Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2013/01/24 00:00

Así cayó ‘Puntilla’, el capo del ‘Bronx’

Hasta Risaralda viajó un grupo especial de la Policía para capturar a Jhon Fredy Raigosa.

Alias ‘Puntilla’, señalado capo de la calle del ‘Bronx’ fue capturado en Risaralda. ' Foto: Cortesía Policía

Durante tres días un grupo especial de 25 hombres de la Sijín de Bogotá se arrastró, literalmente, entre la manigua, los matorrales y la maleza que había en inmediaciones de una hacienda ubicada en la parte alta de Belén de Umbría, en Risaralda. La razón: lograr la captura de Jhon Fredy Raigosa Guerrero, el segundo cabecilla de una de las mafias que delinquen en la deprimida zona del Bronx, en Bogotá.

Los uniformados de la Policía lograron establecer que Raigosa, alias ‘Puntilla’, estaba en ese sector desde diciembre pasado. “Una llamada telefónica lo delató –cuenta un investigador–, ya que su jefe, alias ‘Rigo’, le dijo que se fuera para allá porque en Bogotá lo podían capturar”.

‘Rigo’ y ‘Puntilla’ controlan la mitad del tráfico de drogas en el ‘Bronx’. Oriundos de Risaralda, ambos conseguían la marihuana en Cauca y la cocaína en Guaviare, según lo documentó la Policía, que realizó un trabajo de inteligencia que se inició en julio pasado, cuando el general Luis Eduardo Martínez, comandante de la Metropolitana de Bogotá, les declaró la guerra a las mafias del sector, que se hacen llamar ‘ganchos’.

El ‘gancho de Rigo’ se autodenomina ‘Manguera’ y es uno de los siete que delinquen en el ‘Bronx’. Pero no sólo están en la capital de la República. En el Eje Cafetero crearon una banda criminal a la que llamaron los ‘Rolos’, compuesta por cerca de 150 hombres armados con fusiles a quienes les encargaban asesinatos selectivos en la zona por cuenta de deudas con el narcotráfico.

Desde allí también manejaban una red de jíbaros en las llamadas plazas de vicio de Pereira y los municipios aledaños.

“En el ‘Bronx’ operaba una organización similar compuesta por unos 100 hombres denominados ‘sayayines’, responsables del control y la venta de estupefacientes, cobros y ajuste de cuentas. Las investigaciones judiciales dan cuenta de por lo menos una decena de homicidios selectivos a manos de ‘Puntilla’”, indicó el general Martínez.

Por eso la importancia para la Policía de capturar a este hombre y dejarlo a buen recaudo de la justicia para que responda por los delitos de concierto para delinquir, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, homicidio, tráfico ilegal de armas de fuego y munición, por los cuales era requerido.

De allí el cerco que le tendieron los 25 hombres que se fueron acercando hacia la casa de la lujosa finca llamada Bellavista, nombre dado porque desde allí se tiene una visual hacia los municipios de Anserma, Viterbo, Cartago, entre otros. La posición de la hacienda, de 14 hectáreas, les permitía detectar cualquier movimiento de la fuerza pública.

Por eso, los hombres de la Sijín se movían por entre el suelo, muy despacio, para no ser descubiertos. “Es casi indescriptible lo que habría sucedido si nos hubieran visto”, agregó el investigador.

Finalmente, en la madrugada del martes, cuando ‘Puntilla’ aún dormía, ingresó el escuadrón de la Sijín que logró reducir, además del cabecilla, a los cuatro hombres que lo custodiaban, los cuales no pudieron ser detenidos porque sobre ellos no hay un requerimiento de la justicia.

Una vez sacado de la zona, fue trasladado hasta un aeropuerto cercano donde los esperaba un avión que lo llevó de regreso a la misma ciudad de la que había huido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×