Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1980/12/11 00:00

Así cayó 'Rasguño'

El poderoso líder del cartel del norte del Valle del Cauca estaba convencido de que haciéndose pasar por mexicano podría usar a Cuba como su refugio.

Cuando las autoridades cubanas detuvieron a Hernando Gómez Bustamante, alias 'Rasguño', tenían ni idea de que se trataba de uno de los 10 narcotraficantes más buscados del mundo. Durante los últimos años su verdadera apariencia física fue todo un misterio.

Tengo que confesarles que compré este pasaporte en México por 500 dólares, me lo trajeron de Naucalpan, pero realmente soy colombiano". Ya no había nada que hacer. Después de 10 días de haber caído con un pasaporte mexicano falso a nombre de Arturo Sánchez Cobarrubia, Hernando Gómez Bustamante se vio obligado a relatarles a las autoridades cubanas una versión acomodada de la historia de su vida.

El capo del cartel del norte del Valle sostuvo que por seguridad viajaba con otra identificación porque era un importante hacendado que vivía en la hacienda El Vergel en Cartago y que era muy reconocido en la región por sus actividades ganaderas y agrícolas. Con lo que no contaba el narcotraficante era con la astucia de algunos de los agentes cubanos. Le descubrieron a 'Rasguño' en su equipaje otros documentos de identificación con su verdadero nombre y de inmediato alertaron a la Dirección Antidrogas de La Habana para que averiguara quién era realmente.

Cuando el jueves pasado el director antinarcóticos de la Policía, general Luis Alberto Gómez Heredia, recibió el fax del Ministerio del Interior proveniente de La Habana, quedó pasmado. Según la comunicación, tenían detenido a uno de los narcotraficantes más buscados del mundo y los cubanos no lo sabían. Ya el jefe de cartel había confesado que su verdadero nombre era "Hernando Gómez Bustamante, conocido por 'Rasguño', natural de Águila del Valle, hijo de Libardo y María". También dijo haber nacido el 14 de marzo de 1958.

De acuerdo con la información del coronel Antonio Ayra Arias, de la Dirección Antidrogas de Cuba, el narco arribó el 29 de junio procedente de Caracas en el vuelo Aeropostal No. 830. Portaba el pasaporte No. 04380006702 expedido en México el 19 de febrero de 2004.

Esta información estremeció los cimientos de la Dirección General de la Policía. Sin perder un segundo, los oficiales de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Dijin se comunicaron con los agentes cubanos para informarles con lujo de detalles la vida criminal de este hombre. Durante tres años este grupo, junto con agentes de la DEA, había dedicado todos sus esfuerzos para encontrar en algún rincón de Colombia al escurridizo capo.

Lo primero fue la confirmación de sus huellas dactilares. Pero una vez identificado, en la DEA estaban particularmente preocupados por lograr que a través del gobierno colombiano, 'Rasguño' fuera enviado directamente a Estados Unidos, en donde enfrenta cargos criminales en cortes de Washington, Houston, Tampa, Nueva York y Virginia, por los delitos de conspiración para importar, comercializar y distribuir narcóticos y por lavado de activos. Pero sirvieron más las súplicas de Gómez Bustamante, quien le pidió al gobierno de Fidel Castro que no lo entregara a la justicia estadounidense. Y sus deseos se cumplieron. Esta misma semana en un avión de la Policía y acompañado por oficiales de la Dijin y de Antinarcóticos llegará a Colombia Hernando Gómez Bustamante y será recluido en la cárcel de Cómbita. Su estrategia de tratar de refugiarse en la isla le ha servido hasta ahora para evadir su extradición inminente.

La conexión mexicana

Los hombres de inteligencia de la Policía han logrado establecer que 'Rasguño' iba a ser protegido en Cuba por Vicente Carrillo, hermano de Amado Carrillo Fuentes, temible jefe narcotraficante mexicano conocido como 'El Señor de los Cielos' y quien murió en 1996 durante una cirugía plástica. Los hombres utilizarían la isla como refugio de sus negocios, a sabiendas de que allí no serían extraditados a Estados Unidos. Después de haber sido entregado a la justicia estadounidense, Alejandro Bernal Madrigal, el hombre de la Operación Milenio, le dijo en una entrevista a Gerardo Reyes de El Nuevo Herald que su compadre y socio Carrillo se mantenía en Cuba. "Si quieres llegar a la isla y quedarte viviendo allá bien tranquilo, cinco millones de dólares a Fidel y no te toca nadie. Cuba es un paraíso mi rey, si usted no va a matar a nadie ni hablar de política". Bernal le dijo además que él utilizó la isla en muchas oportunidades para hacer reuniones con socios de la organización que lo buscaban desesperados para continuar con los negocios de droga tras la muerte de su amigo. "Si tú vieras la cantidad de poderosos mexicanos que tienen su residencia en Cuba", le dijo Bernal al periodista.

Tal vez por eso 'Rasguño' no dudó un segundo en escoger a Cuba. Consideraba que sería el escondite ideal para librarse de la persecución de la Dijin y la DEA; además contaba con la protección de un gran capo de la mafia mexicana. Pero el destino le jugó una mala pasada, y aunque contó con la suerte de ser traído de nuevo a Colombia, no ha logrado librarse del fantasma de la extradición.

Un peso pesado

Luis Hernando Gómez Bustamante es un hombre clave dentro del mundo de la mafia. De 46 años, alto y fornido. En la única entrevista que ha concedido le dijo a SEMANA que a la edad de 15 años recibió un tiro en la mejilla que le dejó una cicatriz de la que le viene el apodo de 'Rasguño', como lo llaman en las entrañas del narcotráfico, en el que hizo carrera durante 25 años.

El lugar en que más saben su historia es en Cartago (Valle), donde vivió toda su vida. A los 28 años, en 1986, era empleado de una gasolinera; su nombre estaba reportado en la central de deudores morosos de Datacrédito y no poseía ninguna propiedad. Un año después, en 1987, ya tenía 200 millones de pesos y había creado su primera empresa, Vizcaya Ltda., dedicada a la construcción, la agricultura y la ganadería. Tan sólo dos años después, gracias a una amnistía tributaria, legalizó su fortuna oculta y declaró 5.600 millones de pesos. En esa época se le conocía como un ganadero que manejaba sus enormes fincas, proveía de leche a todo el norte del Valle y ya tenía grandes negocios de venta de carne a supermercados y tiendas a escala nacional.

Aunque su fachada de ganadero le sirvió para despistar a las autoridades, durante la siguiente década vivió en el mundo de la mafia bajo el mando de José Orlando Henao Montoya, uno de los miembros del 'clan Henao', una poderosa organización del narcotráfico conformada por amigos de la misma región. Tras el asesinato de Henao, el 5 de noviembre de 1998 en la cárcel La Modelo de Bogotá, 'Rasguño' fue consolidando su poder y hoy, tanto las autoridades como los mismos narcotraficantes, lo señalan como el hombre que maneja muchos de los hilos de la mafia en Colombia.

Gómez Bustamante pudo pasar muchos años camuflado entre la sociedad vallecaucana. En la Fiscalía nunca se abrió una investigación en su contra. Sin embargo, la justicia norteamericana lo pidió en extradición e incluyó varias de sus empresas en la lista Clinton. Frente al temor de terminar en una cárcel de Estados Unidos, 'Rasguño' logró convencer a dos fiscales estadounidenses de venir a Colombia para reunirse con él como vocero de los narcos. Sin embargo, a principios de octubre del año pasado se acabó definitivamente toda posibilidad de negociar cuando la fiscal del caso, Bonnie Klapper, le puso como condición que se volviera informante y que testificara sin limitaciones. Buscaba que varios capos se entregaran masivamente. Para ellos, esta propuesta era el equivalente a un suicidio colectivo. Al final todo se vino al piso cuando la fiscal recibió un mensaje contundente de 'Rasguño': "Nunca en mi vida voy a ser sapo".

Sin embargo, la fiscal Klapper no se quedó quieta. Logró convencer a Alveiro Monsalve, lavador de dólares de 'Rasguño' y quien se había sometido a la justicia estadounidense, de que le contara todo lo que sabía de su ex jefe. Monsalve le reveló todas las maniobras financieras que utilizaban Gómez Bustamante, su esposa, sus nueve hermanos y 11 de sus cuñados para ocultar su dinero ilícito. Y gracias a su confesión, la justicia estadounidense logró pedirlo en extradición, junto con Arcángel Henao, capturado recientemente en Panamá, y cuatro socios más de la organización. Con las delaciones de Monsalve fue posible detectar los bienes y las sociedades de fachada de Gómez Bustamante, pero a su padre, un zapatero de Cartago, le costó la vida. Fue asesinado mientras las autoridades de la Dijin, Estupefacientes y Fiscalía adelantaban un gigantesco operativo en el que ocuparon 202 propiedades del capo y se desplomaba todo su sistema financiero calculado en 100 millones de dólares.

La operación se desarrolló en Cartago pero se extendió a Montería, Medellín, Cali y Pereira. Sin embargo, sólo las 65 propiedades rurales incautadas en Cartago tienen un área de 3.800 hectáreas, lo que corresponde al 58 por ciento del área total cultivable de ese municipio.

Las dos grandes haciendas ocupadas que están a nombre de Gómez Bustamante son El Vergel en Cartago, de 450 hectáreas, y Mochalito en Montería de 750 hectáreas. En la primera, que era su finca favorita, tenía cría y levante de ganado, pero según las autoridades días antes del operativo alcanzaron a sacar 1.600 cabezas de ganado de las 2.000 que había en el lugar.

La operación movilizó 400 uniformados, 25 fiscales, 20 procuradores, 10 funcionarios de estupefacientes y seis agentes de la DEA. Después de este inmenso operativo en que 'Rasguño' vio sucumbir toda su estructura financiera, sintió pasos de animal grande y pensó que su captura era cuestión de días. Desesperado acudió a Carlos Castaño para buscar a través de las autodefensas camuflarse en un posible acuerdo de paz. Era su última carta, pero nunca pudo completar la que consideraba una jugada maestra. Su amigo desapareció del panorama y entonces quedó completamente solo. Los 25 años de carrera delictiva impune, de Hernando Gómez Bustamante alias ' Rasguño', finalmente terminaron el pasado 29 de junio en La Habana. Ese día, su disfraz de inocente mexicano no fue suficiente para ocultar que en realidad se trataba de un poderoso narcotraficante colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.