman la presencia de Mesotelioma”.

A Ana Cecilia le extrajeron el pulmón izquierdo, la pleura, el pericardio y todos los músculos y ganglios adyacentes, pero se confirmó plenamente la presencia de Mesotelioma maligno. Se sometió a decenas de radioterapias y quimioterapias para intentar evitar el avance del tumor.

En video: Así era la vida de Ana Cecilia, la mujer que murió víctima del asbesto

El Mesotelioma es una clase de cáncer que afecta a la pleura, esa membrana que recubre los pulmones. Entre el 70 y 80% de pacientes diagnosticados son producto de años de exposición al asbesto o amianto.

La mayoría de personas diagnosticadas por lo general estuvieron expuestas a respirar fibras de ese material tóxico mineral en algún momento de su vida, y cuando se les descubre la enfermedad esta se encuentra en una fase muy avanzada, por lo que el tratamiento curativo es insuficiente.

En el mundo solo el 10% de los pacientes con Mesotelioma han vivido más de cinco años desde el diagnóstico.

El asbesto o amianto es una fibra de tipo mineral empleada en diversos procesos industriales y comerciales, gracias a su flexibilidad, durabilidad, resistencia, y a su bajo costo. Se utiliza como una de las materias primas para fabricar pastillas para frenos de vehículos, embragues, aires acondicionados, empaques, pinturas, pero sobre todo a la producción de tejas y tanques de agua. Está prohibido en más de 50 países industrializados.

Le puede interesar: Asbesto, enemigo mortal

A mediados del año pasado, Ana Cecilia y su esposo demandaron al Estado colombiano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Al reclamar la protección a los derechos fundamentales a la vida, la salud, un medio ambiente sano, y el derecho humano a la protección judicial, le pedían a la CIDH una serie de medidas cautelares.

Entre otras, que el Estado colombiano tomara las medidas tendientes a la prohibición del asbesto o amianto en procesos industriales o de cualquier índole, por su alto grado de amenaza y peligro del medio ambiente sano en las comunidades que viven en cercanías a las empresas que trabajan con este agente tóxico, como le ocurrió a Ana Cecilia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.