Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2015 7:11:00 AM

Asesinan a campesino que reclamaba tierras en Córdoba

El crimen de Octavio Avilés Guerra se produjo en Ayapel, Córdoba. Su familia reclamaba parte del predio No hay como Dios, ubicado en Turbo, Antioquia.

El pasado 18 mayo fue la última vez que el campesino Octavio Avilés Guerra estuvo en las tierras que su madre, Teresa Isabel Guerra, estaba reclamando.
 
Según Gerardo Vega, director de la fundación Forjando Futuros, ese día Avilés estuvo visitando los terrenos, en compañía de funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras.
 
Lo que la familia de este hombre estaba reclamando es una parte de las 66 hectáreas de la finca No hay como Dios, ubicadas en la vereda Puya Arriba, del corregimiento San José de Mulatos, de Turbo, Antioquia. Dichos predios fueron englobados, continúa Vega, en lo que finalmente se conoce como finca La Corona, que a partir del año 2005 fue adquirida por el magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt y su esposa Martha Ligia Patrón.

Según Gerardo Vega, director de la fundación Forjando Futuros, ese día Avilés estuvo visitando los terrenos, en compañía de funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras.
 
El magistrado Pretelt, sin embargo, aseguró que las tierras que estaba reclamando Avilés no eran las suyas. “Sospecho una concertación de fuerzas oscuras. Nada tiene que ver el señor Avilés asesinado en Ayapel Córdoba con mis predios”, trinó.
 
Según el coronel Carlos Vargas Rodríguez, comandante de la Policía de Córdoba, Guerra Avilés, de 57 años de edad, fue asesinado al parecer de dos disparos en el pecho (aún falta que se le practique la necropsia). El crimen ocurrió en el municipio de Ayapel.
 
“Tenemos un equipo de investigadores, que en compañía de la Fiscalía están tratando de establecer los móviles del crimen”, dice. El coronel es enfático en advertir que es absolutamente prematuro conjeturar que el homicidio de Avilés tenga que ver con las reclamaciones que estaba adelantando su familia, especialmente su madre, doña Teresa Isabel.
 
“Lo que podemos decir al respecto es que el señor no figura en las bases de datos de reclamantes de tierras. Su mamá sí figura. Y estamos haciendo la investigación del caso, para ver si el crimen tiene o no relación con el tema de tierras. O si es una lamentable muerte violenta asociada a otro móvil”.
 
La Hacienda La Corona, ubicada entre el norte de Turbo y Arboletes, es una extensión de tierra que adquirió el magistrado Pretelt en el año 2005, que anteriormente se dividía en las fincas Berlín (62 hectáreas), La Bonga (26 hectáreas), Dos Bocas (42 hectáreas), Alto Bonito (46 hectáreas) y No hay como Dios (de 66).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?