Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/15/2015 9:00:00 AM

“Fueron atacados con artefactos explosivos, granadas y armas de fuego”

El general Mario Valencia, comandante de la Tercera División del Ejército, confirmó que la muerte de once soldados y los 20 heridos en Cauca no fueron producto de un enfrentamiento.

En un comunicado de cinco puntos el Ejército resolvió la gran incógnita que envuelve a los colombianos tras la muerte de una decena de soldados a manos de las FARC, en Cauca: ¿ese hecho fue producto de un combate o una emboscada?
 
Aunque en términos prácticos la respuesta no cambia el resultado fatal de la tragedia que hoy enluta al Ejército de Colombia, los detalles de la misma sirven para aclarar si la guerrilla de las FARC violó o no el anunciado cese unilateral de hostilidades propuesto en diciembre del año pasado.
 
Y el tema cobra mayor importancia porque hace apenas cinco días el presidente Juan Manuel Santos prorrogó por un mes más el cese a los bombardeos contra los campamentos de esa guerrilla, "las informaciones que me han suministrado el ministro de Defensa y los altos mandos militares indica que durante este mes las FARC han mantenido y respetado el cese del fuego unilateral", explicó el mandatario el jueves pasado para justificar su decisión.
 
No obstante, en el comunicado que el comandante de la Tercera División del Ejército, el general Mario Augusto Valencia, publicó este miércoles en la página web de la entidad, da algunas pistas sobre lo que pudo haber ocurrido.
 
En el primer punto del comunicado el general Valencia aclara que las tropas de la Fuerza de Tarea Apolo se hallaban en una operación de control territorial para garantizar la seguridad de la población civil que vive en la vereda La esperanza, del municipio de Buenos Aires, un caserío a casi dos horas del casco urbano municipal.
 
Pero en ese mismo primer punto el oficial usa los siguientes términos: “fueron atacados con artefactos explosivos, granadas y armas de fuego, presentándose el asesinato de un suboficial y nueves soldados profesionales héroes de la patria”. Es decir, el general Valencia confirma las sospechas a la gran pregunta: se trató de un ataque y no de un enfrentamiento.
 
De ahí surge el otro gran interrogante: ¿Cómo logró la guerrilla atacar con tanta sorpresa y causar semejante daño a todo un pelotón de soldados entrenados en el arte de la guerra?
 
Varias fuentes de inteligencia militar consultadas por Semana.com concluyen que eso sólo pudo ocurrir mediante el delinquir de los llamados 'pisasuave', que son un grupo élite dentro de la guerrilla entrenado para romper la seguridad perimetral de un campamento militar.
 
Las fuentes explicaron que la labor de esos guerrilleros es acercarse silenciosamente a la guardia del campamento y con armas blancas atacar a los centinelas. Muchas veces eso lo hacen sólo para robar el arma de dotación, pero otras veces es una táctica para atacar con gran sorpresa al enemigo.
 
Sólo eso explica que los soldados de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, un grupo élite entrenado para perseguir y combatir a las FARC, haya sido atacado con tanta sorpresa y con los resultados fatales que ya se conocen.
 
A todo ello se suma que la estructura guerrillera a la que se le endilga el hecho no es cualquier aparecida. Se trata de la columna móvil Miller Perdomo de las FARC, agrupación subversiva que hace presencia en el noroccidente de Cauca, entre los municipios de Buenos Aires, Morales y Suárez.
 
Cabe recordar que en el último municipio se produjo el bombardeo que en el 2011 acabó con la vida de Alfonso Cano, máximo jefe del grupo guerrillero.

La columna Miller Perdomo, las estructuras Alirio Torres, Gabriel Gálviz y Libardo García pertenecen al Bloque Móvil Arturo Ruiz de las FARC, que se mueve en el  suroccidente colombiano, entre los departamentos de Valle, Cauca y Nariño.
 
Con esas columnas las FARC garantizan su accionar en varios puntos de las cordilleras Central y Occidental, y forman un corredor estratégico no sólo para mover sus hombres, sino para el tráfico de armas y cocaína.
 
Fuentes oficiales indicaron que el ataque donde murieron los once militares en Cauca,fue coordinado por un jefe guerrillero de la Miller Perdomo identificado con el alias de 'Chichico'.
 
Ese mismo subversivo estuvo involucrado en otro incidente reciente ocurrido en marzo y en el que un militar murió y otros tres resultaron heridos, al caer en un campo minado en el sector de Patio Bonito, en el corregimiento de Timba, zona rural de Buenos Aires, Cauca. En su momento, el general Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, se lo atribuyó a alias 'Chichico'.
 
Aún es muy temprano para sacar conclusiones sobre las consecuencias que dejará este fatal hecho a las conversaciones de paz en La Habana.
 
Sin duda será un momento difícil para ambas partes, ya que la región donde murieron los once militares es custodiada por guerrilleros que responden a las órdenes de 'Pablo Catatumbo', uno de los negociadores que están sentados en la mesa de diálogos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.